Snapchat o Instagram, ¿qué prefieren los millennials?

Snapchat o Instagram, ¿quién está ganando la batalla por los millennials?

Soy millennial y no tengo perfil en Instagram ni Snapchat. Lo admito, soy un bicho raro. ¿Qué más da? Mejor me hago a un lado. Nueve de cada 10 de los más de 700 millones de usuarios de Instagram tienen menos de 34 años, o sea, que son millennials o más jóvenes. Algo parecido sucede con Snapchat. La guerra está servida, ¿quién está conquistando los segmentos más jóvenes del público online?

Oh venerado millennial

Ríos de tinta han corrido sobre la generación millennial, un término que ni siquiera está aceptado en sociología. Esta generación es la primera que se ha hecho mayor en un mundo digital y conectado. Por eso, la también llamada generación Y es objeto de deseo en el universo online y público objetivo de las redes sociales.

Mientras sus padres se suman en masa a Facebook, ellos han sido los primeros en mostrar síntomas de cansancio del gigante de Internet. También adoran el vídeo y la fotografía y todas las tecnologías que tengan que ver con ello. Cualquier herramienta es útil para contar su historia personal y que esta sea escuchada (y, a poder ser, se haga viral).

millennials y sus historias

Cara a cara: Snapchat contra Instagram

Una nació como el reino de las fotografías con hashtags y filtros y la otra como el paraíso de los vídeos efímeros. Sin embargo, Instagram y Snapchat se parecen cada vez más, sobre todo desde que Mark Zuckerberg, no satisfecho con dominar Facebook, se puso al frente de Instagram.

Hoy, las dos redes sociales pelean por un público muy parecido, no solo a nivel demográfico, sino también en cuanto a gustos. Durante los dos últimos años, los millennials han aumentado su uso diario de ambas plataformas, aunque en los últimos meses parece que Instagram ha tomado ventaja.

Según los últimos datos publicados por eMarketer, un 34% de los miembros de la generación Y en Estados Unidos utiliza Instagram a diario. Un 28% lo hace con Snapchat. Las malas noticias para esta última son que, tras una evolución muy similar desde el año 2014, la distancia entre ambas se ha agrandado en los últimos seis meses. ¿Qué está pasando?

The cool kid in town

Quizá deberíamos haber empezado por decir que la batalla de los usuarios hace tiempo que la ganó Instagram. Desde que, en 2012, la entonces start-up fue tocada por la barita mágica de Zuckerberg no ha dejado de crecer. Hoy tiene más de 700 millones de usuarios activos por los 300 millones de Snapchat.

Aun así, la mayoría de los millennials (un 64% según una encuesta reciente de Adweek) piensan que Snapchat es más cool (o guay, en nuestro país). Sin embargo, parecen inclinarse más por la menos cool. Sus razones tendrán. Y parece que tienen mucho que ver con cómo ambas plataformas les dejan contar sus historias.

Desde que Instagram lanzó su herramienta Stories hace ahora un año, copiando sin tapujos algo que había inventado Snapchat, no ha dejado de multiplicar sus usuarios. Básicamente, es algo que funciona igual en ambas plataformas: la posibilidad de crear historias efímeras, que duran 24 horas, con un conjunto de fotos o vídeos aderezados con filtros y otros efectos. ¿En serio es tan importante? Los millennials lo adoran.

¿Hace Instagram mejor de Snapchat que Snapchat?

La mitad de los usuarios de Instagram usan Stories, es decir, más usuarios que el total con perfil en Snapchat. 250 millones lo hacen a diario. Además, en un movimiento muy Zuckerberg, la plataforma diluye cada vez más sus fronteras con Facebook (y sus más de 2.000 millones de usuarios). Nunca copiar algo había salido tan rentable. Bueno, quizá sí, pero eso ya es otra historia.

“El lanzamiento de Instagram Stories fue solo el principio. Durante el último año, Instagram ha añadido filtros, etiquetas de localización, stickers o herramientas para dibujar en lo que se ha convertido ya en una competición despiadada entre ambas plataformas”, señala un informe de Business Insider que busca descubrir cuál de las dos aplicaciones está ganando esta batalla.

Tras un análisis detallado de las funciones que comparten ambas plataformas (stories, mensajería, filtros y demás herramientas), el diagnóstico de Business Insider es más o menos claro: “Instagram hace todas las cosas que hacía Snapchat, y las está haciendo mejor”.

La clave estaría en cómo Instagram parece haberse adaptado mejor a las últimas tendencias, mientras Snapchat se ha ido quedando atrás y ha perdido parte de esa emoción que generaba cuando era novedoso. Además, el hecho de contar con una gran compañía a tus espaldas, y lo que significa a nivel promoción, conocimiento e infraestructura, también está marcando la diferencia.

Los influencers: la última frontera

No cabe duda de que el mundo de las redes sociales es complejo. ¿Por qué elegir una u otra? Los usuarios dan sus razones: estar donde están amigos y conocidos, entretenimiento, usabilidad y funcionamiento, posibilidades de compartir vídeos y fotos… Y, también, seguir de cerca los pasos de famosos e influencers.

Poco después de que se lanzase Instagram Stories el crecimiento de Snapchat se frenó en seco. Toda la atención se centró en las novedades de la plataforma de Zuckerberg. Cómo era posible que tantos millones de usuarios cambiasen de hábitos tan rápidamente. Y a alguien se le ocurrió pensar: ¿qué están haciendo los influencers, los líderes de la comunidad millennial?

Así, en la agencia de redes sociales Mediakix siguieron los pasos de 12 de los perfiles con más influencia en Snapchat durante el último año. El resultado fue que la mayoría publicaba más historias en Instagram. Concretamente, un 25% más de Instagram Stories al mes.

Podría parecer que la batalla está ganada, que no hay nada que hacer para ganarle la partida al gigante de las redes sociales. Pero si algo han demostrado los millennials es que nada es para siempre en el mundo online; que lo que hoy ocupa el tiempo de ocio de los consumidores jóvenes puede ser olvidado en cuestión de meses.

La joven historia de Internet está llena de ejemplos de modas indispensables que hace tiempo que forman parte de un museo. Los IRC, MySpace o Messenger (por nombrar solo unos pocos) cuentan la historia de un mundo de constantes cambios y fuerte competencia, un mundo donde la batalla por el millennial entre Snapchat e Instagram no es la primera gran guerra, ni será la última, con muchas pequeñas batallas por ganar, como el favor de las generaciones más jóvenes, que empiezan ya a marcar el paso.

En Nobbot | ¿En qué monstruo se ha convertido Facebook?

Imágenes: Mediakix, eMarketer, Google Play, iStock