Gestores de contraseñas: por qué debemos utilizarlos y cómo aprovechar todo su potencial - Nobbot

Gestores de contraseñas: por qué debemos utilizarlos y cómo aprovechar todo su potencial

gestor de contraseña
Hoy en día, la cantidad de servicios online a los que estamos suscritos es realmente alta. Cada uno de ellos necesita que nos registremos con unas credenciales, normalmente el usuario y la contraseña, de manera que acabamos por tener que recordar un gran número de passwords diferentes. Esto lleva a muchas personas a tener siempre la misma clave, algo que resulta muy poco recomendable. Para tratar de mejorar nuestra seguridad sin tener que recordar una lista infinita de códigos, podemos utilizar los gestores de contraseñas. Vamos a ver por qué debemos utilizarlos y cómo sacar el máximo provecho.

Un gestor de contraseñas es una herramienta especializada, un almacén para todas ellas, que nos va a permitir identificarnos en cada servicio con una clave diferente, que nos ayudará a generar para que sea muy complicada de adivinar o de calcular, manteniendo siempre ordenada nuestra información de acceso. Esto mejora de forma notable la seguridad de nuestros accesos, dejando de utilizar claves sencillas de recordar, para pasar a combinaciones complicadas y seguras.

Cómo sacar partido a los gestores de contraseñas

El gestor de contraseñas se puede integrar en el navegador, por ejemplo, cuando le decimos a Chrome, Firefox o Edge que recuerde nuestra clave de acceso para una página determinada. Si estamos navegando identificados, es decir, con un usuario y contraseña dentro del navegador, probablemente tendremos la opción de que se sincronicen dichas claves y estén disponibles para cada ordenador en el que utilizamos el mismo navegador y estemos indentificados.

El peligro que tiene esta cuestión es que, cuando vamos a equipos que no son de nuestra propiedad, equipos públicos, etcétera, y nos identificamos en el navegador, vamos dejando un rastro. No siempre nos acordaremos de salir de la sesión del navegador, borrar el historial y las contraseñas almacenadas, etc. Existen herramientas especializadas en la gestión de contraseñas que hacen mejor el trabajo que el propio navegador, de los que ya vimos algunos ejemplos.

Estas herramientas suelen utilizar un cifrado seguro para almacenar nuestras claves, servicios de verificación en dos pasos para evitar que alguien pueda acceder a nuestra clave maestra y tener la información de todos los sitios que tenemos guardados en el gestor. Este es el principal inconveniente de guardar toda la información en un solo lugar.

El gestor de contraseñas puede utilizarse como servicio online, una página web a la que accedemos, y desde la que podremos buscar nuestras credenciales de acceso a la página en la que queremos identificarnos. Esta es la opción más cómoda si se está utilizando un ordenador que no es de tu propiedad, por ejemplo, el equipo del trabajo, la universidad o una biblioteca pública.

Si lo vamos a utilizar en nuestro ordenador habitual, lo más recomendable es instalarlo como extensión para el navegador, donde se puede instalar en Chrome, Firefox, Internet Explorer 11 u Opera. De esta forma, no tenemos que preocuparnos por la sincronización del navegador, ya que, con estar identificados en nuestro gestor de contraseñas, nos ofrecerá las credenciales de acceso a una página al abrirla en una pestaña del navegador. Las extensiones también nos ofrecen la posibilidad de copiar o editar nombre de usuario y contraseña, la URL o llevarnos directamente al servicio, por lo que funciona como una especie de favoritos de las páginas más habituales donde ya tendremos usuario y contraseña para identificarnos.

Si queremos darnos de alta en un servicio nuevo, nos ofrece la opción de crear una contraseña segura, fuerte, que no tengamos que recordar y también guardarla en su almacén. De esta forma, la tendremos disponible para la próxima vez que accedamos a dicha página. El almacén de contraseñas es posible organizarlo en carpetas para que nos sea más sencillo encontrar las credenciales. De todas formas, siempre suelen incluir una caja de búsqueda que hace muy rápido encontrar nuestros datos de acceso. De cada servicio podemos ver usuario y contraseña si así lo deseamos.

También podemos crear diferentes perfiles para formularios. De esta forma, nos evitamos tener que completar todos nuestros datos cada vez que no estamos dando de alta en un nuevo servicio. Adiós a escribir una y otra vez nombre, apellidos, dirección, etc. Basta completarlo en el gestor de contraseñas para que luego lo traslade automáticamente a la página web si así lo deseamos. También permite crear notas seguras, por ejemplo, si lo que se precisa es guardar los datos de acceso a una VPN, una red WiFi, etc.

Gestores de contraseñas en dispositivos móviles

Pero no son sólo los navegadores el único punto de acceso a los diferentes servicios. Cada vez más se utiliza la navegación móvil, por lo que un gestor de contraseñas debe ofrecer una app para ayudarnos a gestionar las claves de acceso también desde el smartphone. En este caso, podemos elegir diferentes perfiles para nuestra comodidad, tener que identificarnos con nuestra contraseña maestra cada vez para que complete los datos o hacerlo de forma automática.

Si tenemos medidas de seguridad de bloqueo del teléfono, la segunda opción es de lo más cómoda. De todas formas, si lo que buscamos es ante todo seguridad, lo ideal es tener que introducir la contraseñas del gestor para que facilite las claves a la app que queremos abrir. De esta forma, evitaremos tener que recordar las credenciales de cada servicio, al mismo tiempo que mantendremos un buen nivel de seguridad.

Igualmente, si no tenemos la app del gestor de contraseñas instalado, siempre podemos utilizar el acceso a través del navegador del teléfono. Al fin y al cabo, normalmente sólo introducimos las claves de acceso de una app nueva la primera vez y luego quedan guardadas en el terminal.

Si somos capaces de gestionarlo bien, con una contraseña diferente para cada servicio, generando claves seguras y utilizando la verificación en dos pasos, tendremos un servicio muy cómodo de utilizar, sencillo y que mejorará de forma notable la seguridad de nuestros accesos a determinados servicios online. Y vosotros, ¿utilizáis algún gestor de contraseñas?

En Anexo M | Cómo gestionar tus contraseñas, Seguridad en internet.

Imagen | Geralt