Qué es una placa base: tipología, mejores opciones y funcionamiento

La placa base, la ‘madre’ de todo ordenador

Mainboard, motherboard, placa madre, tarjeta madre, placa base o simplemente placa principal. Tiene nombres mil, como diría el simpar Leonardo Dantés. Pero siempre surge la duda cuando se trata de darle un contexto y una explicación precisa. ¿Qué es una placa base?

Seas un neófito o informático de profesión, tendrás interiorizado que la placa base es una oblea verde, una tarjeta con un circuito impreso. La parte clave de todo ordenador con una serie de circuitos integrados que constituyen el corazón y el cerebro de la máquina. A saber: chipset, RAM, CPU y las ranuras de expansión PCI por las que pasarán el resto de componentes.

Todo un cosmos controlado por la BIOS, es decir, el lenguaje que comunicará la entrada y salida de información. Y todo un aparataje informático que irá, a su vez, ensamblada sobre un gabinete de chapa o metacrilato. ASUS, Biostar, Dell, Foxconn, Gigabyte, Intel, Lenovo, MSI, Sapphire o Zotac. Existen decenas de modelos y fabricantes y aquí vamos a explicarlos.

COMPONENTES BÁSICOS

placa base oblea

Como decíamos, toda placa base tiende a estar compuesta por los siguientes elementos:

  • Conector de alimentación. No hablamos de la fuente propiamente dicha, sino de un paso de energía, imprescindible para alimentar el resto de componentes.
  • Zócalo de CPU, mono o multiprocesador. Es decir, el socket donde irá montada la CPU.
  • Ranuras de RAM. Una placa común suele contener dos y seis slots para montar entre dos y seis módulos RAM.
  • Chipset. Este es un conjunto de circuitos que dan forma al corazón y cerebro: procesador, memoria, tarjeta gráfica —individual o soldada—, unidad de almacenamiento secundario, tarjeta de audio, etc.

placa base slots

Este es el componente clave. El chipset define la cantidad de conexiones disponibles, tanto en RAM como en puertos USB compatibles, límites de potencia o límite de conexiones de la tarjeta gráfica. Es el elemento que determinará, por ejemplo, el tipo de ordenador premontado que nos gustaría tener. Algo que, junto a la refrigeración (ventiladores, caloductos), la fuente de alimentación y la propia caja dan forma final a la torre de un PC.

Las diferencias o calidades de una placa la definen la calidad de sus componentes. Si cuentan con blindado frente a interferencias, adaptadores para refrigeración líquida o un simple acceso a la pasta térmica, mejores condensadores, más adaptadores para más conexiones, etc. Los precios suelen oscilar entre los 35-40€ hasta lo que quieras gastar.

Por supuesto, existen placas base no modificables, de corte básico, y otras destinadas al overclocking, al uso gaming o al renderizado de vídeo. De ahí que los fabricantes organicen una tipología por familias: placas base normales, gaming, alta computación y overclocking, de uso mixto, etcétera.

FORMATOS DE PLACA BASE (SEGÚN SU TAMAÑO Y TIPOLOGÍA)

Explicados los conceptos básicos, vamos a por el segundo punto capital: el formato.

placas base

Durante los años, las placas se han adaptado a las necesidades. Es poco usual toparte con sistemas XT, AT, flex-ATX, ITX, BTX o DTX, algunos más vetustos y otros más dedicados, y sí con los cuatro recurrentes que presentamos a continuación, con medidas estándar para el mercado actual:

  • ATX: son bastante holgadas, en torno a los 305×244 mm, y están enfocadas en la informática empresarial. Es decir, en aquel usuario que vaya a necesitar bahías para ampliar RAM, disco sólido, o un mayor número de conexiones de vídeo —HDMI o DVI, por ejemplo—.
  • Extended ATX (E-ATX): más grandes aún (comúnmente de 305×330mm), estas placas cuentan con una talla superior para un desempeño habitualmente enfocado al cálculo avanzado o a aquellos estudios donde el gaming o vídeo ocupa la mayor parte del tiempo.
  • Micro-ATX: con unas medidas en torno a los 244×244 mm, son placas cuadradas orientadas al usuario doméstico, aquel que no realizará modificaciones en su setEl PC del sistema de seguridad de tu barrio lleva una así. Su precio suele ser bastante inferior a las anteriores.
  • Mini-ITX: la más pequeña, este tipo de placa es menos común, con medidas en torno a los 170×170 mm, excepto aquellos fabricantes que diseñan por necesidad sus propias tallas. Están destinadas al mercado de los mini-PCs para cajeros de ropa, control de stock en almacenes, centros multimedia y suelen contar con capacidades de expansión limitadas. Por contra, suelen incorporar los últimos protocolos de conectividad wifi ac y bluetooth 4 en adelante, ya que servirán como soporte para otros sistemas mayores.

LAS OPCIONES SEGURAS

placa base 2

La anterior tipología no quiere decir que un sistema no pueda montar dos placas base distintas. Existen modelos híbridos igual que hay placas muy sencillas con procesadores de última generación, con un i7 de novena generación. Aunque cabe señalar que el tipo de placa determinará algo más que la cantidad de slots disponibles. También afectarán a la gestión energética y, por tanto, al rendimiento final del sistema.

Por ejemplo, las placas antiguas solo soportarán tipos de RAM arcaica. Las actuales serán compatibles con las Dual PCIe de tercera generación. Una placa base antigua hará un uso habitual de los HDD de conexión S-ATA y no será compatible con tecnologías como Intel Optane, mientras que las actuales pueden soportar altas velocidades y varios discos de estado sólido M.2.

Y lo mismo podemos decir de otras características como las conexiones de vídeo, con entándares actuales que van hasta los HDMI 2.0 para 4K y HDCP 2.2 , mientras que una placa base de 2014 o 2015 contará con conexiones HDMI 1.2 o 1.4.

placa base 3

Para ser más concretos, un procesador AMD Ryzen se lleva bastante bien con placas de la serie A320, aunque el overclocking demandará placas base superiores como una AB350.

Por su parte, un Intel Core de baja gama, un Celeron o Pentium antiguo no necesitará más de una placa de nivel básico como una H310M, mientras que los nuevos Core i7 y Core i9 aprovecharían correctamente las funciones de una Z390, el tipo de placa destinada en exclusiva a este tipo de procesador, con revisiones en su diseño térmico o soporte para memoria RAM DDR4 XMP hasta 4400MHz, velocidades que determinarán el rango de lectura, escritura y transferencia de archivos.

En Nobbot | Tecnología forense: así es un PC por dentro

Imágenes | Unsplash (Carlos Irineu da Costa, S, Magnus Engø, Slejven Djurakovic, Thomas Jensen)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *