Diagnóstico precoz del infarto para evitar un daño irreversible

Nuevo test para diagnosticar el infarto antes de que el daño sea irreversible

En la actualidad, cuando un paciente tiene dolor en el pecho y hay sospecha de que está teniendo una isquemia cardiaca que puede acabar en infarto, lo que se hace es un electrocardiograma y un análisis de sangre. La bióloga molecular Judit Cubedo, de GlyCardial Diagnostics, ha creado un test de diagnóstico precoz del infarto.

Esta prueba se realiza con un sencillo análisis de sangre que sustituye al que se utiliza en la actualidad para medir niveles altos de unas proteínas llamadas troponinas. El problema –tal como explica a la periodista Ana Hernando, de la agencia Sinc, es que “el organismo libera estas proteínas cuando el daño en el tejido cardiaco ya está hecho”.

Para superar esta dificultad, esta joven emprendedora que acumula múltiples reconocimientos, entre otros, el premio Innovadores menores de 35 del MIT Technology Review o el Emprendedor XXI de Cataluña, ha desarrollado su test de diagnóstico precoz del infarto. Su proyecto ha logrado financiación pública y privada por un total de 5,2 millones de euros, cifra en la que se incluye 1,9 millones procedentes del Instrumento PYME del programa Horizonte 2020 de la CE.

diagnóstico precoz del infarto para evitar un daño irreversible

“Con nuestro test podríamos ser capaces de detectar esa fase previa, midiendo los niveles en sangre de Apo J glicosilada con los reactivos que hemos desarrollado y evitar así ese daño irreversible que produce el infarto. Por el momento, no existe nada parecido en el mercado”, explica.

Los niveles de esta proteína, Apo J glicosilada [Apo J], disminuyen durante las primeras fases de la isquemia, es decir, cuando deja de llegar riego sanguíneo al tejido cardiaco, por lo que se presenta como un biomarcador fiable en la prevención de la enfermedad.

El estudio clínico con este test ya se ha iniciado en el Hospital Sant Pau, en Barcelona, y en La Paz y Gregorio Marañón, en Madrid. “Pero prevemos trabajar con más centros en España y también en Reino Unido. En total, vamos a analizar muestras de sangre de más de 500 pacientes que hayan sido ingresados con dolor isquémico”, señala a Sinc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *