Smart.fm, perfeccionando idiomas en la red - Nobbot

Smart.fm, perfeccionando idiomas en la red

Smart es el vocablo inglés que se traduce como listo o inteligente. ¿Ya sabéis de lo que voy a hablar? Venga, no me andaré con jueguecitos. Ya hemos hablado anteriormente del e-learning, tanto como concepto general y tratando ejemplos concretos como Moodle, o Wikisaber. Smart.fm es uno más de estos casos concretos de aprendizaje en la red, esta vez enfocado a un sector bastante definido, el del estudio de otros idiomas.

Aunque la verdad es que debo decir que de primeras Smart.fm me ha resultado mucho más usable que otros sistemas de e-learning, tanto que se podría ver como un juego más que como un método de estudio. ¿Cómo es eso? Pues simplemente atacando el talón de Aquiles de todo el que desea aprender, el perfeccionismo y el afán por completar las tareas una vez iniciadas. Creo que debo explicar mejor mis palabras.

Como he dicho Smart.fm (que por cierto está creado por una empresa japonesa) está enfocado hacia el aprendizaje de idiomas extranjeros, independiente (aunque predominan el inglés y el japonés) de nuestra lengua natal ya que gran cantidad de los “cursos” están creados por la comunidad de usuarios (lo malo es que la interfaz sólo está en inglés y japonés). Así es, Smart.fm también es una red social, en la que los propios usuarios pueden aportar sus creaciones y opinar sobre las del resto.

Smart.fm

Nótese que he entrecomillado la palabra cursos, y es que en Smart.fm no existen los cursos como los conocemos sino que todo el sistema está basado en listas conocidas como metas. Una de estas metas podría ser aprender los silabarios básicos del japonés, el nombre de las capitales de Asia o quizás el nombre de los platos típicos de Alemania. El límite está en la imaginación y las ganas de quién quiera contribuir con más metas para el resto.

Las mencionadas metas son simplemente listas para memorizar y sobre las que se pueden realizar distintos cuestionarios que utilizan la repetición de elementos para que los usuarios aprendan los mismos. Así por ejemplo, si fallamos en alguna de las preguntas simplemente se nos indicará cual es la respuesta y se nos dará la posibilidad de verla (y oírla si es posible) una y otra vez hasta que la hayamos memorizado. Más adelante se nos volverá a preguntar para comprobar si hemos aprendido de nuestro error.

Las pruebas por las que se podrán a prueba nuestros conocimientos son varias, desde simples preguntas tipo test hasta pruebas de velocidad en las que cada acierto reducirá el tiempo del que dispondremos para contestar a las preguntas, pasando por dictados para mejorar nuestra audición del idioma que estemos estudiando.

Smart.fm

El mecanismo por el que se nos hacen los cuestionarios es realmente dinámico y aunque se haga dentro del navegador web podremos usar atajos de teclado para acelerar más el proceso. Con esto conseguiremos que en unos diez minutos hayamos cubierto la sesión diaria recomendada que nos indica el propio servicio, aunque si lo deseamos podemos continuar con los tests hasta que nos cansemos, pero aviso, el “juego” pica y hasta que no veamos la barra de completado al 100% puede que no queráis parar.

Smart.fm tampoco ha escapado a la bulliciosa movilización de los servicios web y también nos da la posibilidad de conseguir una aplicación para iPhone/iPod Touch que nos permite seguir nuestros cuestionarios desde cualquier lugar. Esta aplicación, al igual que el servicio web, es completamente gratuita y, también al igual que el servicio web, cuenta con un diseño realmente cuidado que alegra la vista mientras la usamos.

Realmente Smart.fm es una herramienta muy bien pulida que resulta ser una ayuda inestimable a la hora de aprender un idioma extranjero. Se puede usar como complemento a un curso oficial o simplemente como una manera de obtener conocimientos sueltos del mismo, lo cual es una gran empujón a la hora de enfrentarnos a la tarea de adentrarnos en un lenguaje extranjero.

Más información | Smart.fm