El 4G pasa de tu móvil a darte también acceso a Internet en casa

4G para acceder a internet también en casa, una buena alternativa a la banda ancha tradicional

¿4G en casa? El acceso a Internet en casa suele ser cosa de tres: ADSL, fibra y cable. Si bien la fibra y el cable son soluciones capaces de ofrecer velocidades de cientos de Mbps, las líneas ADSL se muestran más “perezosas”, con velocidades de menos de 6 Mbps de bajada y menos de 1 Mbps de subida.

Por otro lado, el acceso a la banda ancha mediante fibra, cable o ADSL está asociado de manera unívoca a nuestro domicilio. Y en algunos casos, ni siquiera hay infraestructura que llegue a lugares tales como un barco anclado en un puerto o zonas alejadas de núcleos urbanos.

Así pues, nos encontramos con una casuística muy diversa de usos de la banda ancha en la que no siempre hay soluciones óptimas dependiendo de cada necesidad concreta. En muchos casos sí las habrá, pero si eres de los que viven en un pueblo con un ADSL, te mueves con frecuencia de una vivienda a otra por cuestiones laborables, familiares o de otra índole, o vives en un lugar remoto o “peculiar”, ya sea un pueblo perdido o un barco, el acceso a Internet no es tan sencillo.

Es cierto que podemos recurrir al uso del smartphone como router WiFi, pero en este caso nos enfrentamos a consumos de datos normalmente muy por encima de la cuota de 3 GB o 4 GB habituales en este tipo de contratos.

4G en casa

Una de las propuestas más atrevidas para ofrecer una solución de banda ancha a los usuarios que se encuentren en alguna de las situaciones planteadas anteriormente es 4G en casa de Orange. Es una solución de banda ancha pensada para el hogar, no para el móvil, con 35 GB de cuota de datos para acceder a Internet de un modo convencional pero usando 4G como tecnología en vez de la fibra, el cable o ADSL.

Es una única para casos en los que las modalidades de acceso tradicionales no son suficientes. Para acceder a Internet, podrás usar un router 4G, aunque con la contratación ya se contempla la entrega de uno.

4g-orange

Imagina que eres autónomo o profesional liberal y tienes una casa que te encanta en un pueblo remoto, pero con una conexión ADSL pobre, en la que la centralita más cercana está a cuatro o cinco kilómetros. Es un caso más frecuente de lo que te imaginas.

A esa distancia, tendrás una conexión de 3 Mbps de bajada y 256 Kbps de subida aproximadamente. Parámetros incompatibles con llevarse el trabajo encima. Con una solución como 4G en casa, es posible “tirar” de conectividad móvil para mejorar nuestra velocidad y acometer tareas que necesitan una velocidad mayor que la que ofrezca ADSL. Puede que no siempre tengamos 4G si estamos en un lugar aislado y muy alejado de un núcleo urbano, es cierto, pero incluso con 3G tendremos mejores velocidades de acceso que con un ADSL limitado.

Imagina que, simplemente, te apetece moverte de un lugar a otro para pasar estancias de varios días o semanas en cada lugar donde pares, pero no tienes la seguridad de contar con una conexión de Internet adecuada. Con 4G en casa, solo necesitas llevarte tu router encima para tener conexión de banda ancha sin depender de conexión local.

Eso sí, es necesario contar con cobertura móvil, pero, como puedes ver aquí, la cobertura móvil es muy extensa tanto en 3G como en 4G. En una casa rural, en un barco o incluso en desplazamientos por tierra, sin más que disponer de una toma de alimentación para el router 4G, podremos tener banda ancha con hasta 35 GB de datos disponibles.

Además, hay que tener en cuenta que según el último estudio de RootMetrics, Orange ofrece la mayor velocidad de transferencia de datos siendo, por tanto, el mejor operador para navegar.

¿Cuánto son 35 GB?

Una cantidad de datos como 35 GB pueden parecer pocos. Y de hecho, según qué uso hagamos de ellos, pueden dar para más o menos. Esta modalidad de acceso a Internet no es, ni mucho menos, para todo el mundo. Pero sí lo es para una audiencia para la que actualmente no hay opciones mejores.

Precisamente por ello, quienes elijan esta modalidad tendrán que centrarse en usarla para solucionar la necesidad que motiva su contratación y tomar alguna medida que otra en cuanto al tráfico de datos. Por ejemplo, un profesional que depende de Internet para trabajar, preferiblemente, se centrará en priorizar las transferencias de contenidos relacionados con su profesión, como las fotos para los fotógrafos.

Entre otras medidas de gestión del tráfico de datos, habrá que intentar que las actualizaciones del sistema operativo no se realicen hasta final de mes, dependiendo de nuestro “saldo” de megas. Las descargas, en general, también tienen que estar limitadas, especialmente las de ficheros de gran tamaño.

Opciones como el streaming son eficientes para el consumo de contenidos multimedia de audio y vídeo. De hecho, muchas veces se descargan contenidos que luego ni siquiera se ven, desperdiciando megas, por ejemplo.

A modo de referencia, adjuntamos esta guía de consumo de datos para algunas actividades habituales en el acceso a Internet.

orange-navega

La velocidad de acceso a Internet es de 50 Mbps simétricos. No son 300 Mbps, pero sí que estamos ante una velocidad perfecta para acceder a todos los servicios de Internet sin que la velocidad sea un cuello de botella. Recuerda que esos 50 Mbps son en el modo 4G. Si nos conectamos con 3G, la velocidad será menor. Si tienes dudas acerca de la calidad de la cobertura en tu zona, puedes preguntar a colegas o amigos que tengan contrato con Orange y hacer pruebas de velocidad usando apps como SpeedTest.

Si se consumen todos los datos de estos 35 GB, la velocidad se reduce a 64 kbps, pero no se cobrará más, salvo que extendamos el acceso a alta velocidad adquiriendo bonos de datos extra (10€ para 5 GB adicionales).

Una propuesta innovadora y útil

En conjunto, 4G en casa es una modalidad de acceso a Internet que ofrece una solución para una audiencia que, aun sin ser mayoritaria, sí estaba huérfana de propuestas capaces de mejorar una conexión deficiente o de ofrecer una posibilidad donde antes había imposibilidad por falta de infraestructura.

No es para todo el mundo, pero es una alternativa que merece la pena considerar si las modalidades tradicionales de acceso a Internet no te sirven. Por cierto, y antes de terminar, recordaros que Amena también ofrece un producto de estas características.

En Nobbot | ¿Qué podrás hacer con una conexión 5G?