Elena Castillo-Lorenzo salva semillas para salvar el planeta

El Real Jardín Botánico de Londres tiene una investigadora de excepción: la turolense Elena Castillo-Lorenzo. Doctora en Ciencia Vegetal y Medio Ambiente (Plant and Enviroment Science) por la Universidad de Warwick (Inglaterra), lleva más de ocho años entregada a investigar las semillas de especies silvestres de todo el planeta en el Millennium Seed Bank de Kew Gardens, como también se conoce al jardín botánico londinense.  

El banco alberga 2500 millones de semillas procedentes de 190 países, y acaba de recibir el Premio Mundial a la Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA. 

De pequeña, en su Teruel natal, Elena Castillo-Lorenzo sabía que dedicaría su vida a la ciencia. Al terminar la selectividad optó por hacer el grado de Ingeniería Técnico Agrícola de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), donde realizó un máster de Mejora Genética Vegetal. “Realicé el proyecto fin de máster en el Millennium Seed Bank de Kew Gardens con un programa de Erasmus, y ese fue mi primer contacto. Luego, en 2013, empecé a buscar trabajo tanto dentro como fuera de España, y encontré una oferta para realizar el doctorado en el Millennium Seed Bank junto con la Universidad de Warwick. Hice la entrevista y ahí comenzó la aventura profesional en Kew Gardens”.

PARIENTES SILVESTRES 

– ¿A qué se ha dedicado en este tiempo dentro del Millennium Seed Bank?

Durante el doctorado, estudié la biología y ecología de semillas de especies silvestres parientes del girasol, col y cebada sometidas a diferentes condiciones ambientales. Después estuve involucrada en varios proyectos de investigación con semillas de palmeras del Caribe y también como coordinadora de proyectos de Latinoamérica, trabajando en conservación e investigación de semillas de árboles útiles nativos de México y República Dominicana.

– ¿Y en qué se desempeña actualmente?

Ahora soy investigadora en el Departamento de conservación de semillas del Millennium Seed Bank. Mi trabajo se centra en estudiar la biología, ecología y conservación de semillas y plántulas de especies silvestres comestibles, cultivos minoritarios y parientes silvestres de cultivos convencionales.

Clasificación y limpieza de semillas en Kew Gardens. / RBG Kew

LA COPIA DE SEGURIDAD DE LAS PLANTAS

– ¿En qué consiste concretamente el Millennium Seed Bank Project, cuya labor ha merecido el reconocimiento mundial por ayudar a conservar la biodiversidad?

Esta iniciativa comenzó en el año 2000 y está formada por 97 países y territorios con más de 260 instituciones asociadas. El Millennium Seed Bank Project (MSBP) es una red de bancos interconectados por todo el planeta y ya ha servido para proteger más de 46 000 especies, que corresponden el 16 % de las plantas con semillas del mundo. Las semillas se conservan en el país de origen y parte de esas colecciones se envían al Millennium Seed Bank como copia de seguridad, de manera que, si algo les ocurriera a las semillas en un lugar, habría otras para poder reemplazarlas.

– ¿Cómo es el proceso de conservación?

En el Millennium Seed Bank, las semillas se conservan en condiciones estándar en cámaras de frío a -20℃, y humedad baja entorno al 10-15 %; de este modo, entran en una especie de latencia que ralentiza el proceso de envejecimiento, reduciendo su actividad metabólica para que aguanten viables durante más tiempo. Las semillas se meten en botes universales de cristal o bolsas de papel de aluminio trilaminado, con cierre hermético, y se introducen en las cámaras de frío.

A PRUEBA DE EXPLOSIONES

– ¿Cuántas cámaras hay?

Actualmente tenemos seis cámaras de frío a -20ºC, y todavía habría espacio para incluir 3 cámaras más cuando estas se llenen. Cuatro de ellas están prácticamente llenas y tenemos una cámara para las colecciones activas, que son las que usamos para investigación, donde hay una muestra representativa de todas las colecciones. Todas estas cámaras de frío se encuentran en una habitación acorazada que está construida para protegerlas a prueba de explosiones, radiación e inundaciones.

The Millennium Seed Bank.

UNA SEMILLA DE 20 KILOS

– ¿Qué tamaño tienen las semillas? ¿Cuál es la más grande y cuál la más pequeña?

Hay mucha variedad con respecto al tamaño de las semillas que tenemos conservadas en el banco. Las semillas más pequeñas que conservamos son de orquídeas, y son microscópicas. Puede haber millones de semillas en un gramo. Por otro lado, la denominada Coco de mer o Coco de mar (Lodoicea maldivica) es la más grande del mundo, pudiendo llegar a pesar más de 20 kilos una sola semilla. En el MSB tenemos algunas para exposición, pero de las conservadas en el banco, entre las más grandes hay unas leguminosas del género Entada, que tienen forma de lenteja gigante. Una sola semilla puede ocupar la palma de la mano de un adulto.

