¿Qué podemos hacer con MEGA? - Nobbot

¿Qué podemos hacer con MEGA?

2013_01_30_MEGA-P

El pasado 19 de enero, el sucesor del malogrado Megaupload, MEGA, comenzó su andadura de una forma espectacular. En su primera hora de vida, el nuevo servicio de alojamiento de archivos fundado por el polémico Kim Dotcom logró 100.000 usuarios. La segunda hora ya alcanzaba los 250.000 usuarios registrados y la saturación provocaba problemas de acceso.

Días después y con el servicio ya estabilizado, encontramos que España lidera los accesos a MEGA en todo el mundo pero ¿Para qué sirve exactamente MEGA y que podemos hacer con él. A continuación os explicamos las funciones esenciales del sucesor de Megaupload.

Almacenamiento en nube

En esencia, MEGA es un servicio de almacenamiento en nube que nos permiten subir archivos a un servidor lejano para después descargarlos desde otro dispositivo o permitir a otra persona hacer lo propio. En el caso de MEGA, podemos subir hasta 50GB de manera gratuita. A partir de ahí, y si necesitamos más espacio, MEGA ofrece tres planes:

-500GB (2TB) – 9,99 euros
-2TB (4TB) – 19,99 euros
-4TB (8TB) – 29,99 euros

El número entre paréntesis es el ancho de banda máximo mensual. Independientemente de lo que tengamos guardado en MEGA, si enlazamos nuestros archivos tantas veces que las descargas superan esas cifras, nuestra cuenta se congelará hasta el mes siguiente. En teoría, esto está pensado para evitar la saturación y para que no se compartan contenidos de manera masiva.

MEGA no ofrece soporte alguno de respaldo a antiguas cuentas Premium de Megaupload ya que los contenidos de aquel servicio están bloqueados por el FBI, fueran legales o no. La decisión de liberarlos no corresponde a MEGA.

2013_01_30_MEGA-1

El servicio también tiene sus limitaciones en cuanto al número de archivos que podemos subir simultáneamente. Esta cifra es definida por cada usuario, pero conviene saber que cuando subimos un archivo el sistema no permite hacer otras operaciones.

MEGA está programado sobre HTML 5 y por ello asegura funcionar mejor sobre el navegador Chrome. Con todo, no se han reportado fallos graves desde otros navegadores compatibles como Firefox.

Compartir de forma segura

Aunque MEGA está pensado esencialmente para guardar contenidos, no estaría completo si no ofreciera la posibilidad de compartirlos. En este caso, esa función puede hacerse de manera privada, o pública. La diferencia está en la clave. Al compartirlo, cada archivo se encripta de manera segura. Si compartimos un archivo de manera privada se genera un enlace que permite descargar el archivo pero, si queremos acceder a su contenido, necesitamos una clave alfanumérica bastante larga que el propietario del archivo genera al compartirlo.

2013_01_30_MEGA-2

Si compartimos el archivo de forma pública, MEGA incorpora la clave al propio enlace de manera que cualquiera pueda descargarlo sin proteger.

Diferencias con Megaupload

La principal diferencia entre MEGA y Megaupload, aparte del funcionamiento y la interfaz, es de índole legal. Kim DotCom fue acusado de piratería por los archivos contenidos en Megaupload. El pintoresco empresario alemán no está dispuesto a caer en la misma piedra dos veces y por eso MEGA es un bunker legal, al menos para su creador.

La primera medida de defensa es la encriptación. Cada archivo se encripta de manera independiente cuando es subido a la plataforma. Eso hace que ni los propios gestores de MEGA sepan qué se está subiendo y por tanto puedan lavarse las manos en caso de que sea un contenido de carácter ilegal. En última instancia el usuario del archivo es el único responsable de lo que sube.

MEGA tampoco pretende ir de rebelde de la ley. Si un contenido es denunciado (generalmente debido a que infringe el copyright), MEGA lo borra en un plazo de unos dos días. Para ello, eso sí, debe ser denunciado, y teniendo en cuenta que están encriptados, la única manera de que la denuncia se produzca es que el enlace y su clave lleguen a ojos del propietario original del material. Esto alinea a MEGA, al menos de momento, con otros tantos servicios en nube como Dropbox o Google Drive con la ventaja, eso sí, de una generosa cantidad de espacio gratuito.