WiFi, Bluetooth, DNLA, 3G/4G, NFC… Cómo entender el lio de nomenclaturas a la hora de comprar un smartphone o un tablet - Nobbot

WiFi, Bluetooth, DNLA, 3G/4G, NFC… Cómo entender el lio de nomenclaturas a la hora de comprar un smartphone o un tablet

smartphone jazztel

Comprar un smartphone o tablet puede resultar algo sencillo o extremadamente complicado. Sobre todo si te lías con los múltiples datos que ofrecen en su hoja de especificaciones, con nomenclaturas que suenan a otro idioma. Así que vamos a explicar un poco todo ese baile de letras y palabras.

Cómo entender una hoja de especificaciones
especificaciones

Los fabricantes y tiendas comprendieron hace tiempo que la tecnología ya no es algo exclusivo de un grupo de usuarios con conocimientos medios o avanzados. Hoy en día cualquiera puede acceder a ella y un claro ejemplo son los smartphone o tablet. Estos dispositivos han democratizado la tecnología, el acceso a internet y también el uso de aplicaciones de todo tipo.

Por ello, a la hora de vender sus productos ya no abusan de términos tan técnicos. Todo lo contrario, facilitan que se entiendan sus características mediante el uso de iconos o pequeñas explicaciones de los apartados claves. Aún así, cuando vas a mirar la hoja de especificaciones al completo te sigues encontrando con una lista de nomenclaturas que pueden confundir. Todo lo que debes saber sobre ellas es esto:

CPU o Procesador

qualcomm

CPU o Procesador, hace referencia a la unidad de proceso principal, la que mueve todo el sistema operativo. Los normal es que te encuentres procesadores de Qualcomm (los populares Snapdragon) o Mediatek. También hay otros como los Kirin de Huawei, AX de Apple o Exynos de Samsung.

Estos van precedidos de un modelo que indica la gama. Normalmente, a mayor número más potente será. Un ejemplo, Snapdragon 400 es un procesador usado por la gama de entrada mientras que el Snapdragon 810 está destinado a los terminales tope de gama.

Una vez sabemos diferenciar esto lo siguientes que encontramos es el dato de velocidad de reloj y número de núcleos. No siempre a más núcleos o mayor velocidad de reloj se obtiene más rendimiento pero se supone que sí debería ser así.

RAM y memoria de Almacenamiento

ram

La RAM es un tipo de memoria que se usa para que el sistema cargue todo lo necesario para su correcto funcionamiento. Tanto el sistema en sí como las aplicaciones que ejecutará. A más RAM más capacidad tendrá para ejecutar varias apps a la vez, acceder más rápidamente a los datos que podrá guardar ahí sin necesidad de hacerlo en la memoria de almacenamiento, que es más lenta.

La memoria de almacenamiento permite guardar todos nuestros datos, desde las fotos hasta vídeo, aplicaciones, etc. Lo normal es que el terminal tenga una memoria fija y, en algunos casos, opción de ampliarla mediante tarjetas microSD.

Por tanto, la memoria RAM cuanto más mejor -aunque la optimización del sistema también afecta-. Ahora mismo los terminales Android tienen entre 2GB y 3GB de media. Y de la memoria de almacenamiento, si no quieres problemas lo suyo es contar con espacio generoso -16GB mínimo y 32GB como recomendable- o capacidad de ampliar vía micro SD.

AMOLED y LCD IPS

ips

La pantalla es otro de los apartados que más confusión causa. Más allá de la resolución, un dato que entiende la mayoría, es la tecnología de su panel lo que más dudas genera.

Hay dos tecnologías principales: OLED y LCD. Dentro de estas es la variante AMOLED y LCD IPS las más usadas. Podríamos entrar a discutir muchos aspectos de cada uno y no llegaríamos a ponernos de acuerdo sobre cuál es la mejor opción. Personalmente me gustan más las pantallas LCD IPS pero reconozco que los paneles Super AMOLED de los últimos Samsung me encantan.

