El Gobierno pone en marcha una app para luchar contra el COVID-19

El Gobierno pone en marcha una app para luchar contra el COVID-19

COVID-19

En una crisis como la del coronavirus COVID-19, uno de los objetivos principales del Gobierno es descongestionar los servicios sanitarios, saturados de pacientes que hacen cola en una pasillo a la espera de ser atendidos.

El aumento acelerado de contactos ha bloqueado no solo los hospitales de toda nuestra geografía, sino también las líneas habilitadas para la atención telefónica.

Por eso, desde el Ejecutivo se acaba de lanzar una nueva aplicación móvil oficial de autodiagnóstico e información, bautizada como AsistenciaCOVID-19. La herramienta puede utilizarse a través del móvil o la web y permite realizar autodiagnósticos, acceder a recomendaciones de actuación e información actualizada, y recibir recordatorios para realizar un seguimiento periódico del estado de salud.

De momento, está disponible en cinco comunidades autónomas, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura pero la idea es extender su uso a todo el territorio. La aplicación, que ha sido puesta en marcha por la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, adscrita a la Vicepresidencia Tercera del Gobierno y Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, no constituye un servicio de diagnóstico médico, de atención de urgencias o de prescripción de tratamientos farmacológicos.

Reunir datos contra el COVID-19

AsistenciaCOVID-19 permitirá disponer de datos unificados y homogéneos, contribuyendo con ello a la gestión de la epidemia a nivel nacional. La aplicación, a través de la solicitud de una serie de datos de identificación y de salud relacionados con los síntomas experimentados, permite ofrecer recomendaciones y pautas de actuación.

Además, a través del sistema de geolocalización vía GPS del teléfono móvil, con permiso del usuario, se validará la comunidad autónoma en la que se encuentra para personalizar las respuestas en función de los protocolos de cada una de ellas.

Tal y como aseguran desde el Ejecutivo, los datos recabados por esta app no se utilizarán para realizar un control del cumplimiento de las medidas de contención. Solo se permitirá el acceso a los datos a los profesionales sanitarios y a las autoridades competentes autorizadas.

Los datos personales serán conservados durante el tiempo que perdure la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y, una vez finalizada, serán agregados de forma anónima para tratarlos con fines estadísticos, de investigación o de planteamiento de políticas públicas, durante un período máximo de dos años.

COVID-19

Compartir tecnología

El Gobierno tiene previsto, además, liberar el código fuente para que otros organismos oficiales puedan implementar sus propias versiones de la aplicación, adaptando la herramienta a su protocolo sanitario de autoevaluación y triaje. Esto contribuirá a garantizar la accesibilidad y la igualdad de oportunidades poniendo la tecnología al servicio del conjunto de la sociedad.

«Esperamos que el esfuerzo realizado para crear esta aplicación web y app móvil sirva para beneficiar a comunidades de todo el mundo en su lucha para controlar el COVID-19. De hecho, hemos recibido ya interés en su utilización por parte de organizaciones internacionales que buscan adaptar la aplicación a su ámbito local con los que ya estamos trabajando para lograr ese objetivo» añade la secretaria de Estado.

Esta solución es fruto del esfuerzo conjunto del Gobierno de España y de profesionales de varias compañías involucradas en su desarrollo. Entre ellas, CARTO, ForceManager y Mendesaltaren, con el apoyo y colaboración de Telefónica, Ferrovial, Google y Santander. Además, para su desarrollo, se ha contado también con la ayuda de expertos en derecho, ética, programación, aplicaciones móviles y salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *