¿Será blockchain la respuesta a las plegarias del periodismo?

¿Será blockchain la respuesta a las plegarias del periodismo?

El periódico del futuro no contará con una plantilla fija de periodistas, editores y correctores, más bien tendrá un mercado interno de ‘sucesos a cubrir’, ‘trabajos a editar’ y ‘publicaciones por verificar’ que serán tomadas por periodistas disponibles al momento, previamente calificados y cuya reputación se moverá basada en la calidad de su trabajo (todo esto enmarcado en un contrato inteligente a cargo de algún representante de la línea editorial del periódico); y un mercado externo, en el que los periodistas pondrán voluntariamente en venta contenidos de su autoría que serán subastados para ser adquiridos por el medio que más los desee”, así lo cree Héctor Cárdenas, fundador de criptonoticias.com. Sobre el papel a jugar por blockchain y las criptomonedas en el futuro del periodismo y la comunicación, gira el último informe Perspectivas Wellcomm de la comunicación.

El informe aborda distintos aspectos sobre cómo la tecnología blockchain o cadena de bloques va a impactar en nuestra forma de entender las relaciones económicas y de confianza en el sector de la comunicación. Tal como se explica en el documento, “encontraremos plataformas en las que los periodistas ya cobran de sus lectores por investigar determinados aspectos de la realidad que no cubren los medios convencionales. Tendremos noticia sobre nuevos productos que las agencias de comunicación pueden ofrecer a sus clientes, y cómo una verdad permanente dará garantías a la sociedad frente a noticias web que pueden editarse o desaparecer, cambiando así aquello que hasta ahora ha sido la principal fuente de la historiografía moderna: los periódicos impresos”.

control para el consumidor de contenidos

Según Antonio Gonzalo, cofundador de Etherium Madrid, y uno de los 20 expertos que han colaborado en este estudio, esta tecnología supone devolver el control al consumidor de contenidos. “Por ejemplo, un mercado ‘neutro’ de noticias, artículos, contenidos, donde la meritocracia sea ley y donde las transacciones sean visibles por todo el mundo; donde se pueda remunerar al autor en función de su reputación, y al consumidor por promocionar y consumir contenido que considere relevante”.

Precisamente el pago por contenidos periodísticos es uno de los grandes obstáculos para generar un modelo de negocio viable en los medios y blockchain puede ayudar a superar esta situación, o por lo menos es lo que cree el comunicador Pablo Herreros. “Hoy, las comisiones y la gestión hacen que no compense vender ningún producto por menos de un euro. La eficiencia de blockchain permitirá micropagos de un céntimo por leer un artículo, y podrá ser el propio periodista quien lo cobre sin que intervenga su medio”, explica.

blockchain y la desintermediación…de los medios

¿Y qué opinan los periodistas de este futuro desintermediado…de los medios? Pues Miguel Ángel Uriondo, redactor jefe de Empresas de El Español, se imagina un futuro con “periodistas a los que se paga en criptomoneda analizando cadenas de datos de empresas e instituciones que utilizan estas tecnologías para mejorar sus procesos y garantizar que sean eficientes”. Esos pagos dependerán en gran medida de la credibilidad de los informadores y, sobre eso, Marta García Aller, periodista económica en El Independiente, y autora de “El fin del mundo tal y como lo conocemos”, cree que el déficit de credibilidad causado por la saturación de información (mucha de ella falsa) puede suponer una oportunidad “para los profesionales más reputados que podrán incrementar su influencia de un modo inusitado”.

Por su parte, Rosa Matías, directora de Proyectos en wellcomm y directora de comunicación digital de Silvia Albert in company, destacó el horizonte que abre blockchain para un sector que ha perdido su modelo de negocio sin que haya surgido uno nuevo y definitivo. “Los periodistas usaremos blockchain del mismo modo que llevamos décadas usando el correo electrónico: sin entender los entresijos técnicos de su funcionamiento”.

procesos de recentralización

La clave de esta tecnología es la descentralización pero, al mismo tiempo, es lo que da más vértigo cuando hablamos de blockchain. Y es normal, tal como explica Alex Preukschat, autor de “Blockchain: la revolución industrial de Internet” ya que “en nuestro mundo, y desde la revolución industrial, estamos acostumbrados a trabajar sobre todo con sistemas centralizados. Y esta es una de las razones por las cuales el funcionamiento de blockchain se hace más disruptivo, porque tenemos pocas referencias en nuestra vida diaria de sistemas descentralizados”.

Sin embargo, otra voz recogida en el último informe Perspectivas Wellcomm de la comunicación no se muestra tan optimista sobre la descentralización de los nodos que dan forma a la tecnología de blockchain. Así, el filósofo Francesc Llorens cree que,  “aunque parece que blockchain se puede erigir como una nueva tecnología de resistencia cuando internet ha arrojado la toalla de la neutralidad, existen indicios de que tales credenciales pueden estar siendo manipuladas para que lo descentralizado se recentralice y las autoridades reguladoras tomen de nuevo el control.”