El Museo del Prado expande su colección gracias a la IA

El Museo del Prado abre su colección al mundo gracias a la Inteligencia Artificial

Con la intención de situarse en la vanguardia de los museos de la red, el Museo del Prado ha creado una nueva herramienta de lectura aumentada que permitirá dotar de contexto histórico a las obras y artistas presentes en su colección desde el S. XII al XIX.

Mucha de la información necesaria para la comprensión de una obra está en sus descripciones que, con frecuencia, requieren del lector contemporáneo no experto un nivel de conocimientos infrecuente. La lectura aumentada del Museo del Prado pretende ofrecer así, de manera automática, el contexto que facilita la comprensión de los textos descriptivos de la obra y, por ende, la obra misma. Utilizando la inteligencia artificial, y en palabras de Javier Solana, Presidente del Real Patronato del Museo, «el Prado quiere ser un museo del S. XXI y mirar al S. XXII cuando llegue la hora».

Inteligencia artificial para entender el arte

La nueva herramienta ofrece, por un lado, información exahustiva de los textos explicativos de 5.500 fichas de obra en su versión en español y casi 2.700 en su versión en inglés. A través de un motor de Compresión del Lenguaje Natural se extraen los principales conceptos y temas tratados en la descripción de cada obra. El motor Gnoss-Sherlock incluye, además, una base de conocimiento que encuentra su origen en Wikipedia y Wikidata. De esta forma, el público tiene acceso a todos los datos relativos a acontecimientos históricos, políticos, literarios, científicos o filosóficos que puedan resultar importantes para entender el universo en el que se engloba una obra.

Museo del Prado

Miguel Falomir, Director del Museo del Prado, ha querido recalcar las posibilidades de expansión que ofrecen estas nuevas herramientas. Las colecciones del Prado trascienden, gracias a la tecnología, los límites de lo humano y se convierten en accesibles para todo el mundo que disponga de un ordenador y una conexión a internet. «En 200 años la única forma de experimentar lo que es el Museo del Prado era la visita física. Con el tiempo, hemos incorporado nuevas tecnologías cuyo resultado es un museo que, sin querer reemplazar la experiencia sensorial, se puede visitar virtualmente» asegura.

Una herramienta clave para la educación

Con la intención de incidir en la función educativa y didáctica del proyecto, el Museo del Prado ha creado una Línea del tiempo multicapa que encuadra y expande las colecciones del Museo. Esta Línea permite al usuario descubrir a simple vista qué estaba ocurriendo cuando Velázquez pintaba Las Meninas, qué filósofos o científicos eran coetáneos con Goya o qué conflictos militares se produjeron en vida de Rubens. Todo ello de forma ordenada, clara y con la posibilidad leer la información detalladamente gracias a la lectura aumentada.

El configurador de la Línea del tiempo permite al usuario seleccionar hasta 5 capas distintas, siendo una de ellas siempre la del Prado. El resto pueden variar desde los hechos históricos hasta el contexto filosófico o literario de cada obra o artista. El número total de entidades que contiene esta herramienta asciende a 50.000, lo que ofrece un contexto lo suficientemente amplio para comprender y situar correctamente cada una de las piezas que albergan los pasillos del Museo del Prado.

Museo del Prado

La Línea del tiempo es un caso de aplicación de las directrices de la Linked Open Data Web o Web de datos enlazados. Un conjunto de ontologías y vocabularios hibridados construidos de acuerdo con los estándares de la Web Semántica que hacen posible que datos, tales como los autores y sus fechas de nacimiento y muerte, pueden encontrar sus entidades homólogas en otros conjuntos de datos. Esto permite proveer a cada obra y autor del Prado de un contexto muy específico y a la colección en su conjunto de un gran escenario de información y conocimiento que es muy útil para enseñar y aprender.

Tal y como aseguraba Miguel Falomir, «nos gustaría que la sociedad entendiese esta línea como un pequeño regalo que el Museo le hace con motivo de su bicentenario». El Museo del Prado abrió sus puertas el 19 de noviembre de 1819, convirtiéndose a lo largo de los años en todo un referente del arte y la cultura a nivel mundial.

Todas estas herramientas creadas gracias a la inteligencia artificial se engloban en la segunda fase de un proyecto digital que trata de apostar por una mejor comprensión de las obras y artistas. El Museo ya lanzó en el año 2015 el proyecto El Prado Web, afianzando así su posición de liderazgo y consolidándose como un referente internacional para museos e instituciones culturales en el uso de los principios de la web semántica, la web de datos y, ahora, de la inteligencia artificial.

Imágenes: Pixabay y Museo del Prado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *