¿Cambiarías a tus jefes por robots? El 64% de los empleados dice que sí

¿Cambiarías a tu jefe por un robot? El 64% de los empleados dice que sí

Lidiar con determinados jefes no es tarea fácil. Estamos seguros de que más de uno cambiaría a su querido jefe por una planta pero como la cosa no parece muy viable, elegirían a un robot para para que ocupase su puesto.

Tal y como recoge Muy Interesante, esta es la conclusión más llamativa que se extrae del segundo estudio anual de inteligencia artificial (IA) realizado por Oracle y Future Workplace. Después de consultar a 8.370 empleados, directores y responsables de RRHH de diferentes países se llegó a la conclusión de que el 64% de ellos preferirían trabajar codo con codo con un amasijo de cables y conexiones que con su director actual.

Encantados con nuestros compañeros robots

El estudio analiza, por segundo año consecutivo, el papel que está adquiriendo la inteligencia artificial en el mundo laboral. Según los datos recogidos, el 50% de los empleados utilizan la IA de alguna forma en su entorno laboral, frente al 32% del año pasado. Si analizamos los resultados por países, nos damos cuenta de que China e India son los lugares donde esta tecnología ha calado más hondo, con un 77% y 78% respectivamente.

robots

A pesar de que la irrupción de la tecnología en el mundo laboral ha inspirado, históricamente, una serie de miedos, el estudio de Oracle y Future Workplace asegura que el 65% de los trabajadores se muestra optimista y entusiasmado ante la llegada de la inteligencia artificial y agradecido por contar con la ayuda de una especie de compañero robot en su día a día.

¿En qué nos ganan los robots?

El hecho de que muchos empleados prefieran trabajar con los robots en vez de con sus directivos no es una casualidad o un capricho futurista. Cuando se les preguntó a los encuestados qué pueden hacer mejor los robots que sus gerentes no se quedaron callados y aportaron una serie de puntos que, quizá, hagan reflexionar a más de uno.

Según un 26% de los empleados, los robots tienen una mayor capacidad para proporcionar información imparcial y para un 34% estas máquinas son más respetuosas con los horarios de trabajo. Vamos, que a nadie le gusta hacer horas extra.

robots

Además, los robots tendrían una mayor soltura y efectividad a la hora de resolver problemas y de administrar presupuestos sin malgastar ni un céntimo. Para que los gerentes y directores no cayeran en el abismo más absoluto, también se preguntó a los empleados cuáles eran las cualidades que les hacían ser competitivos con los robots. Según un 45% de los empleados, los jefes de carne y hueso tienen una mayor empatía y capacidad de comprender sus sentimientos y para el 29% los jefes son los encargados de crear una cultura laboral que, al menos por ahora, se le escapa a los robots.

Según los datos del estudio, los jefes son los encargados de entrenar a los empleados y lo cierto es que esta es una tarea bastante valorada por estos últimos. Qué haríamos con tanta inteligencia artificial y tanto robot si nuestro jefe no es capaz de ayudarnos y entrenarnos en este nuevo entorno laboral.

No todo es de color de rosa

La introducción de la inteligencia artificial en el mundo laboral no es una tarea sencilla, especialmente para aquellos que no nacieron con un ordenador o cualquier otra tecnología bajo el brazo. La robotización y la automatización exigen una continua actualización por parte de los empleados que, para el 76% de ellos resulta en cierto modo complicada. Ya saben lo que dicen, renovarse o morir.

robots

Aunque las nuevas tecnologías se convierten en un aliado para el progreso, existen una serie de preocupaciones que mantienen a más de uno en vilo. Según datos del estudio de Oracle y Future Workplace, y tal y como recoge Muy Interesante, la seguridad (31%) y la privacidad (30%) son las principales preocupaciones que evitan que los empleados usen IA en el trabajo. Además, los nativos digitales Gen Z (43%) y los Millennials (45%) son los que menos duermen por la noche gracias a estos quebraderos de cabeza, frente a los Gen X (29%) y los Baby Boomers (23%) que se lo toman con un poco más de filosofía.

Un desafío para todos

Una investigación del Foro Económico Mundial asegura que, para 2025, más de la mitad de todas las tareas actuales en el lugar de trabajo serán realizadas por máquinas, en comparación con el 29% actual, se espera que se creen 133 millones de nuevos puestos de trabajo para 2022, en contraste con los 75 millones que serán desplazados.

Y es que, según el estudio The Future of Jobs 2018, si bien se espera un crecimiento neto positivo del empleo gracias a los robots, habrá un cambio significativo en la calidad, ubicación, formato y permanencia de los nuevos puestos.

La llegada de la inteligencia artificial y de la robotización al entorno laboral nos sitúa ante un horizonte de posibilidades que debe ser gestionado correctamente. Para ello, la Fundación COTEC ha desarrollado el proyecto #MiEmpleoMiFuturo que trata de poner sobre la mesa una reflexión sobre el nuevo futuro automatizado al que nos enfrentamos y sobre la respuesta política que necesita esta nueva organización tecnológica.

El documento incluye siete puntos en los que se pide a los políticos iniciativas para que el impacto de la digitalización sobre el empleo contribuya a facilitar el trabajo y mejorar la vida de las personas, en lugar de precarizar y amenazar a la clase media, como apuntan diferentes indicadores. La robotización abre grandes oportunidades a empresas y trabajadores, pero hay que afrontar el reto de evitar la precarización del empleo para no comprometer el crecimiento económico global.

Imágenes: Pixabay y Oracle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *