La primera generación de CD comienza a descomponerse - Nobbot

La primera generación de CD comienza a descomponerse

Los medios digitales pueden ser un arma de doble filo cuando necesitamos que almacenen todo aquello que nos importa. Los datos digitales en sí pueden duplicarse un número ilimitado de veces sin pérdida generacional, lo que significa que teóricamente podrían durar para siempre. Sin embargo, el almacenamiento digital en medios físicos está sujeto a fallos, que pueden provocar que nuestros datos se vuelvan inaccesibles. Para evitar esto, debemos estar atentos para transferir los datos antes de que nuestro soporte digital empiece a morir.

Tal como publicamos recientemente en nobbot, la desaparición definitiva del soporte está prevista para 2022 tras sus 40 años de vida. Y es ahora, 40 años después del lanzamiento de la primera generación de CD cuando asistimos a los inicios de su descomposición. Tal como explica un informe de Tedium (republicado por Motherboard), uno de los errores más alarmantes que está sufriendo este formato de almacenamiento de audio y datos ha sido causado por la utilización de tintes defectuosos.

Así, su deterioro empieza cuando la capa reflectante de un CD o DVD sufre oxidación. Antes este fallo solo se había observado en discos que usaban tintes o adhesivos defectuosos, pero ahora el fenómeno también se nota en los primeros CD que salieron al mercado.

guarda tus cd en la nevera

La forma de almacenar los datos y la descripción de cómo se fabrica un disco se logran bajo ciertos estándares. Sin embargo, los detalles de cómo se fabrica cada disco no están estandarizados. Esto puede generar una gran variación en relación a la esperanza de vida de cada CD. Algunos podrían durar más de 776 años y otros llegar a no más de 25. Precisamente estos últimos, los de 25 años, son los que están empezando a deteriorarse o descomponerse ahora.

Qué no cunda el pánico, si aún tienes información valiosa dentro de algún disco compacto de hace varias décadas, se recomienda guardarlo en la nevera para mantenerlo a salvo. Este es el resultado al que llegó un estudio realizado por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos en 2009. Mantener tus CD en 5 grados Celsius y un 30% de humedad es la mejor manera de preservar tu información por al menos 500 años. No obstante, podemos abrazar las nuevas tecnologías y transferir la información a la nube y así no llenar el frigorífico con los discos compactos de nuestras vidas.

Los CD cambiaron la manera en que almacenábamos datos

Los primeros CD llegaron para cambiar la manera en que almacenábamos nuestra información. Pero, según CDM, la primera generación de discos compactos se está empezando a descomponer y, todo parece indicar, a que esta situación sumada al cierre de la última fábrica de CD supondrán el último adiós a este nostálgico formato.

Con el avance de la tecnología, muchos dispositivos que en el pasado resultaron ser de bastante ayuda ahora están empezando a quedar obsoletos. Y el CD no es, ni de lejos, el único caso. Por ejemplo, el formato de audio mp3 fue oficialmente declarado obsoleto el pasado año. Aunque la moda por todo lo vintage también está resucitando otros antiguos soportes como el vinilo.