Fan Art: la vuelta de tuerca creativa de los seguidores de una serie/cómic/película/juego - Nobbot

Fan Art: la vuelta de tuerca creativa de los seguidores de una serie/cómic/película/juego

A los seriéfilos les faltan dedos para contar sus personajes favoritos de las series. Los cinéfilos tienen varias secuencias que les marcaron para siempre. Un amante de los cómics adora cierto pasaje que ha leído más de 20 veces. Todos los que les gustan los eSports también tienen su videojuego favorito, y a esos personajes que ocupan un lugar especial en el corazón. Todos somos fans, pero solo unos cuantos practican el fan art.

¿Qué representa el fan art?

El fan art es el arte que hacen los seguidores de una manifestación artística, cultural y/o audiovisual. Son, sobre todo, obras visuales que hacen referencia a una obra ya creada y que usan a los personajes, los mundos o cualquier alusión, para crear una pieza nueva, única sobre ese universo que creó otra persona.

Estas creaciones hacen que la obra original sea, si cabe, aún más grande y popular, pues expanden su universo y exploran territorios que quizá el propio autor original ni siquiera había imaginado. Porque, esto es lo más bonito, nacen de la imaginación de cada artista y son una expresión totalmente libre y personal, una interpretación propia referida a esa obra. Cada aficionado plasma su propio concepto de aquello que más le ha gustado de esa película, serie, cómic, libro… y su obra se convierte en un homenaje.

En el fan art no hay nada a cambio. Es decir, no hay contraprestación económica. Sólo amor y gratitud del lector/espectador por todo lo que la obra le ha regalado. Por todo lo que le ha hecho soñar, maravillarse, temblar… Por los buenos ratos pasados. Es agradecimiento sincero y puro en forma de pieza artística que, eso sí, no siempre tiene la calidad que nos gustaría.

Porque todos podemos realizar fan art. De hecho, es muy común que, siendo niños, hayamos dibujado a nuestro personaje favorito, con mayor o menor acierto. Si nos paseamos por Internet, encontraremos obras espectaculares del mejor fan art, con una proyección artística a prueba de dudas. Pero también dibujos más torpes. El fan art se hace desde el corazón, y como dice el refrán, la intención es lo que cuenta.

De dónde viene, adónde va

Sería difícil definir los orígenes del fan art. Porque las manifestaciones artísticas han existido siempre y los autores que se han inspirado en ellas y las han homenajeado después, no son pocos. Es decir, ¿podría llamarse fan art a la serie de ‘Las Meninas’ que pintó Picasso?

Los más puristas (que siempre los hay) ponen el pistoletazo de salida, aun así, en los primeros fanzines del siglo XX. Fantasía y ciencia ficción eran los géneros estrella en los que se inspiraban los artistas que plasmaban su propia visión de aquello que admiraban. Eso sí, muchos consideran que la saga ‘Star Trekmarcó en los 70 el inicio del fan art tal y como lo conocemos. Los fans de la serie comenzaron a celebrar encuentros en los que, básicamente, festejaban su amor por la obra, una especie de “culto” en el que también compartían las obras que habían creado referenciando a la serie.

En la actualidad, el fenómeno del fan art tienen unas repercusiones brutales a raíz de la explosión de los medios digitales. No solo las herramientas se han diversificado para que los autores puedan crear auténticas maravillas preciosistas en las que se cuida al máximo el detalle, pues las herramientas de pintura digital y retoque de dibujo como Photoshop o Corel Painter son prácticamente infinitas; sino que, además, existen muchos sites para compartir esas imágenes. Desde DeviantArt hasta las redes puramente visuales como Pinterest, Tumblr o Instagram. Fan art everywhere.

¿Y qué piensan los autores?

Sin duda, el tema del fan art puede levantar ciertas suspicacias por parte de los autores originales. ¿Hasta qué punto es legal que tú uses a mis personajes para hacer tus propias creaciones? Podríamos consultar muchos sites que hablan de este tema para determinar que el fan art es legal mientras que nadie se lucre con él, puesto que el copyright no le corresponde a esa persona.

Aunque lo cierto es que muchos autores se sienten ampliamente agradecidos por las muestras de afecto que los fans plasman en sus obras artísticas. Así, el escritor G.R.R. Martin, por ejemplo, tiene un apartado en su web dedicado al fan art que sus obras han inspirado. Igualmente, la novelista española Laura Gallego también dedica una cariñosa sección a esas creaciones que realizan los amantes de sus publicaciones. Como vemos, ambos autores pertenecen al género de la fantasía.

No son los únicos que sienten que el fan art es una manifestación del amor de los fans. Recientemente, y con motivo del estreno de la película de ‘Logan’ en gran pantalla, que supone que Hugh Jackman lleva 17 años siendo el rostro visible de unos de los X-Men más carismáticos, el actor agradecía el apoyo de sus fans compartiendo un vídeo en redes sociales con diferentes fan art que Lobezno había protagonizado.

Si no tienes fan art, ni eres famoso ni eres ná

Ay tú, que te pavoneas de que eres la serie de moda, la película del siglo, el videojuego del milenio… No me hables de seguidores, dime cuántas piezas de fan art te han dedicado.

El fenómeno de las series de televisión es un hervidero del fan art de todo tipo. Una ficción como ‘Juego de Tronos tiene más piezas creadas como homenaje, que personajes muertos en sus capítulos. Así, por ejemplo, en Instagram, la cuenta gameofthronesfan_ar, con más de 30.000 suscriptores, está únicamente dedicada a las piezas de creadores anónimos que aman la serie de HBO (y las novelas de Martin, los que las hayan leído, claro).

En el mundo del cine, las obras más carismáticas han sido reinterpretadas por los fans. No son pocos los autores cuya valía, asociada a su homenaje al séptimo arte, ha sido reconocido por crítica y público. La diseñadora gráfica Flore Maquin es muy famosa por sus recreaciones de pósters de películas. Y sí, algunos superan al original en espectacularidad.

Como no podía ser de otra forma, el mundo de los cómics, especialmente referenciado en los supehéroes, es uno de los protagonistas absolutos del fan art de todo tipo. Es uno de los géneros más importantes que inspira a artistas de todo tipo. De hecho, una web como ComicArtFans recoge muestras de trabajos de autores de todo el mundo y presenta sus piezas como auténticas obras de arte. En el site se pueden ver obras muy antiguas que tienen un alto valor cultural e icónico por sí mismas.

Y, por supuesto, no podemos olvidar el mundo de los videojuegos. Existen foros en los que los seguidores de League of Legends o Overwatch pueden compartir su creaciones o disfrutar de las de otros. Una curiosidad sobre este fenómeno se dio el año pasado cuando el dibujante Roman Kenney, que trabaja para Blizzard, “convirtió”  al personaje inventado por una pequeña fan en una creación del más puro estilo Overwatch. Por la reacción del vídeo, parece que a la niña le hizo bastante ilusión.

Fan art, una gran “medicina” para los que aman demasiado esa obra.

Imagen | Museo Picasso, Pinterest, Flore Maquin

En Nobbot | Arte usando medios digitales: inteligencia artificial vs. artista humano