El uso del smartphone al volante es un peligro constante

El smartphone, tan peligroso en carretera como la velocidad y el alcohol

El uso del smartphone al volante en una de las principales causas de mortalidad en carretera, a la altura del exceso de velocidad o del consumo del alcohol. Así se desprende del estudio “Smartphones: el impacto de la adicción al móvil en los accidentes de tráfico”, realizado por la Fundación Línea Directa.

Según este informe, la distracción con el smartphone cuando se conduce causaría cada año más del 20% del total de los fallecidos en accidente de tráfico y casi 8.000 accidentes con víctimas. Las cifras son preocupantes: 13 millones de conductores, es decir, uno de cada dos, aseguran utilizar el móvil mientras llevan el vehículo y unos 600.000 se ven a sí mismos como “auténticos adictos al móvil” y reconocen “que no pueden dejar de mirarlo” mientras están al volante.

Estas prácticas peligrosas se producen a pesar de campañas de sensibilización como la protagonizada por Orange y la Dirección General de Tráfico, que han unido fuerzas en torno a la iniciativa responsable Por un uso Love de la tecnología, con el objetivo de sensibilizar sobre los perjuicios del manejo de dispositivos cuando se conduce.

Quizás porque, tal como explicó Pere Navarro, Director General de Tráfico, en la presentación de esa campaña: “Vivimos con el piloto automático puesto y, la mayor parte de las veces, no nos paramos a reflexionar sobre las consecuencias que puede tener un simple Whatsapp”.

Smartphone al volante, peligro constante

El informe de Fundación Línea Directa, en el que se ha entrevistado a más de 1.700 entrevistas a conductores, aporta otro dato preocupante: casi 2 millones de automovilistas (7%), admiten haberse hecho “selfies” conduciendo; 2,3 millones (9%) aseguran haber interactuado en Redes Sociales mientras conducían y casi 10 millones confiesan poner mensajes en WhatsApp estando al volante (37%).

También ha detectado un alto grado de desconocimiento entre los conductores españoles. 11 millones de automovilistas (40,5%) ignora qué está permitido hacer con un smartphone cuando se conduce, casi 320.000 creen que está permitido hablar sin manos libres cuando se lleva el coche y el 80% desconoce las cuantías de las sanciones.

En los últimos 5 años se han impuesto casi un millón de multas por este motivo y se han perdido alrededor de 2,8 millones de puntos en el carné, registrándose un incremento del 13,2% en los dos últimos años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *