Administrador de cuentas inactivas de Google, decide qué sucede con tus cuentas si falleces

Administrador de cuentas inactivas de Google, decide qué sucede con tus cuentas si falleces

googlenc

Seguramente alguno se haya preguntado qué pasará con sus cuentas de correo u otros servicios en Internet cuando fallezca. En ocasiones, en este tipo de servicios guardamos información privada que controlamos en todo momento pero que en una situación tan drástica como la que mencionamos, no sabemos que sucedería con ella.

Principalmente para éste pero también para otros motivos de inactividad en nuestras cuentas, ahora disponemos en las opciones de configuración de un administrador de cuentas inactivas de Google. Es un tema en el que cuesta pensar pero tomar ciertas medidas es importante para la gente que dejemos atrás.

En qué consiste exactamente esta nueva función

Gracias a esta función, podemos decirle a Google qué queremos que suceda con el contenido de nuestras cuentas y con toda la información relacionada con las mismas, una vez hayamos fallecido o cuando ya no podamos acceder a ellas. Hasta ahora la única solución era verse inmersos en un engorroso proceso en el que había que presentar documentación o incluso tener que recurrir a abogados.

pres

Básicamente, vamos a poder decidir que nuestra información sea borrada tras un periodo de inactividad o que se proporcione a las personas de confianza que deseemos, la información relativa a alguno o todos los siguientes servicios: +1s, Blogger, Contactos y Círculos, Drive, Gmail, Álbumes Web de Picasa, Google Voice, YouTube y perfiles, páginas y publicaciones de Google+

Como medida de precaución ante cualquier posible error, antes de que los sistemas de Google lleven a cabo cualquier acción, primero se enviará una notificación mediante un mensaje de texto al teléfono móvil y un e-mail a la dirección de correo electrónico secundaria que en su momento se les proporcionó.

Configuración del servicio paso a paso

Lo primero que hay que hacer es acceder a la configuración desde el menú desplegable que hay junto a la foto de perfil de nuestra cuenta Google y seleccionar la opción Cuenta. En la pantalla a la que accederemos, en el apartado Administración de la cuenta haremos clic en Obtener más información y acceder a la configuración. Una vez en el administrador de cuentas inactivas ya sólo tenemos que pulsar en Configuración para comenzar el proceso.

En el apartado Alertas, debemos introducir obligatoriamente un número de teléfono y opcionalmente una dirección de correo electrónico alternativa. Como hemos dicho, Google intentará ponerse en contacto con nosotros a través de estos medios antes de tomar cualquier medida referente a nuestra cuenta.

Hecho esto, pasaremos a seleccionar el tiempo de espera transcurrido el cual, nuestra cuenta pasará a considerarse inactiva. Las opciones son 3, 6, 9 y 12 meses. Para que nuestra cuenta no pase a considerarse inactiva simplemente tenemos que iniciar sesión al menos una vez en el periodo seleccionado. De todas maneras, como medida de seguridad Google nos enviará una notificación un mes antes de que vaya a cumplir el plazo.

borrar

Si deseamos que Google proporcione a nuestras personas de confianza los datos necesarios para acceder a nuestra cuenta, podremos hacerlo desde el apartado Notificar a los contactos y compartir los datos.

Podemos seleccionar hasta un máximo de 10 personas. Además de seleccionar las aplicaciones cuya información queremos compartir con cada contacto, deberemos introducir sus números de teléfono y escribir un mensaje personalizado. También se nos da la opción de configurar un e-mail de respuesta automática que recibiran aquellos que escriban a esa dirección una vez la cuenta haya sido desactivada.

Si deseas que Google borre tu cuenta simplemente tienes que activar la casilla correspondiente en el apartado Eliminación opcional de la cuenta. La cuenta será borrada una vez se hayan llevado a cabo todas las acciones solicitadas en los pasos anteriores.

Cuando hayamos configurado todas las opciones a nuestro gusto, sólo nos quedará pulsar en el botón Habilitar y habremos terminado. Como veis es un proceso bastante sencillo. Esta nueva función que nos acaba de presentar Google me parece todo un acierto ya que nos asegura que una vez que pasemos a mejor vida nuestros datos no serán utilizados por nadie que no deseemos.