Conoce tu conexión: PTR y PCR - Nobbot

Conoce tu conexión: PTR y PCR

Ethernet/RJ45

Si alguna vez habéis tenido problemas con vuestro ADSL, es posible que os suenen estos palabros pero que no tengáis muy claro a qué se refiere el teleoperador al hablar de los PTRs y los PCRs. Es relativamente importante que sepas un par de detalles sobre estos dos elementos, así que en esta entrada os los defino y os comentó qué diferencias existen entre ellos y qué problemas nos puede ocasionar tener un PCR.

¿Qué es un PTR?

El PTR (Punto de Terminación de Red) es el cajetín que se coloca a la entrada de la instalación telefónica de nuestras casas, separando la red que te ofrecen las operadores de tu propia red privada. Como último elemento de la línea que te suministra tu operadora, sirve además para delimitar responsabilidades: es decir, si tienes una avería en los cables de una habitación eres tú quien debe arreglarla y/o costearla, pero si la avería está antes del PTR, por ejemplo en la calle, es tu operador el que te debe reparar la avería normalmente sin ningún coste.

¿Qué es un PCR?

Los PCR (Punto de Conexión de Red) eran los elementos que se instalaban hace años, con el mismo objetivo que los PTR. Su apariencia y circuitería interna son prácticamente iguales, pero con la llegada del ADSL aparecieron incompatibilidades, y en las instalaciones actuales han sido reemplazados por los PTR.

¿En qué se diferencian?

Su cableado interno es el mismo, la única diferencia es que el PCR incluye un módulo de diagnóstico inocuo para una conexión tradicional pero que interfiere en los actuales servicios de ADSL. En la siguiente imagen podemos ver cómo son por dentro, a la izquierda tenemos un PCR en desuso y un PTR actual, destacando el conflictivo módulo negro:

Un PCR y un PTR por dentro

Externamente son casi idénticos, pero cualquiera puede diferenciarlos a simple vista porque su nombre viene grabado en su funda plástica. Como vemos en la siguiente imagen, en uno pone claramente en su parte superior P.C.R. y en el otro P.T.R.:

Un PCR y un PTR por fuera

¿Cuál debo tener?

Por las razones anteriores, los PCR son incompatibles con los servicios de ADSL2+, así que debemos tener un PTR instalado en nuestra casa obligatoriamente. De lo contrario, podemos sufrir cortes en la conexión de Internet cada vez que recibamos una llamada (como en los tiempos de los módems de 56Kbps), o directamente puede que nos impida tener conexión.

Si detectas que tienes un PCR, te aconsejamos que llames al operador con el que tengas contratado la línea telefónica y solicites que un técnico te lo cambie por un PTR. Esta operación es gratuita en la mayoría de contratos residenciales, aún así coméntale tu situación al servicio técnico para evitar futuros disgustos.

Una cosa más…

Tal y como comentaba al principio, el PTR delimita el cableado que pertenece a la operadora del cableado que nos pertenece a nuestra casa, a nosotros. Si tenemos alguna avería en la línea podemos comprobar nosotros mismos si es de nuestra línea privada o es de la línea externa gracias a un conector que está directamente incorporado al PTR.

Para ello levantamos la solapa hasta ponerla en posición de prueba, apareciendo el conector al que podemos enchufar directamente un dispositivo, ya sea un teléfono o un módem/router. De esta manera tenemos acceso directamente a la red externa, y podremos estar seguros de que el problema no es nuestro. Cuando termines las pruebas vuelve a bajar la pestaña hasta la posición normal, de lo contrario estarás desconectando el resto de tu instalación interna de manera permanente. Evidentemente, no se recomienda utilizar esta conexión como norma habitual, como su propio nombre indica es para pruebas.