Cómo encargar comida a domicilio por internet - Nobbot

Cómo encargar comida a domicilio por internet

Portada

Con los tiempos que corren, cada vez es más habitual tirar de teléfono y pedir algo de comida para salir del paso en alguna de esas ocasiones en las que se nos queda vacía la nevera, no nos da tiempo a cocinar nada o, sencillamente, nos da una pereza de la muerte meternos entre fogones.

Hasta ahora, lo habitual era llamar por teléfono a alguno de los restaurantes que sirven comida a domicilio en nuestra zona. El problema es que estas llamadas a menudo se convierten en una odisea. Largas esperas, pedidos que no llegan o lo hacen al revés, platos perdidos en la traducción al hablar con restaurantes exóticos, inopinados cambios de menú provocados por las entendederas del que coge el teléfono… La lista de incidencias provocadas por errores humanos en el proceso de pedir una simple pizza puede ser escalofriante. Si os da fatiga pedir comida por teléfono, vuestra solución, como siempre, está en internet.

Just Eat

De Telepizza a Just Eat

La cadena de pizzerias española Telepizza fue, probáblemente, la primera en incorporar un sistema de pedidos online en nuestro país. Desde entonces hasta ahora, cada vez más restaurantes y locales se han incorporado a esta tendencia, sobre todo en las grandes ciudades.

En el último año, a las páginas específicas de uno u otro restaurante se han unido auténticos portales que centralizan los pedidos de cientos de locales. Este es el caso de nuestra primera parada gastronómica virtual: Just Eat. Detrás de este elocuente nombre se esconde una joven empresa que se encarga de llevar todo tipo de comida a domicilio, desde Kebabs a comida china pasando por pizzas, hamburguesas o platos más tradicionales.

Just Eat funciona introduciendo nuestro código postal para acceder a un listado de los restaurantes que reparten viandas en nuestra zona. De momento, el servicio está restringido a cerca de 200 locales de Madrid y Barcelona, pero su éxito ya augura una pronta expansión a otras grandes ciudades de la geografía hispana.

El funcionamiento de Just Eat es sencillo. Basta con elegir los platos disponibles en el restaurante de nuestra elección, introducir nuestros datos y hacer el pedido. El pago se efectúa mediante tarjeta bancaria o al recibir la comida en casa. La página tiene extensiones en redes sociales como twitter o Facebook y un boletín de noticias diario que nos informa sobre nuevas incorporaciones u ofertas puntuales de cada restaurante.

Sin delantal

Sin delantal: Más allá de las capitales

Una segunda opción de probada eficacia y cuyo alcance va más allá de Madrid y Barcelona es Sin Delantal. Esta otra web reparte comida a domicilio desde internet en una larga lista de poblaciones desde Alicante a Murcia, Bilbao, málaga, Sevilla, Tarragona, Valladolid o Valencia entre otras. En Sin Delantal sólo se admite el pago por tarjeta, pero su variedad de cocinas es realmente amplia y el servicio no ha fallado ni una sóla de las veces que hemos tenido oportunidad de probarlo.

Evidentemente, en Sin Delantal no viven del aire y los precios de la web tienen un recargo del 10% sobre los pedidos directos por teléfono, pero sus ofertas compensan esta cuota. Además, el pedido online prácticamente elimina esos molestos equívocos a la hora de encargar platos por teléfono. La web está teniendo tanto éxito que ya planea su salto a latinoamérica.

Por debajo aún de Sin delantal, pero igualmente creciendo encontramos otras alternativas como Zámpalo. Esta web cuenta con la ventaja de cubrir algunas ciudades en las que Just Eat o Sin Delantal todavía no trabajan.

Negocio

Un negocio en auge

Según un estudio de Just Eat, el negocio de comida a domicilio por internet está creciendo a pasos agigantados y gran parte del secreto de este éxito está en el cambio generacional. Los primeros nativos digitales, personas que ya han nacido en la era de internet, son los responsables de este áuge.

El perfil del consumidor de páginas como Just Eat, Sin Delantal o Zámpalo es el de jóvenes de entre 20 y 34 años que residentes en grandes ciudades. Según el estudio, el 36% de estos consumidores ya habitualmente la comida a domiclio a través de internet.

Las páginas de comida a domicilio aún tienen más terreno de crecimiento en el mundo de las redes sociales y la geolocalización. En Estados Unidos, por ejemplo, es posible seguir la localización exacta de nuestro pedido desde Google Maps, un servicio adicional que no tardará en llegar a España. Sea como sea, internet ya es una alternativa en este sentido. ¡Buen Provecho!