Redes para invitados en casa, ¿qué ganamos creando una segunda red WiFi? - Nobbot

Redes para invitados en casa, ¿qué ganamos creando una segunda red WiFi?

router

La red WiFi es cada día más importante en los hogares y las empresas. Configurar la red y aprovechar las posibilidades que nos ofrece es algo que no todo el mundo hace, pero que puede ser muy beneficioso. Por ejemplo, tenemos la posibilidad de crear varias redes WiFi diferentes y de esta forma habilitar redes para invitados en casa. Pero, ¿qué ganamos creando una segunda red WiFi?

Antes de responder a esta pregunta, en lo que respecta a su administración, debemos anotar que puede llevarse a cabo desde nuestro router, entrando al panel de administración y tecleando la dirección IP de la puerta de enlace en nuestro navegador web. Lo normal es que sea algo tipo 192.168.1.1. En todo caso, para averiguarlo, basta abrir la consola de comandos, en Windows, con Ejecutar CMD y teclear ipconfig, para que nos devuelva los datos necesarios. Luego basta poner usuario y contraseña para acceder al router y en el apartado de Wireless buscar la opción de crear redes de invitados o una segunda SSID.

Ventajas de las redes de invitados en el hogar, la simplicidad del acceso

ipconfig

A menudo es complicado acordarse de la contraseña de la red WiFi, sobre todo si es una de estas que parece que un gatito ha pasado por encima del teclado. Lo normal es que cuando alguien llega a casa y nos pide conectarse a la red WiFi tengamos que ir hasta el router, mirar la parte trasera y dictar la contraseña.

Al ser bastante larga, tener mayúsculas, minúsculas y números, a veces, no acertamos a la primera y tenemos que repetir el proceso. Si configuramos una red WiFi para invitados, podemos simplificar la contraseña sin que sea menos segura. Tendremos mayúsculas, minúsculas y números, pero también alguna regla nemotécnica que nos permita recordarla.

Otra opción es elegir un protocolo más sencillo, como el WEP, ya que de todas formas no vamos a utilizar constantemente esta red, sólo la facilitamos para nuestros invitados. El objetivo es que cuando alguien llegue a nuestra casa, los amigos o cualquier invitado, podamos ofrece WiFi como cortesía, lo mismo que ofrecemos un café o agua. Esto también lo podemos trasladar a los negocios o las empresas.

Mejora la seguridad de tu red con una segunda WiFi

router-sin-wps

Al tener dos redes diferenciadas, no se pueden comunicar los dispositivos de la red secundaria, la de invitados, con la principal. Esto también nos ayuda a hacer más segura nuestra red. Por ejemplo, podemos mantener la red principal con la SSID oculta, que no se publique, y sólo se vea la red de invitados. De esta manera, si alguien intenta acceder a nuestra red, sólo lo hará con las red secundaria de invitados.

Para ello, además de una segunda SSID o identidad de la red, tenemos que segmentar la red con varias VLAN. Dicho de otra manera, se trata de dividir nuestra red en dos diferentes, como si dividiéramos la casa en dos sectores y no exista comunicación entre ambos. De esta forma, los invitados no serán una amenaza de seguridad para nuestros equipos en red. Esta opción es muy útil si tenemos la oficina en casa, de modo que tendremos una red para el trabajo y otra para uso personal y familiar, sin que los equipos o las prácticas que realicemos desde ellos se pongan en riesgo.

También es útil si en cualquier momento tenemos un ordenador sospechoso de tener algún virus, por ejemplo. Lo podremos poner en red sin correr peligro de que la amenaza se propague por la infraestructura al resto de equipos. Esto el muy útil si queremos utilizar un antivirus online o descargar alguna herramienta de limpieza.

Además, cuando creamos alguna red en el hogar, lo normal es tener una política de seguridad sencilla, en la que los dispositivos comparten carpetas o recursos como las impresoras. Si facilitamos el acceso WiFi en la misma red, muchos de estos recursos pueden estar accesibles para otros equipos, y no siempre queremos que los datos de nuestro disco duro en red o nuestra impresora WiFi esté disponible para todo el mundo.

En este caso, en el hogar, puede tener algo menos de importancia, pero si lo utilizamos en algún pequeño negocio o trabajamos también en casa y tenemos datos de clientes en nuestros ordenadores, mejor mantener a buen resguardo todos los datos.

En resumen, la gran ventaja de las redes WiFi secundarias es que, por un lado, conseguimos simplificar el acceso para los invitados; y por otro, mantenemos seguros nuestros equipos, datos, carpetas compartidas, etc.

En Anexo M | ¿Qué router me compro?

Imagen | Pixabay