Un videojuego para seguir sin comprender la mecánica cuántica

Un videojuego para seguir sin comprender la mecánica cuántica

La física cuántica es un lío y eso es algo sobre lo que ya nos advirtió uno de los padres de esta teoría, Richard Feynman, cuando decía eso de que “si piensas que entiendes la mecánica cuántica es que no la entiendes”. Por eso se agradecen iniciativas como la del programador polaco Piotr Migdal, que ha creado The Quantum Game, un videojuego dirigido a estudiantes de secundaria que permite diseñar escenarios y divertirse utilizando principios de la mecánica cuántica. Seguiremos sin entenderla, nos explotará la cabeza, pero habremos pasado un rato divertido.

Este videojuego de rompecabezas es gratuito, de código abierto y no necesita instalar nada en el ordenador. The Quantum Game se encuentra en fase beta pero ya podemos disfrutar de él utilizando elementos típicos de la física cuántica como detectores de fotones.

De hecho, el objetivo de este juego es lanzar un fotón y ayudarle a sortear los distintos obstáculos que encuentra a su paso para aumentar las posibilidades de que sea detectado o active una bomba fotosensible.

A pesar de su sencillez, el videojuego reproduce experimentos clásicos de esta disciplina científica como los Interferómetros de Michelson, Mach-Zehnder o Sagnac, así como el experimento Elitzur-Vaidman, que utiliza mediciones sin interacción para verificar que una bomba es funcional sin tener que detonarla.

la mecánica cuántica y sus aplicaciones

La mecánica cuántica introduce una serie de hechos contraintuitivos que no aparecían en los paradigmas físicos anteriores; con ella se descubre que el mundo atómico no se comporta como esperaríamos e introduce por primera vez conceptos como incertidumbre o cuantización. Además la mecánica cuántica es la teoría científica que ha proporcionado las predicciones experimentales más exactas hasta el momento, a pesar de estar sujeta a las probabilidades.

Las aplicaciones de la mecánica cuántica son múltiples y, así, tal como explica en su blog la física Teresa Versyp, “disponemos ya de numerosos aparatos que aprovechan conocimientos cuánticos: las placas solares, que utilizan un fenómeno cuántico denominado efecto fotoeléctrico, los microscopios de tunelamiento que aplican el efecto tunneling para formar imágenes en 3 dimensiones de los átomos (los cuales son fundamentales en el campo de la nanotecnología y la nanociencia), la resonancia magnética que permite aprovechar ciertas propiedades de los átomos de hidrógeno en presencia de campos magnéticos para obtener imágenes del interior humano con fines diagnósticos, la tecnología de superconductores capaces de alcanzar resistencias eléctricas extremadamente bajas (usada en trenes MAGLEV y en general para la producción de campos magnéticos de alta intensidad), etc…”

computación cuántica

Uno de los campos en los que parece que esta teoría jugará un papel decisivo es en el futuro es el de la informática. La principal ventaja que aporta la computación cuántica es la velocidad de cálculo para realizar operaciones. Un ejemplo sencillo, los sistemas criptográficos y de contraseñas que utilizamos hoy en día implican que una computadora va probando contraseñas hasta que encuentra la correcta, prueba todas las combinaciones una por una hasta lograr su objetivo y aunque sean millones es cuestión de tiempo dar con la buena. En la computación cuántica podríamos probar todas las combinaciones a la vez y seleccionar la buena, el menos teóricamente.

De esta forma, los ordenadores cuánticos son la gran próxima revolución que se espera. Equipos con una potencia superior a la de los sistemas actuales que abrirían nuevas posibilidades de cálculo. Si te interesan y quieres probar un superordenador cuántico sin salir de casa, ya puedes hacerlo, tal como te explicamos en su día en nobbot.