No regales una pulsera, regala un smartphone flexible

Mejor un smartphone flexible que una pulsera: menos “brilli-brilli”, más internet

Todo hace pensar que este será el año del smartphone flexible y esperamos poder ver alguno, de la mano de los grandes fabricantes, en el próximo Mobile World Congress de Barcelona. Sin embargo, hay vida más allá de los Samsung, Huawei, LG o Xiaomi de turno porque ahora se ha incorporado a la fiesta TCL. Esta empresa china de electrónica es más conocida por sus televisores que por sus móviles, pero tiene experiencia en este campo porque fabrica los teléfonos de Blackberry y Alcatel y creó un dispositivo diminuto llamado Palm. Ahora se apunta al desarrollo de los móviles del futuro.

un smartphone flexible

El caso es que las imágenes de su smartphone flexible hacen salivar a más de uno. No es descartable que, en breve, este tipo de dispositivos sustituyan a las pulseras que adornan nuestras muñecas. Lo que perderemos de “brilli-brilli”, lo ganaremos en información y conectividad a la red. Además, podremos conversar con ese gesto tan cinematográfico de llevarnos la muñeca a la boca como si hubiéramos salido de alguna película de Bond, James Bond.

Según CNET, la compañía china podría lanzar al mercado su primer smartphone flexible en 2020, aunque pudiera ser otro tipo de dispositivo pues TCL está trabajando en varios, incluyendo tablets, televisores y relojes inteligentes.

La mayoría de los principales fabricantes de teléfonos con Android e incluso empresas menos conocidas como TCL están trabajando en dispositivos plegables. Google se ha comprometido a proporcionar soporte de Android para diseños plegables y una startup como Royole ya vende el primer dispositivo plegable comercial, FlexPai, que se cierra como un libro, con su pantalla en el exterior y que es un poco “ejem”. Incluso Apple ha presentado patentes para diseños de smartphones flexibles.

infinity flex display

Por su parte, Samsung, el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, ha desarrollado una nueva tecnología de pantalla llamada Infinity Flex Display que permite abrir y cerrar el dispositivo una y otra vez sin ninguna degradación. Parece que su dispositivo llegará en 2019 y contará con dos pantallas, una exterior para usarse como cualquier otro smartphone, y una interior, que sería la que contaría con la capacidad de desplegar las funciones de tablet, tal como vemos en este vídeo de Xataka.

La agencia de noticias coreana Yonhap asegura tener información exclusiva acerca de este futuro smartphone, que es conocido internamente como ‘Galaxy F‘, de flexible. Sobre el precio, el rumor apunta a unos 1.770 dólares, aunque otras fuentes elevan esta cifra. Habrá que esperar al MWC2019 para ver si se presenta allí y se despejan estas incógnitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *