¿Cómo responderías tú a señales extraterrestres de origen alienígena?

¿Cómo responderías a un saludo alienígena? No vale hablar del tiempo

A veces, la especie humana se muestra remisa a respetar unas normas básicas de educación pero habrá que pulir estas carencias en caso de recibir señales extraterrestres, no vaya a ser que se nos enfaden los alienígenas.

Para comprobar nuestras lagunas sociales, solo hace falta recordar las situaciones incómodas que se dan cuando subimos en el ascensor con un vecino para comprobar que, a veces, nos cuesta despegar los labios para saludar. Quizás porque tememos que la otra persona dé un respingo y se eche mano al bolsillo, asustada.

señales extraterrestres: hablemos del tiempo

Así que no parece descabellado ir pensando en qué haríamos si, en una búsqueda de vida inteligente más allá de nuestro planeta –aquí hay lo que hay-, recibiéramos un saludo de alguna civilización alienígena. “Pues aquí andamos”, “cómo te va”, “hace un tiempo de locos”, no parecen respuestas muy adecuadas para responder a señales extraterrestres.

Por ello, miembros de la Red de Investigación SETI (Search for ExtraTerrestrial Intelligence) del Reino Unido lanzan una encuesta para conocer cuál debería ser nuestro comportamiento en caso de contacto con alienígenas.

Las respuestas a esta consulta ayudarán a diseñar planes para un protocolo internacional que establezca las reglas básicas sobre cómo las organizaciones deben compartir las noticias de cualquier señal que se detecte y cómo, si es que lo hacen, los humanos podrían responder a un saludo extraterrestre.

«No hay absolutamente ningún procedimiento formal en el derecho internacional sobre cómo responder a una señal de una civilización extraterrestre», dijo Martin Dominik, un astrónomo de la Universidad de St Andrews a The Guardian. Los investigadores quieren saber qué opina la gente pues lo que se haga puede afectar a toda la humanidad, no solo a la ciencia.  

señales extraterrestres

¿dónde están los alienígenas que no los veo?

La búsqueda de vida extraterrestre se ha centrado en gran medida en la escucha de señales de radio llegadas desde el espacio exterior con los telescopios más potentes del mundo. El mes pasado, los astrónomos en el proyecto Breakthrough Listen anunciaron que no habían escuchado nada después de poner la oreja en más de 1.000 sistemas estelares a 160 años luz de la Tierra. 

Así llevan haciéndolo los últimos 30 años, con algunas sorpresas que nos dejaron boquiabiertos, pero acabaron en nada. El año 2007 se captaron misteriosas señales extraterrestres, que algunos se apresuraron a señalar como de origen alienígena, pero recientes investigaciones han descartado esa posibilidad de ampliar nuestro círculo de amistades.

Quizás es que a los alienígenas no les interesamos o que no estamos preparados para detectar sus saludos. La Paradoja de Fermi apunta que la creencia común de que el Universo posee numerosas civilizaciones avanzadas tecnológicamente, combinada con nuestras observaciones que apuntan a todo lo contrario es paradójica, sugiriendo que nuestro conocimiento o nuestras observaciones son defectuosas o incompletas. Así que no desfallezcamos.

a ver si afinando la oreja…

Los científicos del proyecto Breacktrough Listen esperan obtener alguna respuesta gracias a la potencia del telescopio MeerKAT. Se trata de un observatorio de 66 antenas de 13,5 metros que permitirá detectar señales extraterrestres en más de un millón de estrellas. En su inauguración se dio a conocer una imagen panorámica que revelaba detalles nunca antes vistos de la región que rodea al agujero negro supermasivo en el centro de nuestra Vía Láctea.

Imagen del centro de nuestra galaxia obtenida por MeerKAT

A finales de este año, una organización internacional llamada Messaging Extraterrestrial Intelligence (Meti) enviará señales al espacio con la tabla periódica de elementos.

Mucho antes, en 1974, llos científicos del telescopio de Arecibo, en Puerto Rico, enviaron un mensaje de radio sobre la vida en la Tierra a un grupo de estrellas a 25.000 años luz de distancia.

Por su parte, el Disco de oro de las Voyager es un disco de gramófono, que acompaña a las sondas espaciales Voyager, lanzadas en 1977 y que tardarán 40.000 años en alcanzar las proximidades de la estrella más cercana a nuestro sistema solar. En el momento de su lanzamiento, el añorado Carl Sagan dijo que este mensaje en una botella lanzada al océano cósmico dice algo muy esperanzador sobre la vida en este planeta.

Estos mensajes ya resulta indescifrables para los humanos así que, o los alienígenas son muy listos, o habrá que esperar sentados a una respuesta.  

Mensaje de Arecibo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *