La Inteligencia Artificial, un nuevo campo de batalla para las empresas

Los datos, una nueva ventaja competitiva para las empresas

La aparición de la inteligencia artificial ha hecho que las empresas inicien una nueva carrera competitiva, en este caso, de innovación tecnológica. Todos los días aparecen novedades que nos dejan boquiabiertos y la forma de sacarles el máximo beneficio es un tema en constante reflexión. Carmen Reina, Manager Data Scientist en Orange, afirma que los algoritmos de IA descubren patrones de datos a través del aprendizaje y, gracias a ellos, se adquiere un conocimiento que se puede utilizar en la empresa para predecir y adelantarse a lo que va a pasar en un futuro. Además, ha incidido en aspectos como la importancia de la interpretación de los datos, la disolución de la barrera entre la esfera digital y el mundo físico y, para finalizar, ha enumerado los nuevos perfiles profesionales basados en el Big Data.

inteligencia artificial para predecir patrones de consumo

La predicción de patrones de comportamiento y consumo, apoyada en la tecnología, permitirá aumentar la competitividad de las empresas. Este tipo de analítica predictiva simulará los nuevos escenarios donde trabajar estas innovaciones y la forma de hacerlo. Las compañías reciben una gran cantidad de datos, si estos datos son utilizados para configurar estrategias, perfiles, etc.. son transformados en información estructurada y útil, que aporta conocimiento para la empresa a la hora de tomar decisiones.

 En definitiva, se trata de transformar los datos en conocimiento para que a medida que se aumenta el nivel de inteligencia en los procesos, las empresas ganen ventaja competitiva.

Carmen Reina, Manager Data Scientist en Orange define la Inteligencia Artificial como el conjunto de técnicas que permiten a los ordenadores simular la inteligencia humana utilizando algoritmos informáticos. De esta manera, la IA pretende trasladar el pensamiento humano a los ordenadores, con un razonamiento que pueden utilizar las empresas en un proceso lógico de toma de decisiones.

Carmen Reina, Manager Data Scientist en Orange España.

Inteligencia Artificial, Machine Learning y Deep Learning son métodos de aprendizaje basados en el análisis de datos. El primero de ellos se basa en el conocimiento del contexto, el Machine Learning de los datos y, el Deep Learning, de la estructura de esos datos. El Deep Learning tiene para Carmen Reina un gran potencial ya que utiliza un aprendizaje por capas que incluye el reconocimiento de objetos, la identificación de personas o la predicción de series temporales.

La robótica, el reconocimiento de voz o facial, la planificación, la programación y la optimización son diferentes áreas donde poder aplicar la IA en la empresa. Pero no nos podemos olvidar del tan conocido internet de las cosas que nos permite dar vida inteligente a diferentes objetos como coches, robots… para facilitarnos la vida. Aunque casi la mayoría de las empresas, alrededor del 90%, están trabajado ya en esto, tenemos que tener en cuenta el respeto a normas éticas acordadas. Carmen Reina pone ejemplos de sectores distintos como el “retail” para crear patrones de comportamiento de sus clientes; la publicidad, con anuncios dirigidos; los medios con los contenidos a la carta o las compañías de seguros para el análisis de riesgos, entre otras.

El número de datos que cada individuo genera cada día es del orden de 5 GB y se calcula que para 2020 el número de datos almacenados ascienda a 44 zettabytes (44 billones de gigabytes).

los nuevos perfiles profesionales de la IA

Los perfiles clave de esta nueva industria basada en la Inteligencia artificial y los datos son Date Engineer, Data Scientist, Business Partner y Chief Data Officer. Como Data Scientist en Orange, Carmen Reina califica el suyo como “un perfil complejo” que combina conocimientos de matemáticas, estadística, bases de datos y programación con habilidades como el interés por la tecnología, las dotes de comunicación, la pasión por los datos, la curiosidad y el interés por la tecnología.

La IA conlleva un cambio radical en metodologías de aprendizaje y técnicas de procesamiento de volúmenes y estructura de los datos, además de un importante cambio en los perfiles de las empresas. “Las empresas se tienen que basar en la Inteligencia Artificial para ganar en competitividad”, explica añadiendo que “a través de estos perfiles profesionales van a poder diferenciarse y destacar sobre su competencia”.

El mercado del Big Data, según las previsiones de Statista y las de IDC, crecerá por encima del 10% anual hasta 2022. Después se ralentizará, como todo mercado que está madurando, pero no se frenará. Entre 2014 y 2024, habrá multiplicado su tamaño por seis.