– ¿Qué relación tiene Kew Gardens con el noruego Banco Mundial de Semillas de Svalbard (Noruega), la llamada Bóveda del fin del mundo?

En ambos bancos se guardan las semillas para conservar su genotipo y las propiedades que puedan tener cada una de las poblaciones conservadas. En el caso de Svalbard, se centran principalmente en cultivos agrícolas y parientes de los cultivos, mientras que en el MSB nuestro cometido es conservar e investigar semillas de especies silvestres. Svalbard no está incluido directamente en el MSBP, pero sí tienen semillas conservadas de parientes de los cultivos, al igual que el MSBP.

Interior de una de las bóvedas del MSB. / RBG Kew

NOS QUEDAMOS SIN CAOBA

– Hace poco saltó a la prensa un dato más que preocupante: dos de cada cinco plantas están amenazadas o en peligro de extinción. ¿Cuáles son las principales amenazas?

En general, suele ser un conjunto de factores, pero una de las amenazas más importantes que estamos observando es la destrucción del hábitat, como la deforestación o el cambio de uso de las tierras, como causante de la pérdida de biodiversidad en especies silvestres. Por ejemplo, según la lista roja de especies amenazadas, muchos parientes silvestres de la banana (Musa spp.) o árboles como la caoba (Swietenia macrophylla) están amenazados o en peligro debido a actividades de deforestación.

– ¿En qué continente hay un mayor número de plantas amenazadas?

La tasa más alta de riesgo de amenaza se centra en áreas de máxima biodiversidad –los llamados hotspots como la zona del Mediterráneo, el Cáucaso, Mesoamérica, ecosistemas tropicales y de montaña, y también en las islas. Aparte, las plantas leñosas tienen un índice más alto de riesgo y están más amenazadas que plantas no leñosas.

CÓMO SALVAR EL CAFÉ

– La idea de tener un banco de semillas de tal magnitud induce a pensar en que se conservan por si ocurriera una gran catástrofe, pero lo cierto es que la catástrofe en sí ya ha llegado: es el cambio climático y la crisis de biodiversidad. ¿Qué soluciones están aportando?

En varias zonas se están realizando actividades de reforestación y restauración de ecosistemas, como por ejemplo en algunos países del centro y sur de América, y también en Asia, como parte de proyectos conjuntos con Kew Gardens, que prioriza la conservación de árboles útiles y amenazados. También estudiamos las semillas de las especies para identificar plantas que pudieran ser resilientes a cambios climáticos.

– ¿Cómo cuáles?

Por ejemplo, algunos cactus de Sudamérica, resistentes a altas temperaturas, o una especie silvestre de café que tolera altas temperaturas; también estudiamos parientes silvestres de la col y el girasol con mayor tolerancia a la sequía y altas temperaturas en comparación a sus respectivos cultivos.

Pruebas de germinación en el MBS. / RBG Kew

LA IMPORTANCIA DE LAS ESPECIES SILVESTRES

– Estos estudios les sirven para implementar programas de reforestación. ¿Se podría decir que es una forma natural de crear semillas transgénicas?

La diversidad genética de los cultivos comerciales es baja comparada con la de los parientes silvestres. Esto les confiere a estas últimas la posibilidad de adaptarse más a los cambios en el ecosistema. Necesitamos entender cuál es el comportamiento y propiedades de estas especies silvestres ante factores como la sequía, salinidad y cambios de temperatura extremos. Conociendo estas propiedades y características se puede empezar a trabajar en procesos de mejora genética, que normalmente consiste en polinización cruzada entre poblaciones de interés o con el cultivo.

– ¿Como investigadora, en qué proyectos está trabajando actualmente?

Mi investigación se centra en estudiar y conservar la diversidad de las especies silvestres, principalmente comestibles y parientes de cultivos. Debido a que existe poca información para algunas de ellas, es necesaria una caracterización detallada de las propiedades de las semillas y la diversidad genética de las poblaciones silvestres, así como entender el impacto de diversos factores ambientales sobre las mismas. Esto nos ayudará a comprender y promover el valor de las especies silvestres que se conservan ex situ, y además priorizar la conservación de aquellas que tienen rasgos adaptativos útiles en su genoma y están amenazadas.

En Nobbot | Qué es la geoingeniería: ¿manipular el clima para salvar el planeta?

Imágenes | Elena Castillo-Lorenzo / RBG Kew

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *