Una isla cubre (casi) toda su demanda eléctrica con energía solar - Nobbot

Una isla cubre (casi) toda su demanda eléctrica con energía solar

En la isla Ta’u, en la Samoa americana, casi todo funciona gracias a la energía solar. Sus habitantes no tienen que pagar facturas de luz porque consiguen satisfacer prácticamente todas sus necesidades energéticas a través del sol. Ya sabíamos que el potencial de las renovables es enorme, pero este proyecto, de Tesla, puede ser solo el principio de un verdadero cambio de modelo energético.

No nos hemos vueltos locos y como hemos recalcado, se trata del principio. Tesla y su filial SolarCity han creado una red de 5.330 paneles, llamada ‘techo solar’ (constituido por tejas que se instalan en las viviendas), a los que se suman los 60 PowerPacks, que permiten un almacenamiento energético de seis megavatios-hora.

EL PODER DE LA ENERGÍA SOLAR

Sí, es cierto: los impulsores no han elegido el archipiélago al azar. Se trata de una isla que se encuentra en mitad del Pacífico, con clima tropical, con una gran cantidad de días soleados al año y tan solo 600 habitantes. Sin embargo, hasta la puesta en marcha de la red de paneles solares, en Ta’u todo funcionaba con generadores eléctricos y gracias a la implantación de la energía solar se van a ahorrar casi 400.000 litros de combustible diésel al año, según un interesante post publicado en Xataka.

A pesar de que queda mucho camino por recorrer, este tipo de experiencias ponen de manifiesto las grandes posibilidades de las energías renovables. En este sentido, la impulsora de este singular proyecto, Tesla, está a punto de aterrizar en nuestro país, donde, además de promocionar la venta de sus coches electrónicos, potenciará la utilización de la energía solar.

las fortalezas de tesla

Tesla nos ha sorprendido al conseguir satisfacer las necesidades eléctricas de una isla a través del sol, pero también ha logrado lo nunca visto: colas de decenas de ávidos compradores en concesionarios de coches. ¿Cuál es su secreto? Oportunidad, tecnología punta ecológica y control de todo el proceso son algunas de sus fortalezas, tal como os contamos en un artículo de Nobbot.

Con el creciente interés del consumidor en las tecnologías limpias desde hace ya varios años, Tesla tuvo claro que era más que una moda y se aprovechó de ello. Decidieron fabricar coches que fueran interesantes a los principales clientes, los conductores, ofreciéndoles algo más que palabras bonitas en las redes sociales: motores ecológicos pero de alta tecnología. Y bajo esa premisa han seguido haciendo el camino.

LA UNIÓN POR UN CAMBIO ENERGÉTICO

La compañía también fabrica baterías para el hogar, preparadas para el almacenamiento de energía doméstica, y con el mismo cuidado diseño que sus automóviles. Pero querían llegar más lejos y, recientemente, adquirieron la empresa de paneles solares SolarCity, una unión para seguir persiguiendo un cambio de modelo energético que ya ha empezado a través el ‘techo solar’ instalado en la isla de Ta’u.

Fuente: Xataka.