‘Blockchain’ y fútbol: ​​los ‘fan tokens’ atraen a aficionados y equipos como el FC Barcelona y el Atlético de Madrid

Las aplicaciones de la tecnología blockchain a las disciplinas deportivas están experimentando una aceleración definitiva. En concreto, en el fútbol ​​cada vez son más los equipos que recurren a conceptos como los fan tokens y las criptomonedas.

El objetivo, por un lado, es estimular la fidelización y participación directa de la afición. Y, por otro, obtener ventajas económicas.

Con la pandemia se han extendido nuevas formas de vivir el fútbol. Los partidos jugados a puerta cerrada orientaron a los aficionados hacia otras alternativas de participación a distancia. Así nació la emisión de tokens por parte de los clubes. ​​Se trata de información digital grabada en un registro distribuido. Esta se puede intercambiar mediante tecnología blockchain, sin intermediarios.

En concreto, el fútbol ha sido protagonista de la propagación de los llamados fan tokens. Son activos digitales basados en blockchain y diseñados para que los aficionados puedan acceder a ciertos bienes y servicios ofrecidos por los clubes de fútbol emisores. Comparten las características de los utility tokens, de los cuales constituyen una forma particular.

Adquiriendo fan tokens, los aficionados pueden obtener descuentos, ofertas reservadas, promociones y acceso prioritario a la compra de entradas para los partidos. Además, al menos, en teoría, pueden influir en la gestión del equipo a través de encuestas promocionadas en la plataforma. El usuario cuenta con tantos votos como fan tokens posee. Esto permite aumentar la interacción entre equipos y aficionados. Y ampliar la audiencia de los clubes, que pueden provenir de cualquier parte del mundo.

blockchain

Cómo conseguir fan tokens

En la actualidad, la mayoría de los fan tokens se emiten y transfieren a través de la plataforma Socios.com, basada en la tecnología blockchain de Chiliz. El usuario debe crear su propia cartera digital comprando tokens con la moneda oficial de Chiliz ($CHZ). Estos luego se pueden convertir en los fan tokens específicos emitidos por los diferentes equipos.

El objetivo principal de estas herramientas es garantizar la participación de los aficionados. Al mismo tiempo, constituyen una importante fuente de ingresos para los clubes, que luego se reparten con la plataforma según los acuerdos estipulados. Ya son muchos los equipos que se han asociado, de forma más o menos intensa, con Socios.

La plataforma patrocina las camisetas del Valencia, donde aparece el fan token del equipo levantino, $VCF. En el Reino Unido se presenta en las divisas del Manchester City y del Arsenal. En Italia, el fan token $INTER luce en las camisetas del Inter de Milán. Los principales clubes ya cuentan con sus fan tokens. El FC Barcelona tiene los $BAR y el Atlético de Madrid, los $ATM. Socios.com, hasta la fecha, tiene  más de cuarenta colaboraciones con equipos de fútbol de todo el planeta. Pero también con tres franquicias de la NBA, así como del automovilismo y de la lucha.

La magnitud del fenómeno es evidente. El pasado 12 de agosto se lanzaron los Arsenal Fan Tokens y la plataforma recibió 339 000 solicitudes por minuto. El Paris Saint-Germain, el primer club deportivo en colaborar con Socios.com, anunció el mismo día que el contrato con Lionel Messi prevé la inclusión de fan token. El argentino es el primer futbolista profesional en recibir token como parte de su sueldo. Existen también alternativas a Socios.com, como DigitalBits, que patrocina a la Roma.

token fútbol

NFT y deporte

Los fan tokens no son la única aplicación de la tecnología blockchain al deporte. Los tokens no fungibles, más conocidos con el acrónimo NFT, después de haber sido experimentados en el arte y la moda, ahora también triunfan en este sector. Aficionados y coleccionistas pueden, de hecho, acceder a contenidos exclusivos con garantías de autenticidad y seguridad de las transacciones.

Esto está asegurado, no solo por la tecnología blockchain, sino también por la singularidad que distingue a cada NFT. A diferencia de los fan tokens, vinculados a clubs específicos y de naturaleza fungible, los NFT tienen características unívocas. Esto los hace no intercambiables y, por lo tanto, insustituibles, únicos, como una pieza de colección.

A través de los NFT se han digitalizado trofeos y medallas, camisetas de jugadores, imágenes y cromos. Generan importantes ingresos para los clubes gracias a acuerdos de patrocinio específicos con las plataformas. Saliendo del fútbol, ​​en febrero pasado se ‘tokenizó’ un mate del jugador de la NBA Lebron James, y se vendió por 200 000 dólares (unos 173 000 euros). Los coleccionistas predicen que, en treinta años, este mismo NFT podría valer varios millones, igual que algunos cromos de jugadores de baseball de los años cincuenta o sesenta.

criptomonedas

Las incógnitas financieras

Aún falta pavimentar una regulación del fenómeno. De hecho, hacen falta formas adecuadas de protección para los que deciden apostar por estos instrumentos. Sobre todo cuando lo hacen como inversión financiera. Se trata de activos poco estables, ya que los valores dependen demasiado del rendimiento deportivo. De forma similar a lo que ocurre con las acciones de los clubes de fútbol cotizados, como el Manchester United o la Juventus.

Los fan tokens son más bien una forma de participación activa en la vida del club. Son comparables a los utility tokens, un tipo de criptoactivo que permite el acceso a los bienes o servicios del emisor sin determinar una inversión financiera. Esto significa que no están sujetos a la disciplina prevista para los instrumentos financieros. Con una consecuente mayor libertad en las transacciones.

Sin embargo, también se debe considerar que los fan tokens podrían, al menos en teoría, conceder derechos muy amplios. Hasta podrían llegar a equipararse con los security tokens, asimilados a verdaderos instrumentos financieros. Por ejemplo, se observó que la participación del aficionado garantizada por los procesos de ‘tokenización’ podría desembocar en la compra de acciones del equipo. Así como en la atribución de derechos para compartir ganancias y pérdidas. Solo es el principio, pero la disrupción digital también ha llegado al fútbol.

En Nobbot | Los creadores de Dogecoin reavivan el debate de las criptomonedas: ¿libertad o desigualdad?

Imágenes | Vienna Reyes/Unsplash, ZSun Fu/Unsplash, Emilio Garcia/Unsplash, Jeremy Bezanger/Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *