Motos eléctricas: cómo y dónde alquilar en una ciudad como Madrid

Las motos eléctricas que están en la ‘pole’ de la movilidad urbana

motos-electricas-movilidad-limpiaLas motos eléctricas están llenando las ciudades españolas. Debido al poco espacio que usan en la ciudad, a lo poco que consumen en relación con un turismo y a cómo optimizan el número de plazas para los pasajeros, son una alternativa de movilidad de primer orden. Y, si son eléctricas, más aún.

Si te preguntas cuáles son las mejores opciones para alquilar motos eléctricas, en este artículo te las contamos. También te informamos sobre cómo utilizar esta nueva movilidad MaaS (Mobility as a Service) y hacia dónde va el sector. ¿Te vienes a dar una vuelta en un vehículo limpio?

El boom de las motos eléctricas

Si vives en ciudades con alta densidad de población, probablemente te hayas topado con vehículos de x-sharing. Carsharing, bikesharing y motosharing, de las que hablaremos en este artículo, se enmarcan dentro de la MaaS. Si hace unos años hablábamos de ella en futuro, hoy son una realidad.

En los últimos dos años las ciudades grandes han recibido un boom de nuevas motos. Pero ¿por qué ahora? ¿Por qué de forma tan acelerada? Como en todo fenómeno de movilidad, se han juntado varios elementos que han hecho posible el cambio:

  • La sociedad está más preocupada por el medioambiente que nunca. En este entorno, motos eléctricas (algunas recargadas por fuentes 100% renovables) suponen un respiro para las ciudades.
  • La tecnología está consolidada. Hacia 2016, la tecnología de batería eléctrica terminó de asentarse y empezar a competir con los combustibles. Cada año que pasa, la eléctrica aventaja a la térmica un poco más.
  • Necesitamos soluciones de movilidad de bajo volumen. Las ciudades cada vez registran más viajes diarios, y es insostenible que todos vayamos a bordo de un turismo. La moto, más pequeña, hace más fácil circular.
  • La movilidad MaaS se perfila como el futuro. Por cada vehículo de movilidad como servicio, se pueden eliminar entre 10 y 18 vehículos privados. Esto hace que los ciudadanos recuperemos las calles.

Por estas y otras razones, el fenómeno motosharing en España es imparable. A principios de 2017, llegaba Muving, y tras ella eCooltra. Ioscoot y Yugo las siguieron, y ahora Movo acaba de aterrizar en Madrid. En breve veremos también COUP.

¿Qué marcas actúan como operadoras de motos eléctricas?

Como con el carsharing, no es lo mismo el fabricante del coche que el operador que da el servicio. Por ejemplo, la operadora Muving hace uso de motos eléctricas Torrot y eCooltra usa motos Govecs, también eléctricas. Cada operadora hace uso de un tipo de moto, aunque son relativamente parecidas y todas se adaptan bien a la movilidad en ciudad.

Muving – 0,21 euros/min

Muving es la operadora de motosharing más extendida en España. Llegó la primera y se quedó con la pole. Se ha instalado con mucho éxito en Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, El Puerto de Santa María, Córdoba, Alicante, Murcia, Zaragoza, Valencia, Cádiz y Granada.

Algunas de sus motos tienen dos cascos, pero no todas. Para saber cuál sí, solo tenemos que ponernos sobre la moto en cuestión en la app y un letrero nos lo indicará.

eCooltra – 0,24 euros/min

eCooltra llegó más tarde, pero se quedó con Madrid y Barcelona. Es muy interesante que todas sus motos tengan dos puertos USB donde recargar un par de móviles mientras circulamos. También guardan dos cascos de dos medidas distintas, uno bajo el asiento y otro en el baúl trasero.

Quizá sea una alternativa algo más cara que otras mencionadas, pero cabe destacar que el 100% de la energía usada es limpia y viene de fuentes renovables.

aplicaciones-motosharing-moto-electrica

Ioscoot – 0,20 euros/min – 0,24 euros/min

Ioscoot es la tercera operadora de motosharing en irrumpir en Madrid y Barcelona. También es la más asequible gracias a motocicletas scooter The Core, de un diseño más rudo pero funcional. La tarifa cambia si es diurna (0,20 euros/min) o nocturna (0,24 euros/min).

