Un taxi volador para revolucionar el futuro del transporte

Un taxi volador para revolucionar el futuro del transporte

La compañía estadounidense Bell Helicopter ha desarrollado un nuevo prototipo de tecnología aérea, basado en un sistema híbrido de propulsión, que podría conformar el futuro del transporte público. Si este proyecto se desarrolla y se certifica de una manera éxitosa, el aparato podrá surcar los cielos en 2025 y transportar hasta cuatro pasajeros y un piloto. Esta iniciativa es de las pocas en este ámbito en el mundo que ha recibido el apoyo oficial de las autoridades, siendo Canadá el primer país que ha respaldado e invertido en esta nueva idea de taxi volador.

Imaginen el tiempo que perdemos a la hora de desplazarnos de un lado a otro por las ciudades. Los atascos en las carreteras, embotellamientos en el  metro y empujones en las calles son problemas de nuestro día a día. La empresa Bell Helicopter ha estado trasladando personas de un punto a otro de las ciudades durante décadas con helicópteros tradicionales; ahora quieren ampliar el alcance de estos viajes aéreos fusionando estos aparatos con las últimas novedades tecnológicas.

un taxi aéreo para no perderse unas copas con los amigos

Perderse un divertido reencuentro con nuestros amigos por un retraso imprevisto al cruzar la ciudad en coche o salir con tiempo de casa para llegar muy justito o incluso tarde al trabajo, son situaciones que podremos solucionar con esta nueva tecnología. Ya son dos las empresas que participan en el desarrollo de este prototipo, Uber Tecnologies y Safran. La participación de Uber Tecnologies en este proyecto consiste en la fabricación masiva de estos vehículos; pero la compañía Bell ha informado que, actualmente, la densidad eléctrica de las baterías es incapaz de hacer frente a este proyecto.

Un sistema de propulsión híbrido es la mejor opción en términos de rendimiento y respeto al medio ambiente. Los detalles de este sistema de propulsión, que desarrollará Bell junto a la empresa francesa Safran, aún se desconocen. Lo que sí sabemos, es que están haciendo pruebas de diseño del motor a través de un vehículo aéreo no tripulado, Hydra, cuyo peso es de 25 kilogramos y está formado por 12 motores eléctricos. Safran anunció su intención de empezar a comprobar el sistema de propulsión híbrido en 2020 y se basará en una turbina de gas que hará girar un generador eléctrico, el cual, a su vez, cargará baterías de reserva y alimentará motores eléctricos, que se pueden instalar en cualquier lugar de la aeronave.

Las comodidades del vehículo se complementan con una cabina que incluye tecnología avanzada para brindar una la mejor experiencia a los pasajeros. Con un amplio conjunto de tecnologías de conectividad tales como video llamadas, wifi, inteligencia artificial y carga inalámbrica, los pasajeros del taxi del futuro tendrán la opción de poder observar cuánto han maximizado su tiempo o simplemente relajarse y disfrutar del mundo desde las alturas. Además, Bell está diseñando un sistema de prevención de fallos, de modo que si algún sistema se cae, otros pueden activarse. ¿No vuelan ya los aviones? En 2025 si todo sale bien, podremos pedir un Uber aéreo.

Bell Helicopter vs vahana, el taxi volador y autónomo

Hay otras empresas, como Airbus, que están invirtiendo en desarrollar alternativas diferentes al transporte por carretera para, así, evitar la congestión del tráfico en las ciudades. Aunque nos pueda sonar más propio de una película de ciencia ficción, la compañía Airbus ha completado con éxito el primer vuelo de su coche autónomo. Tal como se puede apreciar en un vídeo, el taxi volador, llamado Vahana, se elevó hasta cinco metros durante dicha prueba. La diferencia de este prototipo con el Bell Helicopter es que Vahana es aútonomo mientras que el de la compañia de helicópteros es controlado por un piloto.

Los creadores de Vahana han creado una aeronave totalmente eléctrica, que contiene seis rotores para su despegue vertical y, posteriormente, equilibrar la dirección del vuelo. Por el momento, el objetivo que persigue la compañía es realizar vuelos de corto alcance en entornos urbanos. Este proyecto se lanzó a principios de 2016 pero hasta este mes de febrero no habían realizado la primera prueba de vuelo, por lo que este vuelo representa un gran paso hacia la búsqueda de la movilidad aérea urbana.

”Se trata del desarrollo de la primera aeronave de pasajeros eléctrica certificada, con pilotaje vertical de despegue y aterrizaje (VTOL). Consideramos a Vahana como un sustituto para el transporte urbano de corto alcance que se puede comparar a nivel del costes con aviones o trenes”, ha explicado Zach Lovering, director del proyecto Vahana a través del blog oficial de Airbus.