La saga Star Wars, analizada desde un punto de vista científico - Nobbot

La saga Star Wars, analizada desde un punto de vista científico

La saga Star Wars ha conquistado a millones de personas de todas las edades y de todos los rincones del mundo desde el estreno de la primera película Episode IV – A new hope hace cuarenta años. De hecho, la Guerra de las galaxias tiene su propio día, que se celebra cada 4 de mayo. Como la saga continúa ganando adeptos por el éxito de la spin-off Rogue One estrenada en 2016, el astrofísico francés Roland Lehoucq trata de acercar la ciencia al gran público utilizando la ficción de Star Wars.

Así, Lehoucq lleva años analizando el contenido de los filmes desde un punto de vista científico para comprobar si lo que llevamos años viendo en la gran pantalla es real o podría serlo en el futuro, tal como ha publicado la Agencia Sinc y narra el propio astrofísico en su libro ‘Faire de la science avec Star Wars’.

¿Qué es ciencia en Star Wars?

  • ‘La Fuerza’ de los caballeros Jedi: su relación con las cuatro que conocemos en la naturaleza (interacción nuclear fuerte, electromagnética, nuclear débil y gravitación) es un tanto confusa, según Lehoucq, porque los Jedi utilizan la Fuerza, que podría ser la de gravitación ya que es la que une las estrellas y el gas en una galaxia. Pero por otra parte, vemos manifestaciones de la Fuerza, como cuando el Emperador quiere matar a Skywalker, que le salen rayos de sus dedos, que se correspondería con la fuerza electromagnética. Aunque ambas son fuerzas muy diferentes para los físicos terrestres actuales. Por ello, la conclusión es que no se sabe qué es la Fuerza, solo que es puramente imaginaria.
  • Las espadas láser: En las películas, la espada láser es un palo luminoso de diferentes colores y una longitud fija, pero en la realidad no se puede tratar de luz porque un rayo de luz se propaga en línea recta hasta que algo lo detiene, sin que se pare por sí solo. En este caso es un láser, es decir también un haz luminoso monocromático muy preciso y que se propaga en una sola dirección. Además la luz no es algo material, por lo que si dos haces de luz se cruzan, no se tocan ni se bloquean.Lo más parecido que se puede fabricar sería una torcha plasma que sirven para fundir hierro o para comprobar el escudo térmico de los vehículos espaciales cuando entran en la atmósfera, pero solo miden entre 15 y 20 centímetros y calientan hasta 10.000 grados. En definitiva, se puede conseguir algo estéticamente parecido a la espada, pero el problema seguiría siendo su consumo. ¿Y qué potencia se supone que tiene la espada de las pelis? Ningún Jedi aclara cuántos vatios tiene una espada láser, pero mirando los filmes con ojos de físico, según explica Lehoucq, encuentras escenas que pueden darte pistas y determinar que son 1.000 millones de vatios, la misma potencia que la de un reactor nuclear.
  • Exoplanetas similares a los de Star Wars: Las películas de la famosa saga se hicieron en un momento en el que ya había grandes probabilidades de que hubiera otros planetas fuera de nuestro sistema solar. Desde 1995, se han empezado a detectar y el proceso va tan rápido que ahora los encontramos regularmente: ya van 3.500. Aunque sigues siendo muy difícil que exista uno similar, que sea desértico y a la vez que pueda albergar vida. Los otros planetas que vemos en Star Wars solo tienen un ecosistema (desiertos, lava, océanos, árboles, o hielo) y son demasiado simples, aunque el astrofísico francés cree que los planetas de la saga se hicieron así para facilitárselo a los espectadores.
  • Construir la Estrella de la Muerte en el espacio: Haciendo cálculos, se puede estimar que la Estrella de la Muerte mide un poco menos de 500 km de diámetro, es decir más o menos el mismo tamaño que el segundo asteroide más grande del sistema solar, Vesta. Y aunque sería imposible construirla la estrella de la muerte porque pesa miles de millones de toneladas, tal como ya publicamos en Nobbot, un grupo de investigadores de la Universidad canadiense de Macquarie ha probado un método para combinar la potencia de varios rayos láseres usando diamantes, en un experimento cuyo concepto es similar al que se mostraba en la Estrella de la Muerte de la mítica película Star Wars.
  • Viajes espaciales superrápido y saltar al hiperespacio: A día de hoy, la velocidad de la luz es infranqueable, es imposible ir más rápido. Y para viajar a la estrella más cercana a esa velocidad, se necesitan cuatro años y medio. Por ello, en las películas de ciencia ficción siempre existe este problema, pues no pueden dedicar tantos años a viajar. La solución que encuentran para justificar los viajes superrápidos es que van más rápido que la luz (violando la ley de la Física), o deciden que hay un atajo en un espacio paralelo distinto al nuestro en el que la nave entra, recorre una pequeña distancia y reaparece en el universo real a una distancia muy lejana del punto de partida. Esta es la idea del hiperespacio que se ha inventado, que no es científica.

Fuente: Agencia Sinc

Fotografía: Pixabay.com

En Nobbot | El rayo destructor de la Estrella de la Muerte podría hacerse realidad