Este contenedor inteligente identifica los envases y recompensa por reciclar

Ecoembes ha revolucionado el reciclaje por incentivos con el desarrollo de un contenedor amarillo inteligente, que es capaz de identificar a los usuarios y registrar la frecuencia con la que reciclan.

Las nuevas tecnologías han adquirido un papel muy importante en la realización de nuestras actividades cotidianas. A través de nuestros teléfonos móviles podemos pagar nuestras compras, abrir nuestro coche o bajar las persianas de nuestra casa desde cualquier lugar. Pues bien, ahora también podrás registrar tus hábitos de reciclaje y obtener recompensas por ello.

Por primera vez en el sector del reciclaje, los contenedores amarrillos de la calle se convierten en inteligentes. El secreto se encuentra en un aro dotado de tecnología puntera, que puede identificar no solo los envases (latas y botellas de plástico de bebidas) que introducimos en el contenedor, sino también a nosotros como usuarios, la frecuencia y los lugares en los que reciclamos.

Este aro, desarrollado con tecnología 100% española y pionero en el sector del reciclaje, se coloca en la boca del contenedor amarrillo de la calle. Está basado en tecnologías como el internet de las cosas (loT), la inteligencia artificial, el reconocimiento de imágenes, la tokenización o el blockchain.

Estos contenedores inteligentes se incorporan al SDR RECLICOS, el sistema de reciclaje con recompensa que existe desde 2019 en España y que permite premiar el compromiso ambiental de los ciudadanos con el reciclaje de latas y botellas de plástico de bebidas mediante puntos posteriores canjeables por incentivos sociales o ambientales. El SDR RECICLOS ya está presente en todas las comunidades autónomas, en concreto, en 45 localidades y, en total, al alcance de más de 3,6 millones de personas en nuestro país.

ASí funciona este contenedor inteligente

Para usar este contendor amarillo inteligente, habrá que registrarse en la webapp de RECLICOS. De este modo, cuando acudamos a estos contendores, tendremos que identificarlos con nuestro smartphone a través del código QR incorporado en estos e introducir nuestros envases, de uno en uno y sin bolsa, por el aro inteligente. Este reconocerá de forma automática los envases y se iluminará en verde indicando que  estos son correctos.

En las siguientes 24 horas, el usuario obtendrá los puntos, que podrán ser canjeados por las distintas recompensas disponibles, tales como sorteos de productos sostenibles o donaciones de proyectos sociales o medioambientales del municipio.

Además, estos contenedores inteligentes siguen contando con una boca tradicional que se puede usar para depositar el resto de envases destinados al contenedor amarrillo que se vayan a reciclar.

un futuro prometedor para el reciclaje

Este proyecto tiene como objetivo seguir impulsando, de una forma sencilla para el ciudadano, el reciclaje de estos envases, realizar un mayor seguimiento y control de los residuos a largo de todo el proceso y fomentar un reciclaje de calidad que facilite la circularidad de los mismos. Asimismo, esta iniciativa sienta las bases para que puedan surgir otras posibilidades futuras de seguir integrando más tecnología en el sistema de reciclaje gracias a un mayor uso del big data, entre otros.

“Con el contenedor amarillo inteligente revolucionamos tecnológicamente el actual sistema de reciclaje por recompensa, dando un salto que nos permite afrontar los nuevos desafíos y objetivos legislativos marcados desde España y desde Europa para avanzar hacia la tan necesaria economía circular”, asegura Oscar Martín, delegado de Ecoembes.

Por ahora, tendremos que esperar para obtener nuestras recompensas, ya que los primeros aros se han instalado en 16 contenedores amarrillos ubicados en San Boi de Llobregat. Este municipio servirá como campo de pruebas para esta innovadora tecnología, aunque se prevé que, en los próximos años, estén disponibles a nivel nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.