Facebook Dating: por qué será mejor que Tinder para las citas

El negocio del ‘dating’: por qué Facebook lo hará mejor que Tinder

dating Facebook tiene un método infalible para el éxito. Escudriña el horizonte de la red, ve lo que funciona y busca aplicaciones innovadoras para negocios prometedores. Cuando las encuentra, las compra, las copia o incorpora sus funciones. Ya ha sucedido innumerables veces. Con la mensajería, los vídeos en directo, el marketplace y ahora ocurre también con el dating.

Su nuevo interés en el mercado de las aplicaciones de citas online se hizo público en la conferencia anual de desarrolladores del grupo, la F8, celebrada en San José (California, Estados Unidos) a principios de mayo. “En Estados Unidos, un matrimonio de cada tres nace gracias a una cita en línea. Y nosotros aún no hemos desarrollado una herramienta para el dating”, dijo Mark Zuckerberg.

Por ahora solo son palabras, pero no sin consecuencias, a juzgar por las repercusiones financieras y la agitación en el mercado. Todos temen el ‘efecto WhatsApp‘. Una aplicación que a nivel de funcionalidades ciertamente no es la mejor. Telegram, sin ir más lejos, llega casi siempre antes. Sin embargo, gracias a su enorme masa crítica de más de 2.000 millones de usuarios, no tiene rival.

Otra gallina de los huevos de oro

También en este caso, Facebook olió la sangre y se abalanzó sin pensárselo dos veces. Las aplicaciones de citas ocupan los primeros lugares entre aquellas donde los usuarios pasan más tiempo. Solo las apps de streaming de contenidos, como Netflix, tienen una tasa de retención tan alta. En el mundo, según los últimos datos disponibles, hay 91 millones de usuarios de sitios y aplicaciones de citas. Dos de cada tres, 61 millones, son hombres jóvenes. El 34% tiene entre 16 y 24 años, el 36% es menor de 34 y el 19% no llega a los 44.

El hecho de que Facebook esté perdiendo atractivo entre las personas más jóvenes ayuda a explicar el interés en esta línea de negocio. Y luego está el dinero. Solo en Estados Unidos, la facturación del dating online es de 2.200 millones de dólares. Con un crecimiento esperado de 100 millones por año hasta 2019.

El líder de la industria es IAC (InterActiveCorp), un gigante con 3.800 millones de capitalización y propietario de Match Group. De este forman parte Match.com, OKCupid y Tinder. Tras el anuncio de Zuckerberg en San José, el título de Match Group en Wall Street perdió un 22%. En este sentido, Snapchat podría escribir un tratado sobre la ferocidad de Facebook y sus consecuencias financieras.
facebook

No solo Tinder

La punta de lanza de la galaxia de servicios para corazones solitarios es Tinder. Nacida en 2012, la app afirma haber identificado hasta ahora más de 20.000 millones de compatibilidades entre personas. 26 millones por día. La aplicación se conecta a Facebook y se integra con Instagram. Sin embargo, el récord de antigüedad se lo lleva Match.com. Fue fundada en Texas y cuenta con presencia online desde 1995.

OkCupid nació en 2004 y es una especie de red social: permite la comunicación por chat, pero también por correo electrónico. Finalmente, está la europea Meetic. Lanzada en Francia en 2001, presume de haber formado 6 millones de parejas en nuestro continente. A estos servicios se añaden una miríada de otras realidades. Desde Chemistry a PlentyofFish, pasando por Loovo, Once y Grindr, dirigida al mundo gay. Las aplicaciones de dating triunfan en cada latitud, no solo en Occidente.

Facebook dating

Así se llamará el nuevo servicio que permitirá a todos sus miembros encontrar un perfil que encaje en grupos o páginas de eventos. Para hacerlo, el usuario primero tendrá que seleccionar la opción y solo los otros participantes le podrán ver. Las parejas potenciales, formadas gracias a las sugerencias del algoritmo, podrán comenzar a conversar en un chat específico.

Será una plataforma diferente, separada de Messenger y WhatsApp, y en la que solo se permitirán los mensajes de texto. De esta manera se evitará el envío y recepción de imágenes obscenas o inapropiadas. Facebook Dating se incorporará a la cuenta personal de esta red social, pero será completamente independiente. Eso por obvias cuestiones de privacidad. Nadie, de hecho, quiere que sus contactos (o su pareja) sepan cómo, cuándo y con quién está coqueteando. En cambio, que lo sepa Zuckerberg es otro tema.

Todos ya sabemos que Facebook guarda una enorme cantidad de datos sobre sus usuarios. Gustos, pasiones, miedos, experiencias, viajes y mucho más. Por esta razón, es fácil entender que la capacidad del algoritmo para crear matches exitosos es muy alta. Para los fanáticos de la serie ‘Black Mirror’, un escenario muy similar al episodio ‘Hang the Dj’.

El episodio muestra un futuro hipotético en el que una aplicación de citas ha alcanzado un grado de inteligencia impresionante. Tanto es así que los usuarios dejan que un servicio llamado Coach forme las parejas y determine también su duración. Ya sea una hora o cinco años, es la aplicación la que decide y los usuarios deben cumplir con su voluntad. ¿Estamos preparados para la versión Cupido de Mr. Zuckerberg?

En Nobbot | Tinder, Meetic, Happn… Pros y contras de las seis mejores webs para encontrar pareja

Imágenes | iStock