Chat Fiction Apps, ¿quién dijo que a los internautas no les gusta leer?

Cada día, se leen millones de mensajes de texto en todo el mundo. Los usamos para decirlo todo: lo más público y lo más íntimo. Algunos son para concretar una cita, otros para avisar de su cancelación, en otros se ama, se discute, se odia… Y ahora, muchos de ellos pueden ser la forma más entretenida de mantenernos conectados al smartphone, a través de historias de ficción de las que enganchan. Así es el mundo de las Chat Fiction Apps.

Conectar con los jóvenes

Los millennial son los reyes de nuestro tiempo, al igual que las generaciones más jóvenes lo han sido siempre a lo largo de la historia. Una de las mayores pasiones para el hombre, ha sido la lectura, que nos sumerge en relatos que nos llevan a cualquier universo. Pero, con la revolución digital, con las llegadas de los smartphones, las redes sociales y los vlogs, muchos temen que la pasión por la lectura se pueda estar perdiendo.

Las Chat Fiction Apps están cambiando todo eso. Y demostrando que leer sigue siendo no sólo saludable, sino terriblemente adictivo. Estas apps están logrando un gran éxito porque saben conectar con el público ofreciéndole lo que a éste le interesa, hablando desde su mismo lenguaje. En primer lugar, se trata de historias que reproducen un chat de una app cualquiera de mensajería, el formato que todos usamos a diario. A través de las conversaciones entre dos o más personajes se va desarrollando una historia que crece en interés. Para seguirla, el lector sólo debe pulsar “siguiente”.

En realidad, nos recuerdan al folletín más clásico del siglo XIX, ése que llegaba por entregas y cuya expectación congregaba a miles de lectores que esperaban la continuación de las historias. Así, estas apps ofrecen relatos de los géneros más populares entre los jóvenes: el terror, el romance, lo paranormal, lo fantástico, el misterio… Y enganchan por su formato. Son obras breves, de unas 1.000 palabras, lo que supone que se puede leer una pieza completa en apenas seis o siete minutos.

A la sencillez del formato, tan reconocible para los usuarios, cabe sumar otro factor clave para enganchar. Y es el hecho de que las historias no pueden leerse del tirón, sino que son fraccionadas. Así se alimenta el suspense, las ganas de saber qué pasará y, de paso, la monetización del proyecto. Nos explicamos. En la mayoría de estas apps, llega un momento en que el usuario no puede seguir con la lectura. Ha de esperar unos minutos para que la app le dé acceso a nuevos contenidos. O puede optar por otra solución: hacerse premium, pagar una cuota y continuar leyendo durante el tiempo que quiera.

Hooked y otras Chat Fiction Apps

La oferta de Chat Fiction Apps ha ido creciendo con el tiempo, debido a su éxito. Pero para entender su repercusión, debemos remontarnos a septiembre de 2015, cuando Prerna Grupta lanzó Hooked, la primera de estas apps que triunfó y que ha inspirado a las que han llegado después. Su descarga y uso son gratuitos. La app es usada por un público eminentemente millennial, con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años.  Y, como hemos comentado, los usuarios que quieran leer sin tener que esperar las pausas que establece la aplicación, que son de entre 40 a 45 minutos, pueden hacerse usuarios premium y pagar una suscripción semanal (3,21 euros), mensual (8,58) o anual (42,92). Además, otra interesante función que incorpora es que los usuarios también pueden escribir y publicar sus relatos. Y con un poco de suerte (y un mucho de talento) convertirse en cotizados autores. No en vano, la app ha llegado a las 20 millones de descargas.

Wattpad es una biblioteca virtual que ofrece cientos de libros para los usuarios. Y, además, de forma gratuita. Se creó en 2006 y sus usuarios pueden también publicar sus propias historias para una comunidad de más de 45 millones de miembros. En febrero de este mismo año, la empresa lanzaba Tap, una aplicación para leer historias con ese formato chat que está conquistando a los más jóvenes. Se ha “fijado” en Hooked para plasmar sus funcionalidades. Con una importante diferencia, el tiempo de espera para poder seguir leyendo un relato baja hasta los 20 minutos. Yarn es otra de las apps de relevancia en este nuevo universo. Tiene un estilo y funcionalidades similares a las anteriores, tomando “prestada” esa forma de presentar los relatos que simula ser una conversación por chat entre dos personas.

Como podemos imaginar, las grandes empresas de la era de Internet no quieren quedarse fuera de juego con estas nuevas utilidades y una marca como Amazon también tiene su propia app de Chat Fiction. Estamos hablando de Rapids, que nació en noviembre del año pasado. En este caso, está pensada para usuarios de menor edad, pues se configura para chicos de entre 7 y 12 años. Con vistas a una faceta más educativa, el soporte ofrece ayuda a los niños en el caso de que encuentren palabras cuyo significado desconocen. Además, incluye un asistente de voz “Read to me”, para que sea la propia app la que pueda leer el relato al niño.

Relatos muy famosos

Al hablar de las Chat Fiction Apps nos hacemos una pregunta, ¿qué tienen estas historias para conquistar a su público? Repasemos algunos de los títulos más famosos. Una de las obras más populares dentro de este género es ‘The Watcher’, ‘El Vigilante’. Su autor, Sean Dunne, nos sumerge en un relato de misterio que se inicia con una llamada de alerta (o mensaje de alerta, más bien) de un padre a su hija.

Dzuma‘ es otra historia bastante conocida. En este caso, tenemos a Gina, que está trabajando como canguro cuando al bebé que cuida comienza a sangrarle la nariz. Su tía Kate tratará de ayudarle al otro lado del móvil. Los autores de esta Chat Story son Dr. Hoot y Preston Lang. ‘Where Is She’ también ocupa un lugar especial entre los fans de Hooked. Su autora es Kayla Parent y se centra entre una conversación entre Tiffany y su madre cuando la chica comienza a oír un ruido extraño. Como vemos, se trata de historias protagonizadas por adolescentes y el género que parece triunfar de forma especial es el de intriga y misterio, un cóctel explosivo que siempre ha cautivado a este público. No en vano, el terror adolescente se puso muy de moda en los 80 con títulos como la saga de ‘Pesadilla en Elm Street’ y sigue tan en buena forma como entonces.

Chat Fiction Apps, entre las mil formas que los internautas tienen para disfrutar de sus paseos por Internet, estas apps de lectura que imitan un chat privado son curiosas, sencillas y saben cómo enganchar. Y, sobre todo, nos demuestran que la pasión por la lectura y las historias trepidantes son una poderosa llama que nunca se apagará.

Imagen | Tap

En Nobbot | ¿Se te acumulan series, pelis y libros que ver y leer? Tú también eres víctima del tsundoku