La ciencia y la tecnología intentan salvar a las abejas - Nobbot

La ciencia y la tecnología intentan salvar a las abejas

Las poblaciones de abejas están mermando a escala global, pues sufren una mortandad del 40% en todo el planeta. Este declive supone una amenaza para la polinización de muchas especies vegetales y, en consecuencia, para los seres humanos. Es cierto que las abejas no son los únicos insectos polinizadores, pero son vitales para la producción de almendras, fresas, pepinos y así hasta un tercio de los productos que comemos.

Por ello, desde hace años los científicos e investigadores intentan frenar esta tendencia, buscando la clave que provoca la muerte de estos insectos. En líneas generales, se apunta a varios factores, entre los que destacan causas ambientales y el uso de pesticidas agrícolas.

Ahora, la innovación y las nuevas tecnologías son fundamentales para intentar salvar a las abejas, así como para buscar alternativas que, a pesar de la disminución de las población de estos insectos, permitan la polinización de las plantas.

proyectos para ayudar a las abejas

Así, el informático gallego Nuno Troitiño, apasionado por la apicultura y la tecnología, ha desarrollado una herramienta -llamada Appybee– que permite detectar y controlar la enfermedad de la loque. El impulsor de este proyecto trabaja en el laboratorio de Informática de la Universidad de Vigo.

Tras su participación en 2014 en el día del apicultor celebrado en un pueblo de La Coruña, comenzó a pensar en aplicar la tecnología para ‘’salvar a las abejas’’ porque ‘’si desaparecen, sería el principio del verdadero apocalipsis’’, según explicó en un artículo publicado en ‘La Voz de Galicia’.

Según su propio impulsor, esta app permite controlar la varroa, la loque y la avispa velutina, esta última a través de un mapa para localizar los nidos a nivel global con Google Maps.

Aunque muchos equipos de investigadores llevan tiempo introduciendo la tecnología en la apicultura con un mismo objetivo, salvar a las abejas. Un grupo internacional de científicos, apicultores, agricultores y empresas de tecnología elaboraron un estudio para conocer las causas del declive de las abejas, gracias a los datos detectados por microsensores colocados en el tórax de 10.000 abejas en Tasmania, según ha publicado la web Apicultura Ibérica.

Los científicos australianos vinculados a la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO trabajaron junto a Intel e Hitachi para desarrollar esta tecnología.

Se trata de sensores diminutos solo pesan 5,4 miligramos, miden 2,5 milímetros y contienen una batería que genera su propia energía por la vibración. Estos pequeños gadgets registran la distancia recorrida por la abeja desde que sale de la colmena, su dieta, su exposición a pesticidas… Debido al éxito del proyectos, después se fueron incorporando científicos de Brasil, México, Nueva Zelanda o Reino Unido.

las abejas, esenciales para la vida

Con el objetivo de luchar contra la frase de Albert Einstein ”Si las abejas desaparecieran, a los hombres solo les quedarían cuatro años de vida”, unos científicos japoneses están desarrollando unos potenciales sustitutos de las abejas, tal como ya publicamos en nobbot. Estos investigadores han creado un mini dron capaz de polinizar como los insectos, que en el futuro podrán poner fin al problema, tal como ha publicado la revista Science.

Los investigadores lograron controlar el dron para que las cerdas de crin que colocaron en sus superficie cepillaran suavemente el estambre de la flor para recoger el polen sin dañar la planta. Para asegurarse de que los pelos recogían el polen correctamente, los investigadores los cubrieron con gel líquido iónico (ILG), una sustancia pegajosa duradera perfecta para poder recoger el polen de varias flores.

No obstante, este proyecto aún se encuentra en fase de prueba y habrá que esperar para que los drones funcionen como verdaderos polinizadores de flores.

En nobbot | Crean drones capaces de polinizar como las abejas

Imágenes: Pixabay.com