Consejos para hacer que tu web cargue más rápido - Nobbot

Consejos para hacer que tu web cargue más rápido

VelocidadEl diseño web, ese mundillo que desde fuera se ven tan idílico y apasionante, y que desde dentro no reporta más que interminables quebraderos de cabeza a quienes lo practicamos. Que si el esquema de colores no cuadra, que si ese navegador no lee bien la hoja de estilos, que si el código no es válido, que si ahora el servidor se pone puñetero… ¡Y encima de todo, la página tiene que cargar rápido o pierdes visitantes! Vaya tortura.

Bueno, siendo francos, no todo es tan terrible, y lo cierto es que es una afición/profesión que también concede muchas alegrías a quienes la llevamos a cabo. Y como toda ayuda recibida es poca en este terreno, hemos pensado que os podrían resultar interesantes unos cuantos consejos para optimizar vuestra web, y hacer así que ésta cargue algo más rápido; porque lo creáis o no, cada décima cuenta.

La forma más evidente de conseguir una mejora en el tiempo de carga es, claro está, contratar un servidor más rápido. Pero para lo que yo estoy aquí es para contaros cómo podéis mejorar ese aspecto sin gastaros ni un duro. Tomad nota:

  • El CSS y el Javascript en archivos externos: Este primer punto es una práctica muy recomendable por muchas otras razones además de por aligerar el tiempo de carga. En cualquier caso, centrándonos en el tema que nos atañe, con esto conseguiremos que el navegador sólo tenga que cargar una vez los elementos de diseño y almacenarlos en la caché, en vez de cargar nuevos elementos cada vez que el visitante abra una nueva página.
  • Aprovecha las propiedades CSS que pueden agruparse: Existen varias propiedades que pueden agruparse para ocupar menos líneas de código, como por ejemplo en el caso del fondo de elemento, que nos permite aglutinar todo dentro de Background, en lugar de separarlo en Background-color, Background-image, etc. Hay muchos casos como éste que os pueden ayudar a optimizar vuestro código CSS.
  • Optimiza las imágenes: Es uno de los errores más habituales que se cometen en diseño web, y de los que más fácil solución tienen. Intenta siempre buscar un compromiso entre la calidad de las imágenes que implementes en tu web y su peso (en Photoshop, la opción “Guardar para web y dispositivos” es ideal) y piensa que cada formato comprime mejor según las características de la imagen. Por ejemplo, con fotografía o simplemente con imágenes que impliquen mucho degradado de color, lo ideal es JPEG; si los cambios de color son bruscos (como por ejemplo en textos, o capturas web, etc), lo mejor es PNG o GIF. ¡Ah! Y por favor, olvídate de BMP.
  • Photoshop

    Menú de “Guardar para web y dispositivos” en Photoshop

  • La información mejor en texto que en imagen: Una vez más, este consejo es ideal por otras razones además de por el tiempo de carga, como por ejemplo la usabilidad o el mejor posicionamiento en buscadores. En lo que a adelgazamiento se refiere, recurre al uso de texto en formato imagen sólo cuando sea imprescindible por cuestiones de diseño, ya que ahorrarás unas preciosas décimas de carga a tus visitantes.
  • Evita redundancias de código: Esto enlaza en parte con el segundo consejo que he comentado, aunque en este caso voy más allá, fijándome también en el lenguaje HTML o PHP de tu página. Por lo tortuoso que puede llegar a resultar un desarrollo, es inevitable que queden “residuos” o elementos redundantes en nuestro código, que están suponiendo un lastre para la página. Dedicar un tiempo a detectar aquello que sea innecesario en nuestro trabajo puede dar resultados muy valiosos.
  • Usa elementos multimedia sólo cuando sean necesarios: Un consejo tan evidente como desatendido en demasiadas ocasiones, pues obviamente son las cargas más pesadas que podemos ofrecer a nuestros visitantes. Dejando a un lado el hecho de que personalmente el diseño web en Flash me parece algo caduco, si te decides a incluir partes de tu web en dicho formato, te aconsejo que sea porque no tienes más remedio. ¿Y aún piensas que lo de poner música a tu página es un exitazo? Te aconsejo que lo reconsideres.
  • Los hacks para Internet Explorer por separado: Y al rey de la fiesta me lo dejo para el final. Sí, el dichoso Internet Explorer que tanto hemos sufrido muchos de nosotros. Lo quieras o no, una vez que termines tu trabajo y éste luzca espectacular en los navegadores decentes, te verás obligado a una prórroga de trabajo para adaptar tu CSS al browser de Microsoft. Una práctica muy recomendable es la de incluir todos los hacks (esto es, los “apaños”) en una hoja de estilos distinta que sólo se cargue cuando el visitante la abra con dicho programa, para que así quienes accedan a nuestra web con otro navegador no tengan que sufrir la carga de ese material extra.