Estos son tus derechos cuando compres en el Black Friday

Estos son tus derechos cuando compres en el Black Friday

Aparentemente el Black Friday es la oportunidad perfecta para comprar los regalos de Navidad o Reyes, o incluso hacer aquellas compras que postergamos durante el año esperando una ganga. Por eso el Black Friday va a más cada año. Según un estudio del comparador de precios Idealo, para un 63% de los españoles las rebajas durante esta temporada de compras en 2017 fueron el pistoletazo de salida para el periodo navideño. Según el portal Cuponation.es, los españoles se gastaron por término medio 103 euros en dichas promociones el año pasado, un 20% más que en 2016.  

 

El próximo viernes 23 de noviembre se repetirá la historia. Desde hace meses se preparan los comercios de todo el país porque se esperan cifras de récord. La previsión es que durante esa jornada y las siguientes la facturación solo por ventas online en España se sitúe en 1.550 millones de euros.

El año pasado, según Cuponation.es, el descuento medio del Black Friday fue del 30%, aunque en productos como zapatos o bolsos las reducciones llegaron al 75%. Sin embargo, los expertos y las asociaciones de consumidores nos advierten de que no es oro todo lo que reluce, y nos dicen que el Black Friday, en el peor de los casos, es un “señuelo” comercial para vendernos más, pero a los mismos precios de siempre, puesto que en realidad son pocos los artículos con un PVP realmente rebajado.    

Muy pocos productos realmente rebajados

En 2016, un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que analizó más de 1.600 productos de todo tipo reveló que apenas un 13% se ofrecía con rebaja, y que, por término medio, los precios, en vez de bajar, mostraban una subida del 2%. En 2017, el informe de la OCU demostraba que casi la mitad de los productos (48%) no había variado de precio y que solo un 11% era realmente más barato.

Adrián Amorín, country manager del portal idealo.es, también recuerda que hay tiendas que incluso inflan los precios justo antes de este tipo de campañas. “Durante las rebajas de este verano pasado, comprobamos que los precios habían subido un 4% de media antes de empezar”, explica Amorín.

La OCU recuerda que la ley vigente de regulación del comercio minorista (Ley 7/96, de 15 de enero) establece que “siempre que se oferten artículos con reducción de precio, deberá figurar con claridad, en cada uno de ellos, el precio anterior junto con el precio reducido”.

Algunos consejos prácticos

Desde la OCU recomiendan a los consumidores que tengan pensado hacer compras el próximo viernes 23 de noviembre no dejarse llevar por las tentaciones y la inercia, y actuar con cabeza. A un nivel más práctico, esto significa no quedarnos con el primer precio que vemos, sino consultar comparadores. También recomiendan desde la OCU que el precio original esté claro, para que así podamos comprobar que realmente estamos ante una ganga.

En los gastos de envío también puede haber truco. Conviene tener en cuenta que a veces encarecen mucho el producto que vamos a adquirir, lo que nos puede incitar a incluir un mayor número de artículos en el carrito de la compra para que así nos salgan los portes gratis.

Por otro lado, es importante que nos informemos de la política de pago, cambios y devoluciones de la tienda. Si hay algún cambio en esas políticas durante la campaña de Black Friday, el establecimiento debe avisar. Y, por supuesto, hay que conservar el tique o la factura: es la prueba para cualquier reclamación.

Tus derechos en la compra online

Un punto importante si compras por internet: recuerda que tienes 14 días para devolver el producto si no te convence, aunque, eso sí, deberás asumir los gastos de envío. Si la compra se hace en un establecimiento físico, solo están obligados a devolverte el dinero en caso de defecto.

Desde Idealo.es, también destacan que en las compras en internet el usuario siempre tiene derecho a conocer “la identidad del vendedor”. Para que el usuario tenga total seguridad en su proceso de compra, las compañías que realizan operaciones de comercio electrónico en España están obligadas legalmente a mostrar en su web su NIF, denominación social y datos de contacto. Si no te fías del todo, puedes consultar los comentarios y puntuaciones que otros usuarios han dado a la tienda en cuestión.

Aunque los españoles cada vez se fían más del comercio electrónico, deben quedar claros aspectos los gastos de envío, las condiciones y los plazos de entrega. En el caso de que no fuese así, el plazo máximo para realizar la entrega debe ser de 30 días, y si el vendedor no puede cumplir, debe realizar una notificación al comprador para que decida si continúa o no con la compra. Con respecto a los datos personales, un asunto delicado estos días con el GDPR, el comprador online puede conocer cómo utilizará la información que recopile la tienda, que tendrá que corregirlos o suprimirlos cuando lo desee el cliente.

En Nobbot | Compras algo, lo usas, y luego lo tiras… Esa es la obsolescencia del deseo

Imágenes | iStock.com/Daviles/Artisteer/Lord_Kuernyus