Aerotermia: así es la climatización catalogada como energía renovable

Aerotermia o cómo aprovechar el aire para climatizar nuestras casas

como funciona la aerotermia

La aerotermia gana adeptos a medida que las familias cancelan el contrato de gas natural para reducir su impacto.

Esta forma de climatizar las viviendas no emite gases de efecto invernadero junto a las personas y, si lo hace en algún lugar por formar parte del mix eléctrico, las emisiones decrecen con el tiempo al usarse cada vez más fuentes de energía renovables. ¿Sabes lo que es la aerotermia y cómo puedes ahorrar en casa contribuyendo a la descarbonización?

¿Qué es la aerotermia y qué tipos existen?

La aerotermia es una tecnología que utiliza la energía del aire para climatizar un espacio interior. Aunque la palabra suene futurista, el sistema de aire acondicionado de cualquier vivienda es una bomba de calor con tecnología de aerotermia que funciona, grosso modo, transportando el calor de un lado a otro. Es decir, hacia fuera de la vivienda en verano, cuando está en modo refrigeración, y hacia dentro de la vivienda en invierno, cuando está en modo calefacción.

El sistema, que se explicará a fondo más adelante, es tan eficiente que el Parlamento Europeo la nombró “energía renovable”. Para que el lector sin conocimientos técnicos entienda cómo de eficientes son estas máquinas, por cada kWh (kilovatio hora) de electricidad consumido, una bomba de calor libera entre 3 kWh y 7 kWh de calor o frío al interior de la vivienda.

Existen dos tipos principales de aerotermia: la aerotermia aire-aire, que usa aire para climatizar, y la aerotermia aire-agua, que transfiere el calor o frío al agua. La más sencilla de visualizar es la primera porque muchos ya la tienen en casa con un split.

Además, existen muchas formas de trabajar con estos sistemas. Por ejemplo, la aerotermia aire-aire se puede dar en forma de split o mediante conductos y la aerotermia aire-agua puede encontrarse mediante radiadores convencionales o suelo radiante. El uso de esta segunda opción ha llevado a la opinión pública a pensar que la aerotermia es cara. Spoiler: no lo es en absoluto.

Así funciona la aerotermia aire-aire

¿Cómo funciona la aerotermia aire-aire? En esencia, se trata de una ‘cinta transportadora de calor’ hacia dentro o fuera de la vivienda. Y sí, incluso el aire frío a 0 ºC tiene suficiente calor para calefactar una vivienda en invierno. El proceso que sigue el circuito durante el invierno (modo calor) es el que sigue:

bomba-de-calor-en-modo-calor

  1. El circuito de gas refrigerante (se llama ‘refrigerante’ siempre, tanto en modo frío como modo calor) recoge el calor del aire exterior.
  2. Un compresor comprime este gas y eleva su temperatura.
  3. Al entrar al interior, el split hace de intercambiador de calor. Lo libera al interior impulsando aire a través del intercambiador. En este proceso se condensa agua.
  4. El gas refrigerante sale al exterior frío, y allí se expande y se enfría aún más. Ya está listo para calentarse con el aire exterior.bomba-de-calor-en-modo-frio

En verano, cuando la bomba de calor está en modo frío, el circuito se invierte pero sigue la misma ruta:

  1. En la vivienda, el gas refrigerante se calienta con el calor del interior.
  2. Al salir, el compresor lo comprime elevando aún más la temperatura del refrigerante.
  3. En la unidad exterior, el refrigerante cede calor al ambiente. Aunque en el exterior haga 40 ºC a la sombra, el intercambio de calor se produce porque el refrigerante está más caliente.
  4. El gas refrigerante, a temperatura ambiente, pasa por una válvula de expansión que lo enfría muchísimo más. Y al entrar a la vivienda, se repite el ciclo.

Si la aerotermia es tan eficiente es porque ‘roba’ el calor del exterior en invierno y lo ‘cede’ al exterior en verano.

¿Cómo funciona la aerotermia aire-agua?

El mecanismo de la aerotermia aire-agua es prácticamente idéntico al de aire-aire, con una diferencia interesante: el intercambio de calor entre el refrigerante y el aire del interior de la vivienda se realiza entre agua y el refrigerante. Así, en modo calor el refrigerante transfiere calor al agua de un circuito, y en modo frío extrae calor de este circuito.

