Cincotrucos para evitar que te roben WiFi

Cinco trucos para evitar que te roben WiFi

Cuatro trucos para evitar que te roben WiFirouter-jazztel

Hoy en día vivimos en un mundo en el que siempre estamos conectados. Para mantener la conexión de datos desde teléfonos móviles y tablets el WiFi es fundamental, por eso mucha gente busca siempre este tipo de redes que le permiten preservar la tarifa de datos de sus dispositivos. No es raro que si no tenemos nuestra red inalámbrica bien protegida se pueda dar el caso de que alguien intente acceder a ella sin nuestro permiso. Para evitarlo vamos a ofrecer cinco trucos para evitar que te roben WiFi.

No es algo demasiado complicado de realizar y está al alcance de todo tipo de usuarios. Lo primero que debemos hacer es conectarnos con nuestro router, para lo cual sólo necesitamos un navegador web (Internet Explorer, Firefox, Chrome…) y la dirección de nuestra puerta de enlace, por lo general será: 192.168.1.1 En todo caso basta con abrir una consola desde Ejecutar en Windows, escribir CMD y ya tenemos nuestra consola. Aquí añadimos la opción: ipconfig, pulsamos intro y nos devolverá una serie de parámetros, como nuestra dirección IP, la del equipo desde el que estamos conectados, la máscara de red y la dirección IP de la puerta de enlace o Gateway. Esta última es la que tenemos que poner en la barra de direcciones de nuestro navegador.

ADMIN-router

A partir de aquí llegaremos a una pantalla en la que nos pedirá usuario y contraseña. Si no hemos entrado nunca, tendríamos que revisar la documentación de nuestro router, donde suele venir anotada. En todo caso, podemos contactar con nuestra operadora para que nos lo facilite. Una vez que tenemos acceso nos vamos a encontrar con una pantalla de acceso como la siguiente:

Oculta tu red, si no te ven no entran

El primer truco consiste en hacerse invisible. Nuestro router publica el nombre de nuestra red para que los dispositivos puedan encontrarla. Lo que podemos hacer es ocultar el nombre SSID de la red para que no lo publique. De esta forma se evita intentar acceder a una red que no nos muestra el teléfono o portátil.

Si utilizamos esta opción el mayor inconveniente es que cuando conectemos un nuevo dispositivo tendremos que añadirlo nosotros a mano. Es sencillo, basta con pulsar la opción de añadir nueva red inalámbrica, indicar su nombre, “Jazztel35”, por ejemplo, el tipo de cifrado y la contraseña de acceso. Volveremos sobre estos conceptos un poco más adelante.

Cambia el nombre de tu red

La segunda medida de precaución, si no queremos ocultar el nombre de nuestra red, lo que podemos hacer es cambiarlo. De esta manera la persona que quiere acceder a nuestra red WiFi sin permiso verá que ya hemos cambiado el nombre y que el router no tiene los parámetros de fábrica. En este caso es como indicar que va a ser más difícil el acceso y es más disuasorio.

Yo lo comparo con las barras de seguridad antirrobo que tienen muchos vehículos. Seguramente no evitarán un robo si alguien se empeña en llevarse nuestro coche, pero por otro lado, sabe que tiene más trabajo y será más fácil intentarlo por otro lado.

Cambia la contraseña de la red WiFi por defecto

cifrado-router

Esta es la medida más básica, que yo siempre recomiendo por dos motivos. El primero es por comodidad. La contraseña de la red WiFi siempre suele ser del tipo,ADFC454FSE*FSD1, una contraseña fuerte pero muy difícil de memorizar. Por eso cuando algún amigo o visita viene a tu casa y se quiere conectar a la red inalámbrica no nos la sabeos de memoria y tenemos que acudir al router, donde suele estar apuntada. Sobre el tipo de cifrado que lleva, mi consejo es utilizar siempre WP

Si ponemos nuestra propia contraseña será más fácil de recordar. Eso si, tiene que ser una contraseña fuerte, que incluya más de 8 caracteres, números, mayúsculas y minúsculas y signos. Evitemos siempre las palabras que puedan aparecer en un diccionario, ya que es la forma más fácil de que accedan a nuestra red. Depende mucho del modelo de router que tengamos, pero siempre hay una apartado que se llama WLAN que es desde donde podemos cambiar dicha contraseña. Sobre la seguridad de cifrado sólo comentaremos para no extendernos mucho que la más segura es WPA2.

Cambia la contraseña por defecto del router

acceso-router

Todo lo que hemos realizado hasta ahora es perfecto, pero en muchos casos, basta hacer una simple búsqueda en Internet para que nos devuelva el usuario y contraseña por defecto de un router. En estos casos, basta con cambiar la contraseña de acceso, para lo que siempre tenemos una opción en el mantenimiento del dispositivo. Lo mismo que hemos comentado antes, la contraseña de acceso tiene que ser fuerte, para que sea lo más complicado posible descifrarla.

Utiliza el filtrado por dirección MAC

filtrado-mac

Este aspecto es el más complicado y el más incómodo a la hora de facilitar la conexión de nuevos usuarios a nuestra red inalámbrica. Cada dispositivo que tiene capacidad para conectarse a una red tiene una dirección física y única en el mundo de la tarjeta de red que facilita dicha conexión. Se trata de la dirección MAC. Nosotros podemos habilitar que a nuestra red sólo se conecten los dispositivos que tengan determinada dirección.

Esto nos obliga a ir añadiendo uno a uno el teléfono, el ordenador portátil, tablet, sobremesa, consola, etc. Cada uno de ellos con la dirección MAC que tienen. De esta forma aunque alguien conozca nuestra red, y consiga acceder a ella, el router si no verifica que la dirección MAC del dispositivo que se quiere conectar está autorizado no le facilita dirección IP, por lo que no podrá conectarse.

Puede parecer que es muy complicado, pero realmente una vez que tenemos el usuario y la contraseña de acceso a nuestro router resulta muy sencillo. Además existen manuales de cada modelo de router que explican paso a paso como aplicar cada una de las medidas de seguridad.

En AnexoM | Cómo conectar un disco duro externo a un router