Mumablue, cuentos infantiles personalizados gracias a la tecnología

Mumablue es una startup española líder en la creación de cuentos personalizados a través de una intuitiva herramienta online, que ha superado los 20.000 libros vendidos desde su nacimiento en 2015. Recientemente, ha iniciado su expansión internacional mediante la traducción de sus obras al alemán, francés e italiano y la venta a más de 20 países, con especial foco en Estados Unidos, Canadá y México.

Detrás de este proyecto están Cristina Rodríguez y Manuel Córdoba, que querían devolver el placer de la lectura a los más pequeños de la casa mediante la personalización de los cuentos. Su objetivo era convertir a los niños en los protagonistas de los libros y así implicarles en la lectura. De esta forma, la startup con base tecnológica ha revolucionado el sector de los libros infantiles mediante una herramienta online que permite crear avatares que protagonizarán la historia; es decir: ”dobles” de los niños con una estética de dibujo animado, como si fueran los personajes de una película de animación.

Esta herramienta, desarrollada internamente, está integrada en la web de Mumablue y permite crear al protagonista del cuento con solo unos clics, sin ser un experto en informática. Tan solo hay que introducir el nombre del niño o de la niña y sus rasgos físicos: ojos, pelo, rasgos, etc. Tampoco han descuidado detalles como el color de piel o pequeños accesorios que contribuyen a favorecer la confianza de niños con alguna necesidad especial, como audífonos o gafas.

MUmablue, cuentos personalizados con moraleja

Cristina Rodríguez, cofundadora de Mumablue se muestra muy orgullosa de su proyecto: ”En pocos pasos, y sin ningún conocimiento previo, es posible que cualquiera cree un libro con su hijo, sobrino o nieto como protagonista”. Después, solo hay que seleccionar la aventura que va a protagonizar el niño protagonista. También se pueden elegir otras opciones, como que el libro esté íntegramente en mayúsculas, ya que esto ayuda a muchos niños a identificar las letras cuando están empezando a leer.

Actualmente, Mumablue ofrece tres historias diferentes escritas por la propia Cristina Rodríguez, en las que los niños viajan a otro país, al fondo del mar y a un mundo de fantasía. A través de estas aventuras, los niños pueden aprender los valores de la amistad, la confianza o cómo vencer sus miedos. ”Además, estos mensajes calan mucho más fuerte cuando el niño se ve a sí mismo como protagonista de la historia, al tiempo que fomentamos el hábito de leer”, cuenta el también cofundador de Mumablue, Manuel Córdoba.

Éxito de ventas y expansión internacional

Desde que la startup naciera, su nivel de ventas va en aumento, gracias especialmente al ”boca a boca”, según los impulsores del proyecto. De hecho, la startup ha superado recientemente los 20.000 ejemplares vendidos, lo que convierte a este proyecto pionero en un ejemplo de revitalización del mercado editorial digital en España. A modo de comparación, las tiradas habituales de libros en nuestro país rondan los 2.000 ejemplares, por lo que los libros escritos por Cristina Rodríguez y personalizados a través de Mumablue son todo un éxito de ventas.

La gran aceptación de los libros personalizados de Mumablue dentro de nuestras fronteras han llevado a la compañía a ofrecerlos en las cinco lenguas nacionales: castellano, catalán, euskera, gallego e inglés. Además, acaban de comenzar su expansión internacional, con envíos a más de 20 países y la traducción a otros 3 idiomas (alemán, francés e italiano).

La unión de tecnología y tradición artesanal

La cara visible para el consumidor de Mumablue es un completo y sencillo editor online que ayuda a los clientes a crear el avatar que protagonizará la historia. Sin embargo, detrás hay un increíble proceso artesanal de creación de libros, de una forma muy similar a la de una película de animación de cine. Con el añadido de que cada historia debe contar con decenas de variantes que se correspondan con las posibilidades de personalización de los avatares.

Primero, Cristina Rodríguez redacta el guion, lo comparte con el equipo y contrasta la historia con un psicólogo para asegurarse de que logrará transmitir los valores adecuados. Después, Mumablue realiza un desglosado del texto por escenas y hace el storyboard con el planteamiento que iría en cada una de las escenas/páginas del cuento.

En ese punto, la compañía hace un ”color script” para definir la gama cromática de cada libro y usar ciertos colores siguiendo los patrones de la psicología del color en algunas escenas clave. Una vez está todo definido, se pasa a línea limpia, se vectoriza y se colorea el fondo de la escena. Por último, Mumablue añade algunos efectos de luces y sombras.

Una vez se ha realizado todo este proceso creativo y artístico, Mumablue sube todas esas imágenes al servidor para que la gente pueda seleccionar las distintas opciones a través de la web. ”Estamos hablando de unas 500 imágenes por escena y son 19 escenas a doble página más el diccionario y la dedicatoria donde además el usuario puede subir una foto. En resumen: un trabajo de más de 1000 horas por cada cuento que creamos”, explica Cristina Rodríguez.

La historia humana que dio vida a Mumablue

Cristina Rodríguez es publicista de profesión con un master en animación 3D y postproducción digital. Cuando le ofrecieron un ascenso, ella consideró oportuno mencionar que estaba embarazada de su primera hija. Entonces, la empresa para la que trabajaba decidió cambiar su ascenso por un despido. Para ella fue un punto de inflexión, que la motivó a trabajar para ella misma y por sus sueños. Ese fue el germen de lo que hoy es Mumablue.

Fotografía: Mumablue

En Nobbot | Dima 3D, emprendimiento español para popularizar la impresión 3D