Detectives de la ESO que corrigen la ortografía de los famosos en Twitter

Detectives de la ESO: justicieros de la buena ortografía

Los Detectives de la ESO detectan, analizan y corrigen las faltas de ortografía de los tuits de los famosos.

Si formas parte del común de los mortales, puedes estar tranquilo. Pero si engrosas las listas de aquellos a los que llamamos “famosos” y tienes más de 20.000 seguidores en Twitter, mucho ojo.

A través de la cuenta de Twitter Detectives de la ESO, un grupo de estudiantes busca infatigablemente faltas de ortografía de famosos y políticos. El actor Dani Rovira, la cantante Rosario Flores, el líder del PP, Pablo Casado, o incluso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han sido algunas de las víctimas de sus correcciones.

A la caza de los delincuentes ortográficos

¿Cómo conseguir que se interese por la ortografía un grupo de nativos digitales? Pues, claro está, a través de una pantalla. Detrás de esta iniciativa está Alejandro Galán, profesor de Geografía e Historia del IES Cuatro Villas de Berlanga, Badajoz. Su objetivo no era otro que conseguir que sus alumnos, estudiantes de 14 y 15 años, aprendiesen sobre ortografía y redacción fijándose en todos los errores que podemos encontrar en Twitter. Y, de paso, sacar los colores a todos aquellos que maltratan nuestro idioma en las redes sociales.

Las normas están claras: tienen que encontrar errores en tuits de cuentas de famosos con más de 20.000 seguidores. Una vez localizada una falta, estos detectives se presentan y corrigen a su autor educadamente, explicándole dónde está su error. Y no les falta trabajo.

No queda error con cabeza

Han encontrado de todo. Errores tan dolorosos como “bida”, “convatir”, “se están biendo afectados” o “haceptan” (sí, basado en hechos reales). Algunos son tan llamativos que los detectives, siempre tan educados, se saltan su protocolo: ni se presentan, ni explican dónde está el error. Simplemente dan la voz de alarma.

También buscan detalles que pasan más desapercibidos pero que son, al fin y al cabo, errores. Como que los meses del año van con minúscula, los signos de exclamación van al principio y al final de la frase o que las tildes también existen. Normas básicas que a menudo se olvidan al escribir en las redes sociales (como les sucedió a Íñigo Errejón, Jaime Lorente y Rosalía, respectivamente).

Estos estudiantes son atentos, minuciosos y están haciendo muy bien su trabajo, pero lo cierto es que tendrían que buscar refuerzos si quisieran dar con todas las faltas que se publican en Twitter cada día.

La actividad de los Detectives de la ESO no ha pasado desapercibida. Han recibido las respuestas de sus ídolos y también el apoyo de muchísimos usuarios que aplauden su iniciativa. “Pues gracias por corregirme. Soy un poco burro”, contestaba Jesús Calleja a los estudiantes, que le indicaron que “cuanto más” es la forma correcta (y no “contra más”).

Sin embargo, ni el humor se libra de su ojo crítico. “Buenos chicos. Apatrullando la lengua”, tuiteó Pérez Reverte. Su respuesta no se hizo esperar: “Buenas tardes, Arturo. Antes de nada, nos gustaría darle las gracias por su apoyo. Es muy importante para nosotros. En este caso, su falta ha sido poner «apatrullando», ya que el verbo «apatrullar» no existe. Lo correcto sería «patrullando». Un gran saludo, HG”. Nada más y nada menos que con un link a la Fundeu.

Otros se han tomado sus críticas con menos ánimo. Es el caso de Julia Medina, participante de ‘Operación Triunfo 2018’. “Hola. Hay una coma innecesaria en tu tweet”, contraatacó a los detectives. Poco después añadió que era una broma (tras recibir mensajes de crítica de otros usuarios).

Por un mundo sin faltas

Los Detectives de la ESO suman más de 9.000 seguidores en Twitter. Sin embargo, y según declaró a ‘ICON’, el profesor del centro extremeño no buscaba notoriedad cuando comenzó esta iniciativa. Simplemente que sus alumnos mejorasen su forma de escribir de forma divertida, tanto en clase como en su tiempo libre. Algo que cada vez cobra más importancia debido a la influencia que los medios digitales tienen en la formación de los estudiantes. La buena ortografía es, hoy, una excepción en las redes sociales.

Según un estudio realizado por la Universidad de Alcalá (UAH), más del 90% de los jóvenes entre 14 y 30 años cometen faltas de ortografía cuando usan dispositivos móviles. El 88,5% reconoce que elabora con más cuidado los textos en otros formatos que en sus smartphones. “Lo que está sucediendo es un cambio en el código, y no en la lengua, y está por ver los problemas que dicho cambio puede causar en la escritura en otros contextos”, señala Silvia Gumiel, profesora del departamento de Filología, Comunicación y Documentación de la UAH y responsable del estudio.

Los Detectives de la ESO utilizan su cuenta, también, para explicar normas y reglas gramaticales y ortográficas y para alertar de fake news. La única duda que nos dejan sin resolver, ahora que llega el final de curso, es si podremos contar con su patrulla un año más.

En Nobbot | La lingüística forense o cuando la mala ortografía delata al delincuente  

Imagen | Unsplash/Teddy Kelley

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *