Energía de frenado de los trenes para cargar coches eléctricos

Energía de frenado de los trenes para cargar coches eléctricos

Adif ha desarrollado un sistema para recargar las baterías de coches eléctricos mediante una red de puntos de recarga conectados a su red de distribución en estaciones y aparcamientos. Ferrolinera@, que así se denomina este sistema, aprovecha la energía eléctrica procedente de las subestaciones eléctricas que alimentan la catenaria, almacenar la energía limpia generada mediante la aplicación del frenado regenerativo de los trenes, y sumarla a la energía fotovoltaica recogida en las marquesinas de los aparcamientos de algunas estaciones, dotadas de paneles fotovoltaicos.

Según Adif, el proyecto presenta un importante potencial de desarrollo e implantación que contribuirá a impulsar el uso de los coches eléctricos y la mejora de la sostenibilidad medioambiental, gracias a la posibilidad de instalar puntos de carga en la red ferroviaria española, que cuenta con 13.000 km de extensión y más de 1.500 puntos susceptibles de aprovechamiento por el sistema. Estos puntos de recarga de energía eléctrica se denominan: ferrolineras. En este contexto, la red ferroviaria podría convertirse en el mayor agregador de puntos de recarga para coches eléctricos en nuestro país.

supercondensadores y coches eléctricos

Con el empleo de supercondensadores se dispondrá de un sistema con una mayor densidad energética y a la vez con una potencia suficiente para poder absorber la energía del frenado de los trenes y poder satisfacer las necesidades de recarga (sobre todo las necesidades de carga rápida) de los vehículos eléctricos.

Este sistema proporcionará la capacidad de hacer cargas rápidas y ultrarrápidas sin necesidad de modificar la instalación. Esta capacidad de almacenamiento permite a la Ferrolinera posicionarse en una situación estratégica en las infraestructuras públicas de electromovilidad.

El sistema está formado por los siguientes elementos principales: convertidor electrónico de potencia para conexión a catenaria; sistema de almacenamiento, empleado para optimizar los ciclos de carga; y punto de recarga para carga lenta y rápida. Se ha dotado a la ferrolinera de una planta de generación de energía eléctrica fotovoltaica, de forma que existan otras fuentes de energía renovables. Un gestor de control establece las consignas predeterminadas que cargan al coche eléctrico, teniendo en sí una auténtica red eléctrica inteligente (smart grid).

seis primeros dispositivos en españa

La compañía invertirá 6,3 millones de euros en la colocación de los seis primeros dispositivos de este tipo, que se repartirán en distintos puntos de las vías del tren repartidos por Madrid, Barcelona, Cantabria y Vizcaya.

Sólo esta media docena de recuperadores de energía del frenado de trenes reportará a la compañía titular y gestora de las infraestructuras ferroviarias 10,23 gigavatios de energía a la hora (GWh) anuales, lo que supondrá un ahorro de unos 648.530 euros al año en su ‘factura de la luz’, una de las mayores del país.

La puesta en marcha de los seis primeros recuperadores de energía evitarán la emisión a la atmósfera de 1.780 toneladas de CO2 cada año, según destallaron a Europa Press en fuentes oficiales de la empresa.

el ave se delantó

Con esta iniciativa, los trenes que circulan por la red ferroviaria convencional se sumarán a la reutilización y ahorro de energía que ya permite la red AVE sin necesidad de colocar dispositivos adicionales.

Las líneas de Alta Velocidad devuelven de manera natural a la red de suministro eléctrico la energía generada en el proceso de frenado eléctrico de los trenes gracias a que las dos redes, la del AVE y la de suministro, emplean corriente alterna.

En el caso de las vías de tren convencionales, al contar con un suministro de corriente continua, la energía del frenado sólo puede aprovecharse con la instalación de los equipos de recuperación.

Fuente: Adif

En Nobbot | ¿Qué tiene un Tesla de 31.400€ que no tenga mi coche de 16.500€?