La Generación Z sí está preocupada por su privacidad - Nobbot

La Generación Z sí está preocupada por su privacidad

A pesar de que podamos pensar que los adultos sienten mayor preocupación por salvaguardar su privacidad en redes sociales, la Generación Z (es decir, los nacidos desde mediados de los 90 hasta el 2010) es la que ha expresado un mayor deseo de proteger sus datos en los perfiles de estas plataformas sociales, según refleja el último informe de Kantar Media ‘Todas las tendencias de redes sociales para el 2018’.

Muchos de los que forman parte de esta generación utilizan alias ficticios para evitar ser localizados en las búsquedas online, e incluso crean dos tipos de cuentas de Instagram: rinsta (reales) o finsta (falsas o solo para los amigos). Además, estos adolescentes utilizan apps como Vaulty, que permite a sus usuarios ocultar fotos y vídeos. Según el estudio de Kantar Millaward Brown Ad Reaction, los pertenecientes a la Generación Z se describen como frugales y poco confiados, pero también muy trabajadores y colaborativos. Ahora están llegando a la mayoría de edad en un mundo digital post-lineal, donde el conocimiento está al alcance de sus dedos y además es bajo demanda.

la generación z: conscientes del valor de sus datos

Los jóvenes que componen la Generación Z también tienen a su disposición redes sociales “de incógnito”, como Sarahah, Anonyfish y Minds.com, que permiten a sus usuarios comentar de forma anónima. Si aún queda alguna duda de su deseo de privacidad, se debería tener en cuenta lo siguiente: Sarahah alcanzó el primer puesto en la Apple App Store en 30 países, tan solo dos meses después de su lanzamiento. Ese miedo a la exposición en redes sociales podría impulsar al fenómeno bautizado como Social Cooling, una situación que se caracteriza por una gran preocupación por lo que publicas o por los likes en redes sociales.

Según esta tendencia, la población conectada, que está incrementando, se volvería cada vez más desconfiada porque sabemos el precio que debemos pagar por nuestros datos personales para mantener una vida social online. En lo referente a la confianza en los datos, los resultados muestran que muchos consumidores están eligiendo privacidad por encima de la conveniencia, prefiriendo tener un mayor control sobre su actividad online aunque esto redunde en una pérdida de velocidad o comodidad.

los españoles velan por su ciberseguridad

Así, el 53% de los internautas españoles pone pegas a conectarse a dispositivos que monitorizan su actividad, aunque esto les haga la vida más fácil. Esta cifra supera al 43% registrado en la media global. Las personas son cada vez más conscientes del precio que están pagando por tener un estilo de vida conectado y el 61% de los entrevistados para este informe en España (20 puntos por encima de la media global) expresó su preocupación por la cantidad de datos personales que las empresas tienen sobre ellos.

Además, el recelo por la privacidad en nuestro país se refleja también en el Eurobarómetro realizado por Kantar TNS sobre privacidad: Casi 6 de cada 10 españoles han cambiado alguna vez sus opciones de privacidad en redes sociales como Facebook, Twitter o LinkedIn, entre otras.

nuevo reglamento general de protección de datos europeo

En resumen, 2018 será un año de avances en cuanto a las políticas de privacidad. El próximo 25 de mayo,  el Reglamento General de Protección de Datos Europeo comienza a ser de obligado cumplimiento para proteger tanto los datos generados por los usuarios como las publicaciones en redes sociales.

Desde ese momento, la nueva norma velará por el tratamiento de cualquier dato personal con los que las empresas trabajan a diario como datos bancarios, de consumo, perfiles e información médica. El reglamento introduce cambios como, por ejemplo, que desde mayo, el consentimiento para el uso de estos datos ha de ser inequívoco y las empresas deberán a informar cuando hayan sufrido una vulnerabilidad a las autoridades de control e incluso a los afectados. A pesar de la preocupación generada ante la nueva normativa, los diferentes organismos dedicados a la privacidad y a la ciberseguridad están desarrollando diversas herramientas para que tanto el sector privado como los ciudadanos estén preparados.

en CHINA, MENOS PREOCUPADOS POR SU PRIVACIDAD

Según el estudio Connected Life de Kantar TNS, estas cuestiones son menos preocupantes en otros mercados como China o Emiratos Árabes. En estos países, los consumidores tienen más expectativas transaccionales de las marcas. Las autoridades chinas, por ejemplo, recopilan incluso muestras de patrones de voz de distintos individuos para crear una base de datos biométrica y nacional de voces. Además, el gobierno chino planea lanzar un Sistema de Crédito Social en 2020 para medir la confianza de sus 1,3 billones de residentes. De hecho, hasta hace solo unos años, la palabra privacidad tenía una connotación negativa en China. Aun así, hay cambios en el país. Recientemente, han introducido legislación a favor de la ciberseguridad, que prohíbe recopilar o vender información personal de los usuarios. Las compañías del país tendrán que almacenar datos del usuario en servidores chinos y la gente tendrá el derecho de borrar esos datos.