La tecnología del siglo XXI que nos parecía imposible en el XX - Nobbot

La tecnología del siglo XXI que nos parecía imposible en el XX

Durante el siglo XX, después de la revolución industrial, la tecnología ha ido evolucionando de manera exponencial. Ya no vamos a entrar en cómo era el mundo a principios del siglo XX y cómo es ahora, puesto que la evolución ha sido abismal. Pero si nos retrotraemos tan solo dos décadas, veremos que ahora en pleno siglo XXI, tenemos avances que nos parecían imposible entonces.

Vamos a dejar de lado obviedades como el hecho de llevar un super-ordenador en nuestros bolsillos que llamamos “smartphone”, puesto que esto es algo que podríamos intuir entonces. Vamos a centrarnos en avances más sorprendentes que nos parecían un imposible entonces.

1446441573964

Coches que se conducen solos

Ya los tenemos aquí y, aunque compañías como Google o Apple están trabajando en sus prototipos, otras como Tesla ya lo tienen disponible y funcionan muy bien. Recientemente ha saltado la noticia de la primera persona que ha fallecido mientras utilizaba el sistema de conducción autónoma de uno de estos vehículos, pero la realidad es que no se debió a un fallo del sistema.

Un camión invadió el carril por el que circulaba el coche sin previo aviso, por lo que debemos achacarlo a un fallo humano. Por lo tanto, podemos considerar que los coches que se conducen solos han dejado de ser un elemento de ciencia ficción de las películas, para convertirse en una realidad que está disponible para todos (o al menos para aquellos que puedan permitirse comprar un coche de estas características).

En la ciudad de Berlin, en Alemania, ya están trabajando en un taxi sin conductor que nos transporta al lugar que le indiquemos. ¿Alguno se acuerda de la película Desafío Total?

Drones como repartidores

Desde comienzos de este siglo XXI hemos visto la evolución que han estado teniendo los drones. Estos objetos volantes auto-tripulados ya han entrado en acción en varias guerras y que podemos adquirir en cualquier tienda de electrónica en todas sus variantes domésticas. Pero Amazon quiere ir un paso más allá, hacer repartos con ellos de los artículos que puedes adquirir en su portal.

Objetos pequeños e incluso repartos de comida nos serán repartidos por estos drones en un futuro muy cercano, que lo tenemos ya a la vuelta de la esquina.

prime-air_high-resolution011

Pastillas para olvidar

Seguro que al leer el título de esta sección te han venido a la mente los Men in Black. Tranquilo todo el mundo, no va a entrar Will Smith por la puerta de tu casa a hacerte olvidar lo que acabas de ver con el flash de un potente artilugio.

Científicos ya han identificado una proteína que es capaz de influir en el mecanismo del cerebro que controla los recuerdos y hacer que este no funcione, imposibilitando recordar cosas. Por ahora solo se ha experimentado en ratones y funciona, aunque el riesgo de utilizarlo en humanos es evidente. ¿Os imagináis que olvidáramos todo nuestro pasado por tomar una pastilla?

En realidad la idea es atractiva, puesto que podría ayudar a las personas olvidar hechos traumáticos en su vida para poder borrar esa marca para siempre.

Nanobots sanadores

Algunas películas de la década de los 80 ya nos los mostraban, pequeños robots orgánicos que el villano de turno utilizaba para ir asesinando. Pero ya son una realidad y se está empezando a experimentar con ellos. Inyectarlos en el torrente sanguíneo, detectar enfermedades, curarlas o incluso desobstruir vías.

Reconocimiento del iris por nuestro móviles

Ya empiezan a aparecer los primeros móviles que son capaz de reconocernos simplemente escaneando nuestro ojo. La huella dactilar pasará a un segundo plano y pronto podremos desbloquear nuestros móviles simplemente mirando a su pantalla.

nanobots-02

Ropa invisible

El poder de desaparecer a ojos de todo el mundo es un elemento recurrente en la ciencia ficción. Aún no es posible volver invisible a un ser humano, pero si que es posible vestir ropa invisible.

Gracias al láser implementado en la vestimenta, esta es capaz de reflejar la luz que recibe, creando un efecto de invisibilidad al ojo humano ya que funde la vestimenta con su entorno.

Gafas sorprendentes

Ya existen gafas de sol que son capaces de mostrar los colores a las personas que sufren de daltonismo. Unas gafas que fueron desarrolladas para proteger de la luz del sol a personas que habían recibido cirugía ocular, se descubrió por casualidad que permitían a una persona daltónica distinguir los colores.

Pero no queda aquí la cosa, sino que ya se está trabajando en gafas conectadas directamente al cerebro que son capaces de hacer que los invidentes vean. Aún está en los primeros estadios de desarrollo, pero parecen avanzar a buena marcha.

También tenemos ya lentillas inteligentes, las cuales colocadas en nuestros ojos son capaces de medir diferentes niveles en sangre como la glucosa, muy útil para personas diabéticas.

7356d7c66990d1e511873015907faab9

Control de dispositivos electrónicos mediante el pensamiento

Tranquilo, no necesitaremos tener poderes psíquicos, sino que con un dispositivo colocado en nuestra cabeza será capaz de interpretar nuestras ondas cerebrales y traducirlas para que dispositivos electrónicos hagan lo que nosotros queramos que hagan.

Por el momento es una tecnología cara, pero ya se está experimentando con videojuegos, lo que será el siguiente paso tras la realidad virtual y la realidad aumentada.

El Internet de las Cosas

Quién nos iba a decir que acabaríamos teniendo todos los dispositivos de nuestro hogar conectados a Internet. La nevera que hace la compra, las luces que se encienden solas, las persianas que se bajan cuando no estamos en casa, la puerta del garaje que se abre o la calefacción que se enciende cuando estamos llegando a casa.

Esto es el Internet de las cosas y ya es una auténtica realidad.

En Nobbot | 8 proyectos tecnológicos para el futuro