Destaca que la empresa croata que las fabrica (Dock-Ing) también se dedica a construir tanques antiminas para salvar vidas. Sin duda, es un distintivo de durabilidad pese a que las motos sean menos estéticas. Vienen con dos cascos de diferentes tallas.

Yugo – 0,19 o 0,22 euros/min

Yugo es la última marca en llegar a las calles de Madrid y Barcelona, pero no será la última. Llama la atención que para Madrid tiene un precio ligeramente inferior a Barcelona, donde nació la marca. Cada moto incluye dos cascos, y pronto las veremos circular por otras ciudades.

Movo – 0,22 euros/min

Si hablamos solo de Madrid, Movo es la última operadora en implantarse. Llega con frescura y un precio ajustado. Como ellos dicen, “somos de aquí” (de Madrid). Como casi todas las operadoras de motosharing en la capital, tienen controlada la almendra central.

COUP – sin precio confirmado

De la mano del grupo Bosch, en verano de 2018 llegará a las calles de Madrid una flota de Gogoro, una marca de motos eléctricas. En 2016 arrancó en Berlín con 200 unidades, en 2017 llegaron 400 a París y en unos meses alcanzarán las 3.500 motos eléctricas en Berlín, París y Madrid. El crecimiento es exponencial.

Cabe destacar que todas las marcas que aparecen en este artículo tienen seguro de viaje. Muchas de ellas ya están dadas de alta en la plataforma Free2Move, que aglutina varios servicios MaaS.

¿Cómo funcionan las aplicaciones de recogida de motos eléctricas?

reservar-motos-electricas

El primer paso de todos los usuarios es registrarse en las distintas plataformas. Si buscamos conducir una moto de Muving, tendremos que estar apuntados y validados en su plataforma. Si queremos coger motos de otra operadora, como eCooltra, el proceso será parecido.

Para registrarnos, necesitaremos un carné de conducir válido, que será verificado, y una tarjeta bancaria. Todos los pagos se realizarán vía tarjeta y serán la suma de los minutos de uso multiplicados por la cantidad que marque la operadora (cifras que hemos especificado arriba).

Una vez registrados, solo tenemos que abrir la app y buscar en el mapa la moto más cercana. La seleccionamos y pulsamos en “Coger” o “Reservar”, dependiendo de la herramienta. Cuando llegamos a ella, podemos abrir desde el móvil los arcones y coger los cascos. Recuerda que el casco, por seguridad, es obligatorio.

muving-motos-electricas

Circular con una moto eléctrica es muy fácil, pero es obligatorio tener el carné de conducir en regla. Si nunca has cogido una eléctrica, prueba primero a dar unas vueltas por las calles cercanas. Te ayudará a soltarte y a conducir más seguro.

Cuando quieras dejarla, ten en cuenta la normativa municipal. Casi todos los ayuntamientos permiten aparcar en la acera si esta es muy grande, así como entre dos jardineras. También puedes localizar un espacio específico para motos. Seguro que tienes uno cerca de casa. Ten en cuenta que no todas las operadoras dan servicio en las mismas zonas y que la moto tienes que aparcarla dentro de dichas áreas.

Las motos eléctricas de motosharing aúnan las ventajas de las motos y de los vehículos eléctricos. Son perfectas para las ciudades: no contaminan localmente y aunque se recarguen con fuentes térmicas, sus emisiones prorrateadas son más bajas.

Además, en la modalidad motosharing no tendrás que preocuparte por recargar el vehículo, ya que lo hace la operadora. Sin emisiones, sin ruidos, sin ocupar mucho espacio en la vía o aparcadas. Conduce con cuidado y disfruta de tu ciudad en una moto eléctrica.

En Nobbot | El primer taxi robótico recorre París: así será la movilidad urbana del futuro

Imágenes | MOVO Press Kit, Yugo Press Kit, Diario de Madrid