El modo más usado de esta tecnología es a través de suelo radiante. En modo calor el refrigerante calienta el circuito de agua y el calor emana del suelo, y lo contrario funciona en modo frío. Claro que no es necesario gastarse miles de euros en la instalación de suelo radiante, porque es posible cambiar la caldera de gas por la máquina de aerotermia y usar los radiadores convencionales.

¿Se puede ahorrar dinero USANDO LA CALEFACCIÓN con electricidad?

aerotermia como funciona

La climatización del aire acondicionado pasa de forma incondicional por una bomba de calor. Sin embargo, con mucha frecuencia las familias no dan el paso para electrificar la climatización en materia de calefacción y mantienen sistemas altamente contaminantes como calderas de gas, gasóleo, chimeneas o similares. ¿Es posible ahorrar calentando con electricidad, especialmente ahora que hay tres tramos en todos los contratos?

Lo cierto es que sí, aunque conviene destacar que los radiadores eléctricos no son una alternativa eficiente, como tampoco lo son los acumuladores de calor. Según Nergiza, portal especializado en climatización y uso de energía en casa, los precios de 2020 para obtener 1 kWh de calor son los siguientes:

  • Geotermia: 0,032 €/kWh.
  • Aerotermia: 0,041 €/kWh.
  • Gas natural: 0,055 €/kWh.
  • Acumuladores eléctricos: 0,078 €/kWh.
  • Gasoleo C: 0,084 €/kWh.
  • Pellets: 0,085 €/kWh.
  • Radiadores eléctricos: 0,142 €/kWh.

La geotermia es lo más eficiente, aunque no es viable en muchas ubicaciones y exige un nivel de reforma muy elevado. Por otro lado, la aerotermia es posible en todas partes. Aunque en algunas regiones excepcionalmente frías el rendimiento baja un poco, el ahorro debido a la altísima eficiencia suele ser viable en el momento en que se cancela el contrato de gas.

Aunque el precio de la electricidad oscila históricamente y tiende a crecer de forma paulatina, el precio del gas oscila menos pero aumenta más rápido. En especial a medida que los derechos de emisión se encarezcan para disuadir a los consumidores de contaminar o que los usuarios empiecen a electrificar su vivienda. Que menos personas tengan que hacerse cargo de los costes fijos de las canalizaciones hace que el gas se dispare.

¿Es la aerotermia sostenible?

aerotermia puede ser no sostenible

Una pregunta complicada es cómo de sostenible resulta la aerotermia o cuándo deja de serlo. Como toda tecnología, su sostenibilidad dependerá de su uso. Así, es una opción fantástica para reducir el impacto ambiental cuando sustituye a una caldera de gas o cualquier otra forma de climatizar que use combustibles, sin que ello signifique que su impacto es nulo.

Dado que la aerotermia usa electricidad en la vivienda, no emite gases de efecto invernadero durante su funcionamiento. Sí puede hacerlo en alguna central si el mix eléctrico depende de combustibles fósiles. Pero incluso así se trata de una mejor alternativa, por dos motivos: su eficiencia hace que sea mejor quemar gas en una central eléctrica que en las casas y no se contamina junto a las personas.

Un punto clave de la aerotermia es que una unidad instalada hace unos años es cada año menos contaminante solo por el hecho de que el mix de su país va nutriéndose cada vez más con energía de origen renovable. Con el gas natural esto no ocurre: una misma caldera contamina lo mismo, si no algo más, cada año.

Aprendiendo a usar la tecnología de climatización

Sin embargo, los últimos datos muestran que existe un problema cuando cada vivienda hace uso de su climatizador independiente, empezando por el hecho de que hace falta fabricar un sistema completo para cada casa. Al igual que la calefacción central es más eficiente que la individual, la aerotermia centralizada es más eficiente que la individual.

Además, su uso masivo en países cálidos (y cada vez hay más países con este perfil) hace que el consumo eléctrico se dispare. Como toda herramienta, conviene aprender a usarla. Por ejemplo, es más eficiente si la unidad exterior tiene algo de sombra en verano o si se usa en conjunción con un ventilador de techo. Además, conviene zonificar la vivienda para no climatizar estancias en las que no se está y huir de viviendas con mucha superficie exterior.

En Nobbot | El ‘Earth Overshoot Day’ llega cada vez antes: algo estamos haciendo mal

Imágenes | iStock/KangeStudio, iStock/MileA, Alexandre Lecocq

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *