Los operadores no esperan retrasos en 5G por el cambio de gobierno

Los operadores no esperan retrasos en 5G por el cambio de gobierno

“No se prevén retrasos en 5G por el cambio de gobierno porque la subasta está lanzada”, según los operadores que participaron en la mesa “Hacia una España inteligente 5G y la economía del dato”, organizada por El Economista. La única duda, surgió sobre la puesta en marcha de los pilotos sobre esta tecnología, para los que aún no hay orden ministerial, “pero llegará”, afirmaron.  En todo caso no hay una prisa acuciante ya que las promesas de esta tecnología -baja latencia, grandes velocidades, un nuevo ecosistema de objetos conectados, etc.- requieren, para convertirse en realidad, de inversiones millonarias por parte de los operadores -se calcula que más de 5.000 millones, solo en infraestructura, despliegue y espectro- que tendrán que desplegar una red muy capilar y virtualizada. Además, aún falta por definir estándares tecnológicos y explorar vías para el retorno de está inversión así que, tanto Orange, como Vodafone, Más Móvil y Nokia, no se muestran preocupados por los plazos.

deberes para el nuevo gobierno

En cuanto a los “deberes” para el nuevo gobierno de Pedro Sánchez, los participantes en esta mesa enumeraron los siguientes: asegurar un buen balance entre inversión y competencia, mayor protagonismo de un sector esencial para el progreso del país, una regulación más ágil en infraestructuras, e impulsar el nuevo ecosistema que hará falta para sacar el máximo beneficio a esta tecnología.

Manuel Sánchez Malagón, director de planificación de red de Orange España, fue más allá e insistió en la necesidad de que haya más subvenciones para el despliegue del 5G, así como en la importancia de agilizar el segundo dividendo digital para subastar cuanto antes la banda de 700 MHz.  Además, el representante de Orange pide que se habilite también el espectro del Ministerio de Defensa.

5G, una evolución del 4G

Manuel Sánchez Malagón, insistió en que las redes 5G serán una evolución de las 4G actuales que ya ofrecen beneficios a los operadores con lo que, la nueva tecnología, deberá implantarse poco a poco, midiendo bien cada paso para asegurar un modelo de negocio viable para los operadores y la industria que se creará alrededor de 5G.

Eso sí, que vaya a ser un proceso necesariamente lento no significa, en ningún caso que haya dudas sobre los beneficios que reportará el 5G, tanto a operadores, como a la industria y los usuarios, tal como recalcó Didier Clavero, director de ingeniería de red de Vodafone en España. Precisamente, Fernando Corredor, responsable de márketing y asuntos corporativos de Nokia, resaltó el gran impacto que pueden tener estas nuevas redes en la industria, ya que hay que crear un ecosistema tecnológico y nuevos modelos de negocio que impulsarán la economía española.

compartir redes e inversión

Es fundamental para empezar a desarrollar este nuevo ecosistema disponer de las frecuencias necesarias para el despliegue de 5G y, en ese sentido, ¿qué opinan los operadores de la subasta de frecuencias planteada desde el anterior gobierno? Todos los participantes en la mesa coincidieron con la visión de Pablo Freire, director de estrategia del grupo Más Móvil, cuandó se mostró conforme con los plazos de de pago de esas frecuencias (20 años) pero mostró dudas sobre el volumen máximo de espectro a adquirir por cada operador, fijado en el proceso de subasta, así como del precio a pagar.

En este contexto, todos los operadores presentes en la mesa mostraron su disposición para compartir las redes y, por tanto, optimizar su inversión. El despliegue de 5G comenzará con macro-cells, dejando el uso de small-cells a fases posteriores, por los altos costes que suponen. Por tanto, será fundamental la colaboración con ayuntamientos y Administraciones Públicas, así como una homogeneidad en la normativa municipal para el uso de mobiliario urbano y el acceso a la infraestructura existente y una simplificación en los procesos de puesta en servicio, en palabras de Manuel Sánchez Malagón.