Cotec defiende la digitalización como una oportunidad para España

La reinvención digital, una oportunidad para la economía española

La digitalización podría suponer para España un incremento del PIB de entre un 1,8% y un 2,3% hasta 2025, según el informe ‘La reinvención digital: una oportunidad para España’, elaborado por Digital McKinsey con la colaboración de la Fundación Cotec, que se presentó este martes. La economía digital representa hoy día el 5,6% del PIB de España, que solo está aprovechando el 13,5% de su potencial digital.

El documento destaca como principales impactos de la digitalización en la economía la optimización de las operaciones y de la cadena de montaje, mejoras en la I+D (equivalente a 64.000 millones de euros) y el desarrollo de productos, en la gestión de recursos y en la eficiencia de los activos, así como un incremento de la oferta y la productividad del empleo. También advierte de que si bien la digitalización supone una gran oportunidad para el crecimiento del PIB y la productividad, la transición requerirá una reinvención del modelo productivo y cambios en el mercado laboral: casi la mitad de las actividades son potencialmente automatizables con tecnología ya existente.

digitalización cotec

El grado de automatización, no obstante, dependerá de factores técnicos, económicos y sociales, según recordó la presidenta de Cotec. “La automatización del trabajo no significa necesariamente que los empleos desaparezcan, significa que la naturaleza del empleo cambiará y que muchas actividades se verán sustituidas por otras de mayor valor añadido”, dijo Garmendia. Por su parte, el presidente de McKinsey Iberia, Alejandro Beltrán, añadió al respecto: “Como ya ha hecho históricamente, la digitalización también generará nuevos puestos de trabajo, y las personas continuarán interactuando con las máquinas para conseguir el crecimiento de PIB per cápita al que aspiramos”.

Además, el informe mide el nivel de digitalización en España a partir del índice de Digitalización de McKinsey, una metodología ya utilizada en el ámbito internacional que permite comparar el avance de la transición digital en España con otros países europeos y Estados Unidos. Entre los principales obstáculos a la transición digital española el informe destaca la baja digitalización de algunos sectores económicos y de las pymes, disponer de un ecosistema de startups aún en desarrollo, además de la escasez relativa de inversión en capital riesgo y la falta de capital humano digital.

propuestas para acelerar la transformación digital

El informe concluye con una decena de propuestas para acelerar la digitalización en España en el corto plazo. Señala como principal requisito que se produzca un esfuerzo conjunto entre las instituciones públicas, el sector privado y los ciudadanos. Entre otras medidas propone reducir la burocracia, ayudar a las empresas a financiarse, acelerar la formación digital en todas las etapas de la vida laboral, educar al cliente o incorporar modelos de innovación abiertos.

El informe ‘La reinvención digital: una oportunidad para España’, elaborado por Digital McKinsey con la colaboración de la Fundación Cotec, desgrana a lo largo de sus 60 páginas las ventajas de las reinvención digital española, entre las que incluye las bondades que la digitalización traerá a la economía, defiende también la necesidad de cambiar el modelo productivo y destaca la importancia de que empresas, administraciones e individuos trabajen unidos -siguiendo un decálogo de consejos- para que España logre situarse entre los líderes de la digitalización en la Unión Europea.

La Reinvención Digital: una oportunidad para España

¿Más digitalización, más igualdad?

Pero, ¿cómo afectará este modelo de transformación digital al estado de bienestar, a la calidad de vida de los trabajadores, al reparto de la riqueza y a la igualdad de oportunidades? En este sentido, recientemente, MIT Technology Review publicaba su lista de las 50 empresas más inteligentes, en esta ocasión acompañada de un artículo “Más dinero en menos manos”, todo un toque de atención sobre las limitaciones del modelo económico surgido de la revolución tecnológica para contribuir a la prosperidad colectiva mediante la distribución de la riqueza.

Tal como ya destacacmos en nobbot, David Rotman, publicaba un artículo relacionado con estas cuestiones en el que advertía de que la prosperidad prometida con el avance tecnológico impulsado por grandes compañías del sector no se acaba de trasferir a la sociedad en la que operan. Por ello, al principal reto al que se enfrenta la digitalización es al de combatir la desigualdad. De hecho, según el Banco Mundial, las causas de esta relación entre tecnología y desigualdad serían la persistencia de la brecha digital -un 60% de la población mundial sigue sin conexión a Internet, y por lo tanto, excluida de la economía digital- y la concentración del mercado en las empresas, creando monopolios que a menudo se refuerzan con ayudas públicas y en nada contribuyen a la distribución de la riqueza.

Imágenes: Pixabay.com y Cotec

En nobbot | Cotec advierte de que la I+D sigue perdiendo peso en España

La distribución de la riqueza, el reto de la nueva economía