Las ventajas de IPS son los ángulos de visión, colores fieles y buenos niveles de brillo. Por su parte, AMOLED permite un contraste muy alto, un menor consumo energético y colores vibrantes. De todos modos, como digo, depende de cada panel y no hay ningún criterio único para determinar quién gana.

Megapixel, Apertura y Flash

camara

Cuando llegamos al apartado de las cámaras encontramos tres nomenclaturas que confunden: resolución en megapixeles, apertura F y tipo de flash.

La resolución ya sabéis qué es y cómo afecta a las fotografías. A mayor número de megapixeles (MP) obtendremos fotografías de mayor tamaño, capacidad de hacer recortes sin perder calidad para luego imprimirlas y también nitidez. Claro que también depende mucho del sensor y procesado de las imágenes. No sirve de nada un sensor de 23MP si el terminal no gestiona bien la imagen, por lo que un sensor de 8MP podría ofrecer mejores resultados.

La apertura o valor F hace referencia a luz que entra al sensor. En los dispositivos móviles la apertura es fija. Lo normal es un valor entre 1.8 y 2.2. Y al igual que antes, cuanto mayor es la apertura (número F más pequeño) más luz tendremos y mejores resultados deberíamos obtener. Pero no siempre es así, nuevamente el conjunto global afecta a los resultados finales.

WiFi, Bluetooth, NFC y 3G/4G

wifi

Llegamos a los datos que hacen referencia a las opciones de conectividad. Wifi, Bluetooth, NFC, 3G y 4G/LTE. Así que vamos una a una.

  • Wifi es la conexión inalámbrica que todos conocemos. Lo que ya no es tan común es saber los diferentes estándares. En la actualidad, conexiones wifi 802.11n son lo normal. Pero el último es 802.11ac. Si tu smartphone o tablet soporte wifi ac vas a poder disfrutar de una mayor velocidad de conexión. Eso sí, tu router debe ser también wifi ac.
  • Bluetooth es otro tipo de conectividad inalámbrica que se usa para conectar a accesorios de todo tipo. Por ejemplo, altavoces, auriculares inalámbricos u ordenadores con el fin de intercambiar datos.
  • NFC es una tecnología de comunicación de corto alcance usada para conectar a otros dispositivos con sólo acercar nuestro terminal al mismo. Esto tiene múltiples usos aunque en los últimos meses hemos visto cómo se va empezando a popularizar para los pagos móviles. Si tu terminal tiene NFC podrás disfrutar en un futuro cercano de Android Pay. Si es un terminal Android podrás usar Samsung Pay y si es un iPhone pues Apple Pay.
  • 3G y 4G/LTE son los tipos de comunicación móvil para datos. Si nuestro operador soporta 4G/LTE, como el caso de Jazztel, podremos navegar a mayor velocidad. Algo imprescindible si queremos ver contenido online como vídeo sin tener que esperar en exceso. También es una ventaja a la hora de compartir archivos en redes sociales, cargar su contenido, etc. Si puedes optar por un terminal 4G/LTE mejor. Junto al tipo de categoría LTE -que indica la velocidad máxima de conexión- se suelen indicar las bandas compatibles. Es importante que sepas cuales son si tienes intención de viajar a otros países. Pues no en todos se usan las mismas para las conexiones de datos móviles.

La importancia de entender las características

specs

Entender las características técnicas de un smartphone o tablet es importante a la hora de adquirir un nuevo dispositivo. Si sabes diferenciar qué procesado usa, RAM o conectividad que ofrece podremos saber si cumplirá o no con nuestras expectativas.

Aún así, no siempre recomiendo obsesionarse con buscar el procesador más potente, la mayor cantidad de RAM posible u opciones extras que igual luego no aprovechamos. Por ello, siempre recuerdo que en Anexo M publicamos una sencilla guía para elegir tu smartphone ideal sin equivocarte. Una información que sigue siendo válida.