Un fallo en FaceTime compromete la seguridad de Apple - Nobbot

Un fallo en FaceTime compromete la seguridad de Apple

Apple vuelve a acaparar la luz de los focos y, en este caso, no podemos decir que sea por algo bueno. El gigante tecnológico ha visto desmoronarse parte de su credibilidad debido a un fallo en su conocidísima aplicación de videomensajería FaceTime. Un agujero de seguridad permitía captar el audio de los dispositivos que recibían llamadas a través de este servicio, quedando así la privacidad de los usuarios muy comprometida. Por el momento, y para evitar más ataques contra la privacidad, Apple ha desactivado el sistema de videomensajería solo para grupos y está trabajando en una actualización de software para solventar el problema.

Ver, oír y espiar

Cuando hablamos de un fallo de seguridad en FaceTime no nos estamos refiriendo a un hacker profesional cuya intención es descubrir secretos de Estado. La situación se está desarrollando a menor escala pero compromete, de igual forma, nuestra privacidad. Os vamos a contar en qué consiste el asunto pero, por favor, no hagáis esto ni siquiera bajo la supervisión de un adulto.


Tal y como recoge el portal 9to5Mac, cualquier persona que realice una videollamada a través de Facetime tiene la opción de agregar un participante, en este caso a sí mismo. De esta forma, el dispositivo de Apple detecta que se está realizando una llamada grupal y activa el micrófono automáticamente. La cuestión radica en que no hace falta que esta sea respondida por el receptor para que el emisor pueda escuchar todo aquello que desee.

El fallo, que afecta a las versiones más recientes de iOs, no ha tardado demasiado en viralizarse. Por su parte, el gigante de la manzana ha reconocido el error y ha afirmado que a lo largo de esta semana introducirá los cambios de software necesarios para preservar la seguridad y la privacidad de los usuarios. Por si acaso, lo mejor será prescindir de FaceTime durante unos días e incluso desactivarlo desde la configuración de nuestros dispositivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *