Alexandria Ocasio-Cortez deja de usar las redes sociales

Alexandria Ocasio-Cortez, la demócrata más viral de Washington, abandona las redes sociales

Fuente: Instagram Alexandria Ocasio-Cortez

Alexandria Ocasio-Cortez se ha convertido en uno de los rostros más conocidos del partido demócrata de EE.UU y en una auténtica estrella mediática que ha logrado poner Washington patas arriba. Las redes sociales se han alzado como su herramienta más útil en lo que a su camino a la popularidad se refiere y esta socialdemócrata convencida cuenta con una horda de seguidores en Facebook, espacio digital en el que comenzó su campaña. En Twitter ha sido mucho más activa que cualquier otra figura política estadounidense hasta el momento, a excepción de Trump y en Instagram hay 3,2 millones de personas que siguen atentamente sus pasos. A pesar de que estas redes han supuesto un enorme impulso para su carrera y han fomentado su unión con el electorado, Alexandria ha dado un giro de 360 grados y ha decidido cargar contra ellas por ser «un riesgo de salud pública».

Un arma de doble filo

Alexandria ha arremetido duramente contra las redes sociales en una entrevista concedida al programa de radio de Yahoo Skullduggery. Esta congresista demócrata ha calificado estas redes como un problema de salud pública que afecta a todo el mundo y ha enumerado algunos de los problemas que causan en los usuarios, entre los que se encuentran el aumento del aislamiento, la ansiedad, la depresión o la adicción.

Fuente: Instagram Alexandria Ocasio-Cortez
«Personalmente, he abandonado Facebook, que fue como un gran tema porque comencé mi campaña en esta red y fue mi herramienta de organización durante mucho tiempo» aseguraba Ocasio-Cortez. En cuanto a Twitter e Instagram, aunque sus perfiles continúan abiertos, su actividad se ha reducido considerablemente. «He estado imponiéndome pequeñas reglas a mí misma. De vez en cuando, me verás pasándome por Twitter durante los fines de semana, pero la mayor parte del tiempo, estaré fuera» declaraba para Skullduggery.

Alexandria Ocasio-Cortez, Una congresista viral

Alexandria Ocasio-Cortez no solo se ha convertido en un personaje popular dentro la política estadounidense gracias a su actividad en redes sociales. Sus propuestas han revolucionado completamente la Cámara de Representantes y sus discursos se han convertido en virales en cuestión de minutos. Uno de los más conocidos es su alegato contra el cambio climático. «No es un problema de élites, sino de calidad de vida» comenzaba un speech que defiende el Green New Deal, la gran apuesta del Partido Demócrata en términos de medio ambiente.

«¡La gente está muriendo! ¡Ellos están muriendo! ¿Y nuestra respuesta desde el otro lado del pasillo es introducir una enmienda cinco minutos antes y dejarlo al margen?» se preguntaba Ocasio-Cortez en un discurso que viajó a la velocidad de la luz a través de la red.

Las propuestas de Ocasio-Cortez no están exentas de polémica. Además de su lucha por el medio ambiente, esta socialdemócrata de apenas 29 años reclama un impuesto de hasta el 70% para los ingresos superiores a los 10 millones de dólares. En lo que a inmigración se refiere, y teniendo en cuenta la situación que ha traído a escena el gobierno de Trump, Ocasio-Cortez pide el desmantelamiento de la policía fronteriza.

Una infancia alejada de las pantallas

Alexandra Ocasio-Cortez no es la única que no termina de fiarse de las redes sociales. Los grandes directivos de Silicon Valley también muestran cierto recelo ante unas redes de comunicación que, en algunos casos, ellos mismos modelan e impulsan. Los hijos y sobrinos de muchos altos cargos de este micromundo que es Silicon Valley apuestan por colegios donde la tecnología no tiene espacio de desarrollo. Pero, ¿por qué tanto rechazo hacia las redes sociales desde su propia casa?

Dejar volar la creatividad y la imaginación o evitar un uso desmesurado y abusivo de la tecnología y los dispositivos son los principales motivos que llevan a quienes más conocen este mundo a alejarlo de sus hijos. Puede parecer una paradoja pero, el propio Steve Jobs no dejaba a sus pequeños que utilizasen, por ejemplo, el iPad, uno de los dispositivos más revolucionarios de la marca Apple. Tal y como Walter Isaacson, autor de la biografía de Jobs, relataba en el libro, la relación y la interacción familiar del creador de Apple se centraba en la lectura, la historia y otro tipo de actividades alejadas de las pantallas.

Imagen de Pixabay

Una de las escuelas más populares de la zona de Silicon Valley es la Waldorf School of the Peninsula. Muchos de los altos cargos y trabajadores de la zona envían a sus pequeños a formarse entre los muros de esta institución que sigue la pedagogía Waldorf, un método de enseñanza alejado de la tecnología. Los alumnos no disponen de móviles, tablets o libros digitales y se limitan a utilizar los antiguos y tradicionales métodos que todos conocemos: pizarra, tiza, lápiz y papel. El método Waldorf, nacido en Alemania, asegura que la tecnología adormece la creatividad de los menores a edades tempranas por lo que se centra en el desarrollo de la expresión artística y las capacidades sociales de forma natural.

Un uso love de la tecnología

La necesidad de concienciar sobre el uso de las nuevas tecnologías ha llevado a Orange a crear iniciativas que nos ayuden a regular y controlar el tiempo que pasamos frente a las pantallas. Bajo el lema Por un uso love de la tecnología, trata de prevenir la adicción al móvil y de fomentar un uso responsable que no comprometa nuestra vida social y familiar.

Todos somos conscientes del poder de las redes sociales, que hoy pueden considerarse el más potente de los medios de comunicación tanto por la cantidad de personas a las que llegan sus mensajes como por la rapidez con la que estos se difunden. Así, en esta campaña se usan estos medios sociales para advertir de los riesgos que pueden conllevar un mal uso de los mismos, tanto si se es víctima como causante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *