Repetidores WiFi, cómo tener la cobertura perfecta

Repetidores WiFi, cómo tener la cobertura perfecta en nuestro hogar

Repetidores WiFi

Muchas veces en nuestro hogar tenemos determinadas zonas oscuras en lo que a cobertura WiFi se refiere. Por eso vamos a ver cómo utilizar los repetidores WiFi para tener la cobertura perfecta en nuestro hogar. Es necesario saber qué tipo de repetidores necesitamos, cómo configurarlos o dónde ubicarlos para tener nuestra cobertura WiFi optimizada.

Antes que nada, o si no tenemos el repetidor, lo primero que debemos pensar es si tenemos situado correctamente nuestro router. Muchas veces será suficiente con situar el router de nuestra operadora en el lugar idóneo de nuestro hogar para solucionar la mayoría de nuestros problemas de cobertura.

Tipos de repetidores WiFi

Punto de acceso WiFi

Un repetidor WiFi básicamente lo que hace es captar la señal WiFi que le llega desde el router y la repite. De esta forma mejoramos la distancia en la que tenemos cobertura dentro de nuestro hogar. Pero no mejora la calidad de la señal que recibe. De esta forma, si la calidad de señal que llega al repetidor es de un 50%, ampliará la distancia a la que llega, pero no mejora dicha calidad.

De esta forma los repetidores son ideales si lo que deseamos es ampliar la distancia de cobertura para navegar desde smartphones o tablets en el jardín o en otra planta de nuestra casa. Sin embargo puede que se queden cortos si lo que buscamos es tener una cobertura óptima para nuestra Smart TV o jugar online, donde la calidad de la señal marca la diferencia.

Los amplificadores son dispositivos que a la vez que hacen de repetidores, son capaces de mejorar la calidad de la señal que les llega. De esta forma, además de tener una cobertura de señal WiFi más amplia, tendremos una mejor calidad en todos los puntos con cobertura.

El punto de acceso es un dispositivo que nos permite crear otra red o acceder a la nuestra, pero con mayores opciones de configuración y seguridad. No deja de ser un amplificador o un router, que por lo general se conecta mediante un cable ethernet para tener una señal óptima. Podemos crear una red de invitados, limitar el acceso al punto de acceso por usuario y contraseña, por la dirección MAC, etc. Se suelen utilizar en empresas, bares, hoteles, etc. para facilitar un acceso a la red inalámbrica de calidad.

Punto acceso wifi

Por último, una opción que tenemos es utilizar dispositivos PLC. Ya hemos hablado de esta tecnología en diversas ocasiones. Conectamos mediante un primer dispositivo en el enchufe que estará situado cerca de nuestro router para conectarlo mediante un cable ethernet. El segundo dispositivo lo conectaremos en un enchufe de nuestro hogar en la zona que deseamos mejorar la cobertura.

Aquí tenemos distintas opciones con este dispositivo, que hará de repetidor WiFi, también suele ofrece la opción de conexión cableada a otro equipo. Es una solución bastante eficiente para utilizar la red eléctrica de nuestra casa y sobre todo muy limpia de utilizar, ya que no vamos a tener cables por medio y sólo necesitamos un enchufe a mano para crearla.

Consejos para la instalación de un repetidor WiFi

Lo primero que debemos saber es que es mejor conectar ambos dispositivos mediante la conexión cableada. Podemos tender un cable con un alcance máximo de 100 metros, aunque lo ideal es rebajar un poco dicha distancia hasta los 90 metros, una distancia más que suficiente para la mayoría de los hogares. De esta forma nuestro repetidor duplica la señal que le llega sin perder calidad.

Hay que tener en cuenta que se va a producir una zona donde tenedremos un solapamiento de la señal. Dentro de esta zona, donde nos llega la cobertura de WiFi de nuestro router y del repetidor, un smartphone, por ejemplo, envía la señal que llegará a nuestro router y un poco después llega también a través del repetidor. Esto provoca que en esa zona la calidad de la señal no sea del todo óptima.

Wifi Cafetería

Este es uno de los principales inconvenientes de los repetidores, que para que tengamos buena señal la zona de solapamiento será más amplia que si utilizamos un amplificador, que es capaz de mejorar dicha señal y podemos apurar más. Tenemos que tener en cuenta que en la mayoría de los casos, estos dispositivos son omnidireccionales, es decir, transmiten su señal en 360º

Por último es interesante que nuestro dispositivo se adapte al protocolo WiFi que utiliza nuestro router. Si nuestro router tiene el estándar 802.11n, no nos servirá de nada adquirir un repetidor con protocolo 802.11ac. Esta es la alternativa perfecta si el repetidor lo podemos conectar a un punto de red mediante cable, al igual que eliminamos el problema del solapamiento de la señal.

La configuración de los dispositivos dependerá un poco de cada fabricante. Los más modernos prácticamente no tenemos que hacer nada más que indicarles el nombre de la red inalámbrica a la que se deben conectar y facilitarles el acceso a dicha red. Esta es la mejor opción para los que no quieren complicarse o tienen unos conocimientos algo más limitados sobre redes y conectividad.

En Anexo M | Cuatro trucos caseros para mejorar la cobertura WiFi, ¿verdad o mentira?

Imagen | OpenClips | Per-Olof Forsberg | jdurham | Tony Hall |