No olvides mirar al cielo: primera superluna de sangre azul en 150 años

No olvides mirar al cielo: primera superluna de sangre azul en 150 años

Una superluna es una luna que está llena cuando también está en o cerca de su punto más cercano en su órbita alrededor de la Tierra, según explica la NASA en su página web. Y el 31 de enero, tendrá lugar una superluna con un eclipse lunar total.

La órbita de la luna alrededor de nuestro planeta está inclinada, por lo que normalmente cae por encima o por debajo de la sombra de la Tierra. Aproximadamente dos veces al año, una luna llena se alinea perfectamente con la Tierra y el Sol de modo que la sombra de la Tierra bloquea totalmente la luz del Sol, que normalmente se reflejaría en la luna.

testigos de un espectáculo único

Así, la luna perderá su brillo y adquirirá un brillo misterioso, más débil de lo normal, de la escasa luz solar que atraviesa la atmósfera de la Tierra. En ocasiones, emitidas en un tono rojizo debido a la forma en que la atmósfera dobla la luz, las lunas totalmente eclipsadas a veces se llaman ‘Lunas de sangre’.

“El eclipse lunar del 31 de Enero será visible durante la puesta de la luna. La gente en el este de los Estados Unidos, donde el eclipse será parcial, tendrá que levantarse por la mañana para verlo”, señalan desde la NASA.

Además, se trata de un evento astronómico único en 150 años, pues tres fenómenos ocurrirán simultáneamente la noche del 31 de enero. Algunos lo llaman superluna de sangre azul y se trata de una cita extraordinaria que no se puede perder ningún apasionado de los astros.

Tal como ha publicado National Geographic, la última vez que se pudo observar este fenómeno alzando la vista al cielo fue hace más de 150 años, en 1866. Pero, ¿en qué consiste una superluna de sangre azul?

superluna de sangre azul después de 150 años

En primer lugar, la luna de sangre se debe a que la tierra se sitúe entre la luna y el sol y toma su nombre debido al color que adquiere la luna cuando sucede un eclipse. La atmósfera terrestre filtra la luz azul y verde de los rayos solares, dejando sólo pasar la roja sobre la superficie lunar.

Por otro lado, la luna azul es la segunda luna llena en el mismo mes según el calendario gregoriano, algo que sólo ocurre cada dos años y medio, cuando la distancia entre nuestro planeta y su satélite sea de 358.000 km y la apreciaremos un 3% más grande de lo habitual.

Por todo ello, la luna azul unida al eclipse total, nos ofrecerá un verdadero espectáculo: la super luna azul de sangre’.

No obstante, desgraciadamente no seremos testigos de este fenómeno en su totalidad en nuestro país. Los más afortunados serán los observadores de América del Norte y Asia.  En Europa Occidental y la mayor parte de África y América del Sur el espectáculo será parcial.