TikTok se enfrenta a acusaciones por discriminar a sus usuarios

TikTok protagoniza la última polémica que cuestiona a las redes sociales como espacios de libertad

tiktok

Las redes sociales están configurando una realidad paralela en la que no cabe lo diferente o lo, simplemente, humano. La difusión de insanos arquetipos de belleza, que tanto daño están haciendo a jóvenes con trastorno de conducta alimentaria, son solo la punta del iceberg.

TikTok, por ejemplo, bloquea a usuarios con sobrepeso, pero también con discapacidades, miembros de la comunidad LGTBI o a quienes manifiestan opiniones políticas.

Esta red social protagoniza la última polémica sobre las redes sociales. En ellas, nada debe perturbar la imagen de un mundo feliz, creado a imagen y semejanza de la voluntad de desarrolladores y dueños de estas plataformas. Hay que eliminar las punzantes aristas de la realidad con filtros embellecedores o taponar cualquier vía por la que pueda filtrarse la vida líquida que moja y empaña la pantalla del smartphone.

La propagación de discursos de odio o fake news, son solo una muestra de la capacidad de estas plataformas para construir una realidad que, a cada día que pasa, se parece menos a la calle y más a un escaparate en el que vender productos e ideologías. También personas convertidas en «marcas».

Eso sí, la ideología se debe ajustar a la voluntad de quienes nos ofrecen esas redes como espacios de libertad y desintermediación. «Gente real y vídeos reales», así se define TikTok…¿seguro?

tiktok y los campos de concentración chinos

“Vas a bajar el rizador de pestañas y usarás tu teléfono para buscar lo que está sucediendo en China, cómo funcionan sus campos de concentración, en los que arrojan musulmanes inocentes, separando a las familias unos de otros, secuestrándolos, asesinándolos, violándolos, obligándolos a comer carne de cerdo, obligándolos a beber, obligándolos a convertirse”. De esta forma, la joven Feroza Aziz denunciaba en TikTok los campos de concentración para musulmanes en China, a través de un supuesto tutorial de maquillaje que buscaba captar la atención de los usuarios.

La joven Feroza Aziz denunciando en TikTok los campos de concentración para musulmanes en China.

Su mensaje fue rápidamente bloqueado por los moderadores de la red social, que cuenta con 500 millones de usuarios y es propiedad de la compañía china ByteDance. Solo después de recibir críticas por ello, un portavoz pidió disculpas achacando el bloqueo a un error humano.

La cosa no acaba ahí. Recientemente han salido a la luz documentos internos de TikTok, a los que ha tenido acceso el portal Netzpolitik, en los que aleccionaba a sus moderadores de contenido a limitar la difusión de las publicaciones de «usuarios especiales», como personas con discapacidades visibles, sobrepeso o pertenecientes a la comunidad LGTBI.

Entre las discapacidades susceptibles de ser clasificadas por TikTok se encontraban las condiciones físicas y mentales, incluyendo la desfiguración facial, el autismo y el Síndrome de Down. También se clasificaba dentro de esta categoría a las personas con marcas de nacimiento en la cara o estrabismo, según los documentos que han salido a la luz.

TikTok

«usuarios especiales»

«Esta aproximación no pretendía en ningún momento ser una solución a largo plazo y aunque teníamos una buena intención -evitar el ciberacoso-, nos dimos cuenta de que no era la postura correcta», ha asegurado un portavoz de la empresa. TikTok ha informado de que las políticas de moderación para estos “usuarios especiales” han sido modificadas por otras nuevas que no restringen las publicaciones de estos usuarios, sino que fomentan la interacción con la comunidad.

En España, Noel Nuez, Country Manager de TikTok, ha señalado a Europa Press que «TikTok es una plataforma en la que es posible expresarse libremente, teniendo la positividad y el respeto como nuestros valores principales».

Positividad y respeto a los valores de TikTok…Esta, como otras redes sociales, imponen su dictadura de la felicidad y unos valores que, según podemos ver en la propia web de la plataforma consisten en “la expresión creativa mediante videos que generan una experiencia de autenticidad, inspiración y alegría”.

las redes sociales son empresas

Conviene recordar pues que, tal como explica en Nobbot, María Lázaro, autora de “Community manager. La guía definitiva”, que “las redes sociales no son ni nunca lo fueron (o al menos no lo único) ese entorno digital en el que contactar, conectar, compartir, publicar y acceder a nuevos contenidos de forma libre y espontánea. Las redes sociales son empresas que cotizan en Bolsa en la mayoría de los casos, con una cuenta de pérdidas y ganancias”.

“Plataformas que tienen la potestad de ordenar, clasificar, acallar o viralizar los contenidos merced al algoritmo que ellas mismas han programado”, concluye.

El problema, por tanto, quizás sea que estamos pidiendo a las redes sociales –a las multinacionales que hay detrás de ellas- lo que no pueden darnos: un sistema de valores ajeno a las cotizaciones en bolsa, valores que debemos buscar en otros lugares, como la escuela o la calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *