Ondas electromagnéticas para ver gente a través de las paredes - Nobbot

Ondas electromagnéticas para ver gente a través de las paredes

Ondas sonido

Aquello sí que era innovador. El indio nativo americano ponía la oreja sobre la nueva estructura ferroviaria que “el hombre blanco” había construido y, gracias a ella, era capaz de “escuchar” más lejos que colocando la oreja sobre el terreno. Pero, ¿qué tiene que ver esto con mirar a través de las paredes usando WiFi?

Un laboratorio del MIT (Massachusetts Institute of Technology) ha conseguido, gracias a la inteligencia artificial, percibir personas a través de las paredes. Dónde está su cabeza, torso, miembros, etc. Para conseguir este efecto de rayos X usan una red WiFi doméstica, nada que no haya ya en todos los hogares.

Eh, tú, ¡estás perturbando el espectro electromagnético!

Seguramente tengas cerca un dispositivo. Un teléfono móvil, un ordenador o una pulsera de actividad. ¿Sabías que ellos están perturbando el espacio radioeléctrico del entorno con una firma particularmente única? Cada aparato tiene su propia firma, tú incluido.

El cuerpo humano es una máquina orgánica cuyos motores (músculos) se activan con señales eléctricas muy débiles. Muy, muy débiles, del orden de 0,1 V en distancias nanométricas. Es por eso que, medidas a nivel de piel, se pueden encontrar ligerisimas cargas en movimiento.

senal-radioelectrica-cuerpo-humano

Explicamos primero esto para apartarlo y dejarlo a un lado. Aunque dentro de unas décadas la tecnología podría medir a cierta distancia el amperaje de nuestros brazos, no es lo que el MIT usa para su experimento. Hay otra forma mucho más burda de interrumpir el espacio electromagnético, y la usas a diario.

Puedes comprobarlo poniendo la mano sobre la pantalla de tu compañero de trabajo (que no se te olvide sonreírle); o tapando la luz natural de una ventana usando tu cuerpo. Hablamos de la sombra. Los fotones del Sol son un tipo de electromagnetismo. Uno que bloqueamos si nos colocamos enfrente.

Electromagnetismo contra el crimen

Imagina que caminas por la calle y ves cómo junto a tu sombra aparecen dos más, una por cada lado. Parecen atracadores, así que te agarras la cartera con fuerza y das un giro de 180º, confundiéndoles. Enhorabuena, es posible que hayas evitado un robo, el tuyo, usando el sentido de la retropercepción.

sombra-ver-detras

Gracias a ver las sombras has calculado las distancias, velocidades e intenciones de los atracadores. Y para ello no has necesitado tecnología de ningún tipo porque tus ojos ya están preparados para ver zonas de sombra en el espectro electromagnético visible. El experimento del MIT es un poco más complejo, y usa ondas que las personas no podemos ver (pero que están a nuestro alrededor).

Ver personas a través de las paredes usando la red WiFi

Imagina, en la red WiFi de tu vivienda, una bombilla donde está el router y una placa sensible a la luz por cada dispositivo que tengas. Si pasas entre la bombilla y un dispositivo, crearás cierta oscuridad momentánea al interrumpir el flujo de luz.

En una smart home adaptada a personas ancianas para monitorizar enfermedades, el personal del MIT ha descubierto algo similar que nos ayuda a ver a través de objetos sólidos. Pero en este caso lo que se oscurece son las ondas de radio.

umbra-penumbra-antumbra

Del router de tu vivienda surgen ondas de radio invisibles que van a parar a multitud de dispositivos. Cuando entre ellos pasa otro objeto, perturba parte del espacio radioeléctrico. Como la sombra de los atracadores en la calle. Las ondas, en lugar de viajar rectas, se interrumpen o deforman alrededor del objeto del mismo modo que hace la luz visible con sus zonas de umbra, penumbra y antumbra (arriba).

Cuando esto ocurre, los sensores WiFi del MIT deducen que “algo” ha pasado por delante. Si tenemos sensores muy sensibles localizados en suelo y paredes, entonces podemos hacer maravillas como esta que vemos abajo:

El trabajo de la inteligencia artificial, en este caso, es el de detectar humanoides en las señales “en sombra” del espectro. Combinando la proyección vertical con la horizontal es capaz de dar forma a un objeto 3D. Las personas también tenemos esa capacidad, pero solo para objetos muy sencillos.

Combinar dos ondas electromagnéticas para ‘ver’ en 3D

Seguro que te suena la perspectiva diédrica mostrada abajo. Se trata de un cubo apoyado sobre su vértice (A) y sus proyecciones diédricas vertical y horizontal. Si partimos de ellas, a la derecha, nuestra mente puede formar el objeto 3D. Algo similar ocurre con esta inteligencia artificial, con la salvedad de que ella “lee” la sombra del espectro en el suelo y la sombra del espectro en la pared.

hexaedro-apoyado-arista

De combinarlas obtiene la posición del cuerpo humano. Dónde está la cabeza, dónde los brazos, etc. Luego usa un algoritmo relativamente simple para transformar toda esa información en un cuerpo humano con huesos en lugar de nubes dispersas. Así nos facilita el trabajo a las personas.

Una verdadera innovación en electromagnetismo

No hay nada nuevo en el experimento del MIT, salvo el uso combinado de los diferentes componentes. Las ondas electromagnéticas no son nuevas. El conocimiento sobre sus “sombras”, tampoco. El router, desde luego, no lo es. Pero sí es nuevo lo de unir todas estas piezas en una nueva ideación.

A esto lo llamamos innovar, y nos puede llevar muy lejos. Hemos hablado aquí de innovaciones similares, como controlar objetos del IoT sin energía o usar móviles para reconstruir fracturas óseas. Del mismo modo en que los nativos americanos usaban la estructura de red ferroviaria para escuchar los movimientos de los rebaños de animales, hay una infinidad de usos para la nueva tecnología del MIT.

tren-escuchar-senal-distancia

Ya se ha publicado un artículo científico titulado ‘Estimación de la pose humana a través de las paredes usando radioseñales’. Ha tenido muy buena acogida en la comunidad científica, y no es para menos. Con esta tecnología se puede detectar la caída de una persona de edad avanzada o seguir a un sospechoso.

En el futuro, este tipo de tecnología podría dejar de lado el botón de teleasistencia, que se dispararía de manera automática. También podría evitar que la policía perdiese a alguien de vista en un espacio concurrido. Bastaría unas gafas especiales para seguir al objetivo deseado a través de una sala atestada y con mala visibilidad. A China algo así le encantará.

En Nobbot | La IA que tarda solo 2 horas en diseñar la tabla periódica y va a cambiarlo todo

Imágenes | iStock/Powerstrom, iStock/lekkyjustdoit, Tyson Dudley, Qarnos, Expresión gráfica, iStock/luna4